Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los emprendimientos están en todo el país

Tres casos de fideicomisos en marcha

Sábado 13 de agosto de 2011
0

El fideicomiso del Proyecto Alfa concluirá este mes la conformación del grupo de inversores para su primer módulo productivo y durante septiembre iniciará las obras de infraestructura en el campo ubicado en la localidad de Herrera, en Colonia Dorá, Añatuya, Santiago del Estero.

Según sus directores Alejandro Topola y José Souto, el emprendimiento se propone desarrollar un banco de vientres vacunos (con las razas Brangus, Braford y Bonsmara); pasturas, especialmente alfalfa; preservar el monte autóctono y enriquecerlo con plantaciones de algarrobo y desarrollar socialmente la región, generando nuevas fuentes de trabajo genuino.

"Con una inversión a 10 años, ofrecemos al inversor dos opciones: la primera, invirtiendo su dinero al 8 por ciento a tasa fija, con posibilidad de retiro de su capital al tercer año, con garantía tierra, y segundo, si el inversor va a riesgo, puede alcanzar hasta un 18%, con garantía vientres más tierras. Los inversores podrán participar con un monto mínimo de 20.000 dólares", dijo Souto.

Por su parte, Topola explicó que la capacidad forrajera es de 0,7 unidad ganadera por hectárea, por eso se definieron módulos de 2000 hectáreas en donde se podrían alimentar 1400 animales.

En tanto, en Carcarañá, provincia de Santa Fe, se desarrolla el denominado "Fideicomiso de Inversión Ganadera" en campos de la firma Conecar. Según Diego Luscher, directivo de la empresa, el monto mínimo de inversión es de 10.000 dólares "para permitir el acceso a mucha gente".

La vigencia del fideicomiso es anual. Explicó Luscher que al año el fiduciario decide si continua o no en el mismo. "No hay rentabilidad asegurada pero el inversor capta toda la renta descontados los costos de compra de hacienda, hotelería, alimentación y sanidad", señaló.

Según el directivo, la idea es comprar terneros o terneras de 180/200 kilos y llevarlos a 300/320 kilos para venderlos como ternero especial de feedlot. "La venta se decide en el momento y se puede optar entre directa a frigorífico, mercado de Liniers o venta en los remates de la cámara de engordadores", apuntó.

Por último, Luscher reparó que hoy se esta trabajando con un 65% de ocupación debido a la poca oferta de invernada.

En tanto, Luciano Colombo, de la Consignataria Colombo y Colombo, desarrolló junto Miguel Ortiz Quirno y Mariano Camdessus un fideicomiso de compra y desarrollo de campos ganaderos en Formosa. Las inversiones van de los US$ 500.000 al 1.000.000. Igualmente están abiertos a recibir aportes no menores a los 100.000 dólares. En este caso se compra el campo, se trabaja y se le realizan mejoras para luego y mediante un acuerdo entre los integrantes del fideicomiso vender la explotación.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas