Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Básquetbol / Entrevista

Manu Ginóbili habla de todo: "no dependemos de una estrella"

Deportiva

Hace mucho tiempo que no viste la camiseta argentina con tanta alegría, satisfacción y tranquilidad. Reinsertarse en el siempre añorado grupo de amigos después de tres años, tener la autorización absoluta de los Spurs para jugar, sentirse impecable físicamente y andar de gira por el país, disfrutando del cariño de la gente, sin alejarse demasiado de los mellizos Dante y Nicola, completan un combo ideal para que Manu Ginóbili sienta el enorme placer de estar nuevamente en el seleccionado nacional.

Toda esa buena energía la transmitió en cada amistoso, ya sea con acciones espectaculares, pases de lujo, volcadas fantásticas o entrega absoluta para defender y recuperar balones, además de darse tiempo siempre para firmar autógrafos y sacarse fotos con el público. "Es que realmente la estoy pasando muy bien. Extrañé mucho compartir entrenamientos, partidos, sobremesas y viajes con este grupo. Más allá de cualquier calentura en un partido, el grupo está firme, como siempre. Y yo me siento tranquilo, disfrutando de cada momento y físicamente cada vez mejor.

-En los dos partidos contra Venezuela, en Córdoba y en Rosario, con el Súper 4 definido, penetraste entre varios rivales e intentaste una volcada espectacular. ¿Para qué, con qué necesidad, no era arriesgar demasiado?

-Para ver cómo responden las piernas. Hay que probarse, medirse. No importa si ganás por 5 o por 40. El objetivo de estos amistosos es agarrar forma. Además, me sentí bien para intentarlas.

-Esta es tu primera gira de la selección como papá. ¿Se hace más dura que las anteriores?

-Y, extraño, pero por suerte las concentraciones no son largas. Estamos unos días entrenando y después tenemos dos de descanso, como ya ocurrió y volverá a suceder este fin de semana, así que no es tan duro. Además, mi señora y los mellizos estuvieron en Rosario y van a ir a Mar del Plata. Lo que ahora me mata es que cuando hablo por teléfono ya me dicen ?pa-pá'. Lo aprendieron ahora.

-¿Estás conforme con el nivel de los rivales de esta gira?

-No la veo mal, fuimos de menor a mayor; empezamos con los más débiles, Paraguay y Cuba, para ir subiendo con Venezuela y Uruguay. Lamentablemente no podemos jugar con Brasil, pero está bueno para ir probando cosas.

-¿Te cuesta habituarte a las dimensiones de la cancha y las reglas FIBA después de tres años sin jugar en este nivel?

-De las diferencias en las dimensiones de la cancha o la línea de tres puntos ni me doy cuenta, son mínimas; pero sí me cuesta entender cómo se pitan las faltas y los chequeos. Es diferente que en la NBA. Por ejemplo, contra Cuba, en Córdoba, los árbitros dejaron jugar y fue duro, no así en el juego siguiente con Venezuela. La verdad es que uno no sabe bien cómo será el estilo del arbitraje en el torneo, menos habiendo jueces de diferentes países. No es lo mismo un norteamericano que un uruguayo.

-¿Qué reflexión hacés sobre los dos partidos con Venezuela?

-En el de Córdoba jugamos impecable y nos salió todo; pero en el Preolímpico no será igual, no vamos a sacar una ventaja de 35 a 8 de entrada. Hay que tomarlo sin arrogancia, sabiendo que la estrella de ellos (Greavis Vázquez) jugó pocos minutos y que nosotros metimos muchísimos triples. Igual, lo importante es que fuimos muy agresivos y defendimos muy bien. En el de Rosario, no defendimos con acierto en el primer tiempo, extrañamos a Carlitos (Delfino, ausente por una laringitis) y fue más duro y friccionado. Además, veníamos de entrenarnos en doble turno. Igual nos sirvió, especialmente porque ellos plantearon una estrategia nueva que nos exigió bastante. En el segundo tiempo movimos mejor el balón. Fue un resultado más normal y seguimos progresando.

-El público impresionante, ¿no?

-En todos lados nos trataron excelente. Y en Rosario, con el estadio lleno desde temprano, hubo un clima muy festivo, espectacular. Igual, no jugamos para el público, jugamos para tratar de mejorar nuestro juego cada día. Además, el aliento que más vamos a necesitar es el del 10 de septiembre, en Mar del Plata, en las semifinales.

-¿Seguís las noticias y los resultados de los otros candidatos del Preolímpico?

-No, por ejemplo, no sé nada de cómo está Puerto Rico o con qué equipo viene Dominicana. Sí conozco algo de Brasil porque hablo cada tanto con Tiago Spliter (compañero en los Spurs). Igual, hay tiempo para conocer a los rivales en las primeras fechas del Preolímpico. Ahí empezaremos a estudiarlos.

-¿Creés que Luis Scola puede llegar al ciento por ciento?

-No sé, será difícil, pero es admirable la forma en que trabaja fuera de hora para recuperarse. Igual, Scola en una pata es más que cualquier pivote de otro equipo. Además, en esta selección podemos repartir mucho el goleo. Sobran buenos anotadores. No dependemos de una estrella.

-¿Ni de Messi? (Delfino lo comparó con el crack de Barcelona).

-Ja, vi ese título, esa frase que dijo Carlitos. No quiero ni me gustan las comparaciones. Sé que soy un referente del equipo como Messi, pero nada más.

-¿No es un riesgo que este plantel "entrado en años", como dijo Lamas, ponga tanto énfasis en la defensa? ¿No puede quitarle resto físico tanta entrega y sacrificio?

-Defender muy duro es lo mejor que podemos hacer. No vamos a salir a presionar toda la cancha, porque ahí sí nos comería las piernas. No es nuestra costumbre, pero sí tratar de cometer la menor cantidad de errores. En los Spurs nunca presionamos y siempre estuvimos entre los equipos con mejor defensa de la NBA. Una de las cosas que nos falta es terminar de acomodarnos para tomar más rebotes defensivos.

-¿Seguís de cerca el problema del lockout en la NBA?

-No, no soy de entrar en sitios especializados e informarme en detalle, pero cuando hay novedades, nos envían un resumen por e-mail de lo que se resolvió en las reuniones.

-¿Qué pensás que puede pasar?

-Estoy mentalmente preparado para esperar un tiempo hasta que se resuelva. Y no tengo expectativas de que empiece a tiempo, pero soy optimista en que se va arreglar y podrá jugarse una parte de la temporada.

-Si no ocurre eso, ¿te quedarías un año sin jugar?

-Trataré de no quedarme sin jugar tanto tiempo. El 7 de enero es el límite para saber si se juega parte de la temporada. Si se cancela todo, buscaré algún equipo, pero confío en que habrá NBA.

A sus 34 años, la selección está disfrutando de una de las mejores versiones de Ginóbili. Como les pasó a los Spurs hace unos meses.

Carrera solidaria en Bahia
La Fundación Manu Ginóbili organizará, el 18 del mes próximo, la 2a edición de la carrera solidaria, cuya recaudación será destinada a casas que atienden a niños carecientes. Se sortearán 2 pasajes con estada para ver a los Spurs. Inscripción: http://fundacion.manuginobili.com/carrera/inscripcion.php

En la NBA Hay confianza Pese al lockout patronal y el estancamiento de las negociaciones con el gremio de los jugadores, la NBA anunció ayer el programa de partidos de la próxima temporada, que comenzará el 1° de noviembre próximo. Del 9 al 28 de octubre se jugará la pretemporada..

TEMAS DE HOYConflicto en Medio OrienteLa pelea con los holdoutsEl derribo del avión de Malaysia Airlines