Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Matar cansa

Un trío atractivo: Santiago Loza, Flores Cárdenas y Diego Gentile

Sábado 27 de agosto de 2011
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Autor: Santiago Loza / Intérprete: Diego Gentile / Diseño de vestuario: Cecilia Zuvialde / Diseño de luces: Matías Sendón / Dirección: Martín Flores Cárdenas / Sala: Espacio Callejón (Humahuaca 3759) / Funciones: Lunes, a las 21 / Duración: 55 Minutos. Nuestra opinión: Muy buena.

Un nuevo drama de Santiago Loza (su tercera producción en cartel y está a punto de estrenar otra pieza en el marco del FIBA). Sin duda un autor muy activo que está siendo convocado por diversos directores. En este caso, parece que Martín Flores Cárdenas fue quien lo provocó a producir este relato. Una pieza literaria exquisita, con unos toques de teatralidad tan exactamente construidos que resulta imposible no dejarse atrapar por ella.

En la escena un hombre narra, en un espacio sumamente despojado, la historia de un segundo hombre: un delincuente, un asesino que fue sumando víctimas con una tranquilidad inconcebible. O sí, teniendo en cuenta su forma de ser, de actuar; reconociendo el mundo de donde provino o el que fue construyendo.

Quien cuenta la historia está fascinado con ese delincuente. El tan desvalido, opaco, parece sólo apasionarse cuando describe algunos actos del otro y hasta lo hace en sus detalles más pequeños, más sórdidos.

Los planos se confunden por momentos: ¿quién es en verdad ese narrador que admira a un hombre tan desaforado ¿Es su mejor amigo?, ¿su mejor víctima? Idolatra la muerte desde un lugar tan reservado que hasta provoca una tensión inesperada. Incomoda observarlo. Quizá sea capaz de violentarse delante de nosotros y sin ninguna responsabilidad. Pero no lo hace.

Un trío muy atractivo da vida a ese texto tan provocador. Flores Cárdenas (director) parece descubrir hasta los mínimos detalles internos de la conducta de ese personaje tan pequeño, y a la vez tan demoledor. Es muy rico ese juego que crea y que se aproxima a un stand up, pero ligado con la muerte. Diego Gentile (actor) narra con mucha seguridad. En todo momento, de su relato fluyen imágenes muy potentes que engrandecerá con pequeños gestos, con unas muy marcadas inflexiones de voz que marcarán unas pequeñas pausas; por demás enriquecedoras para el desarrollo de esa intriga. Matías Sendón (iluminación) construye una pequeña dramaturgia con ese cenital que posibilitará descubrir, también de manera minuciosa, los latidos de esos mundos tan opuestos que van creciendo en la escena.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas