Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Alfonsín perdieron en su propio territorio

El FPV triunfó en Chascomús y en Lezama

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 17 de agosto de 2011
0

LA PLATA.– Corría diciembre de 2009 y los habitantes de Lezama estaban eufóricos. Co­mer­ciantes, legisladores y repre­sen­tantes de las fuerzas vivas po­bla­ban las lar­gas mesas tendidas en el gran cuar­tel de bomberos, esperando el asado nocturno. Fes­te­jaban: tras décadas de intentarlo, el pue­­blo había logrado la autono­mía como municipio.

Julio Alfon­sín tomó el micrófono y no lo soltó en los siguientes 40 minu­tos. Era su momento y todos lo sabían. Sobre la tarima, repasó la historia de la lucha de los vecinos; abajo, de oído a oído, circulaba una cer­teza: él, que tanto había lu­cha­do por la creación del nuevo distrito, sería su primer inten­dente.

Las recientes elecciones primarias no han sido benignas con ese sueño ni, en general, con las perspectivas de la UCR en Buenos Aires. Alfonsín sólo obtuvo el domingo algo más del 24% de los votos para su candidatura a la intendencia, contra aproximadamente el 43% del Frente para la Victoria. Su pri­mo Ricardo, precandidato a presi­dente por Unión para el Desarrollo Social (Udeso), perdió contra Cristina Kirchner por casi ocho puntos en Chasco­mús, la tie­rra de su padre, el ex presidente Raúl Alfonsín.

Lezama y Chascomús, dos distri­tos que antes eran uno solo, son los ejemplos más dolorosos del pobre desempeño del radicalismo en las primarias del domingo. La sociedad entre Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez, bautizada Udeso, perdió en 132 de los 134 distritos bo­nae­renses. Udeso sólo ganó en Puan y en Salliqueló.

En la patria chica alfonsinista, Udeso pudo derrotar al Frente para la Victoria en la disputa por la candidatura a intendente, pero perdió por poco en la contienda por el gobierno provincial (la diferencia fue de cerca de un punto porcentual) y más aguda­mente en el enfrentamiento entre postulantes a la Presidencia: la Presidenta le sacó casi ocho puntos a Ricardo Alfonsín.

Su primo Julio, en tanto, perdió en Lezama, pero mantiene el opti­mismo para las elecciones de octu­bre, cuando se disputará por pri­me­ra vez la jefatura comunal.

El ex diputado dijo a LA NACION que confía en ganar el honor de gober­nar el flamante partido. In­ter­pretó que si bien allí el Frente para la Victoria ganó por un amplio mar­gen, eso se debió a que se presen­taron dos listas, y señaló que la can­tidad de apoyos al pre­can­di­da­to ganador, Marcelo Ra­ciat­ti, fue muy similar a la lograda por él mismo. Esta paridad, afir­mó, le permitirá pelear la intendencia.

Las elecciones generales de octubre le permitirán la posibilidad a los Alfonsín de reivindicarse en Chascomús y en Lezama.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas