Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Giorgio Armani: un hombre disciplinado

El diseñador italiano presentó un perfume masculino, son su mirada sobre el deporte

Domingo 21 de agosto de 2011
0

Su nombre se asocia con la elegancia, el buen corte y la discreción. Vestir Giorgio Armani es la aspiración de muchos en cualquier rincón de mundo. Porque el diseñador italiano sabe siempre cómo adaptar lo suyo a los nuevos tiempos, sin trastabillar. Especialmente en un rubro tan difícil como el masculino, que fue con el que comenzó su negocio allá por 1974 junto con su socio Sergio Galeotti. Y fue al año siguiente cuando se extendió a la donna.

En el mercado de fragancias, también es un gran jugador. Con productos muy bien posicionados en el ranking mundial, hoy suma un nuevo integrante a su familia Armani Code. Se trata de Armani Code Sport, una fragancia masculina muy fresca y seductora, que llega en un frasco de última generación. En el spot publicitario su protagonista, el modelo Chris Folz, se sumerge en una piscina, con Los Angeles de fondo y tomas muy sensuales junto a Megan Fox, estrella de las campañas femeninas de la marca.

–¿Cómo definiría el deporte según el estilo Armani?

–Se trata de una visión de energía y poder, expresada mediante un cuerpo que irradia fuerza y vigor a través de la tensión de cada músculo, y crea un atractivo fuerte y seductor.

–¿Qué significa el deporte para usted?

–El deporte constituye el equilibrio entre el pensamiento y la acción, dado que la mente domina el cuerpo y la voluntad lo controla en la búsqueda de resultados extraordinarios. En un determinado momento reúne la fuerza y la inteligencia necesarias para lograr la victoria. Me imagino que una experiencia deportiva profunda puede adquirir una dimensión espiritual, debido a las emociones que surgen y se transmiten. Esto resulta tanto para los deportes individuales como para los juegos en los que todo el equipo depende del entendimiento mutuo y de la cooperación con los demás.

–¿Por qué puso tanto énfasis en lo físico, incluso en la campaña?

–Porque posee un atractivo poderoso que sugiere sentimientos misteriosos, íntimos y magnéticos los cuales proyectan una belleza que es universal y también muy moderna.

A través del impacto de un cuerpo esculpido, moldeado por el deporte, se logra una estética perfecta que se convierte en una verdadera arma de seducción.

–Se dice que el perfumista Jacques Cavallier dedicó todo un año para crear el bouquet de mentas de la fragancia. ¿Cuántas variaciones diferentes probó antes de llegar a un resultado?

–Todas las que fueron necesarias para lograr la fusión perfecta de la hierbabuena, la menta salvaje y la menta peperina: tres tipos diferentes de frescura. Una nota explosiva, sensual y chispeante, a la que se le da un impacto pleno mediante la incorporación del limón y la mandarina de Sicilia.

–Sus campañas más atractivas han incluido a deportistas: David Beckham, Cristiano Ronaldo y ahora Rafael Nadal. ¿Ellos inspiraron la creación del Armani Code Sport?

–No hay duda de que ellos representan el ideal contemporáneo de la belleza masculina y el estado físico, sobre la base de un entrenamiento continuo, rendimiento físico y desafíos competitivos. Esto es lo que quería expresar a través de Armani Code Sport, la atracción intrínseca y la belleza de un físico afinado gracias al deporte.

–¿Usted cree que el deporte lo ayuda a lograr resultados extraordinarios en su trabajo diario?

–Sin duda. Los grandes logros son el resultado del entrenamiento metódico y continuo. Estoy acostumbrado a tener un programa disciplinado, cuyos resultados se vuelven evidentes en mi trabajo de todos los días.

–Cuéntenos sobre su rutina diaria. ¿Cómo se mantiene en tan buena forma?

–Nunca falto a mi sesión diaria de entrenamiento en el gimnasio. Me encanta caminar y estar al aire libre. No tomo ni fumo y me gusta la cocina italiana simple y natural.

–La saga Armani Code es un relato moderno de seducción. ¿Cómo sería vivir sin esa cualidad?

–La vida sería pobre sin este instinto que es tan natural y a la vez, cultural. La seducción conlleva un elemento de riesgo porque uno se abre por completo, por lo que requiere de mucha inteligencia.

–Teniendo en cuenta que durante años vistió a estrellas de Hollywood, ¿qué representa Los Angeles para usted?

–Me fascina el estilo de vida estadounidense, los espacios infinitos, calles como carriles de autopista, la inmensa ciudad que parece no tener líneas divisorias. Este es el sueño estadounidense, porque aquí nació el cine junto con sus mitos. Me gusta esta ciudad porque en Los Angeles todo tiene que ver con el cine, los famosos, la alfombra roja…

–La idea de una saga sobre perfumes resulta original y cinematográfica. ¿Ha pensando alguna vez en dirigir una película? ¿Le hubiese gustado ser cineasta?

–Hubiese disfrutado de ser director, pero en todo caso, cuando preparo un desfile o ideo una campaña publicitaria, siento que en parte hago realidad esa ambición.

–Megan Fox es ahora la estrella de sus campañas, tanto de moda como de cosmética, ¿qué la convierte en una embajadora tan ideal de su marca?

–Es extraordinariamente hermosa, joven, sensual y misteriosa: es la personificación perfecta de la mujer contemporánea ideal.

LAS NOTAS

La fragancia posee notas altas de menta y hierbabuena, que proporcionan un aire vigorizante e inesperado. Entre las notas medias se utiliza por primera vez una concentración de ambrox (ámbar gris) al 5%, la expresión olfatoria de la sensualidad. Además el vetiver y el ginger exaltan el calor del ambrox.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas