Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se agrandó el fondo de la Anses

Por presión en los directorios, logró elevar el reparto de ganancias de empresas; este año recibe $ 1200 millones

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 31 de agosto de 2011
0

En parte por la presión del Gobierno participando desde adentro, con directores propios, las compañías privadas distribuyen este año mayores montos en dividendos, y eso le permitirá al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del sistema jubilatorio quedarse con alrededor de $ 1200 millones por ese concepto, una cifra superior en casi un 57% a la obtenida el año pasado. Ese factor, sumado a la mejora del precio de los activos y el cobro de intereses de deuda, hizo que ese fondo, gestionado bajo la órbita de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), aumentara en alrededor de $ 40.000 millones en un año, para llegar a valer $ 191.027 millones al 30 de junio pasado.

Así lo informó ayer Santiago López Alfaro, subdirector de Operaciones del fondo, que, según afirmó, no disminuyó su valor en forma posterior a esa fecha, pese a la crisis de los mercados financieros.

El funcionario presentó los datos en una reunión de la comisión bicameral del Congreso que debe hacer un seguimiento de las inversiones. En ese ámbito recibió reclamos por parte de legisladores de la oposición, que se quejaron por la caída de la frecuencia de presentación de datos y por la poca claridad tanto de algunos criterios para invertir como de las previsiones para controlar el grado de ejecución de obras que se financian. En ese sentido se expresaron, por ejemplo, los diputados Fernanda Reyes, de la Coalición Cívica, y Gustavo Serebrinsky, de la Unión Cívica Radical.

El senador Eric Calcagno, que preside la Comisión, junto a Santiago López Alfaro, ayer, en el Congreso
El senador Eric Calcagno, que preside la Comisión, junto a Santiago López Alfaro, ayer, en el Congreso. Foto: Hernán Zenteno

La composición de la cartera muestra que un 55% de los recursos está colocado en títulos públicos. En gran medida, esto se debe a que las AFJP tenían una fuerte exposición a la deuda estatal, pero también a que la Anses siguió luego dando financiamiento al Tesoro. Sólo entre septiembre de 2010 y marzo de 2011, por ejemplo, se tomaron letras o bonos de largo plazo por más de $ 21.000 millones, según informes oficiales. Los datos permiten estimar que los fondos recibidos, por caso por dividendos, se destinan en buena medida a ese fin.

Según López Alfaro, mientras el año pasado se cobraron $ 766 millones, este año ingresarán unos $ 1200 millones por la distribución de dividendos de las empresas en las que hay acciones. Casi en la totalidad de los casos esas posiciones financieras fueron heredadas de los saldos acumulados por los afiliados a las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP). De hecho, la mayor parte del fondo de garantía proviene de la estatización de esos recursos, tras la eliminación de la opción por un sistema jubilatorio de capitalización que hasta 2008 existió para los aportantes,.

"En el 62% de los casos las empresas elevan este año el reparto de dividendos", apuntó López Alfaro, para agregar que la Anses colocó un total de 33 directores en 28 empresas, que representan el 66% del total de compañías en las que hay participación. Ese tema había provocado meses atrás un duro enfrentamiento entre el Gobierno y el Grupo Techint, que rechazó inicialmente un decreto de necesidad y urgencia dictado para reformar una ley y hacer obligatoria la aceptación, por parte de las empresas, de los directores nombrados en función de las acciones en poder del fondo jubilatorio.

Jubilados sin respuesta

Consultado por La Nacion respecto de estudios de factibilidad de venta de activos financieros para afrontar el pago, en forma generalizada, de los ajustes de haberes jubilatorios según los criterios ya dictados por la Corte Suprema, López Alfaro se limitó a responder que esos datos los maneja Diego Bossio, el director ejecutivo de la Anses, y que les fueron presentados a los jueces de la Corte Suprema. A pesar del interés público del tema y el origen de los recursos en cuestión (aportes de trabajadores), ese informe no fue dado a conocer –pese a los pedidos periodísticos– ni por la Anses ni por el tribunal.

Por otra parte, el funcionario negó que se usen recursos del fondo para financiar programas como Fútbol para Todos o incluso para el pago de la asignación por hijo. Dijo que tampoco se financió la entrega de netbooks a alumnos de escuelas públicas; en rigor, no existe un bono específico para ese fin, pero los recursos salen del Tesoro, al que la Anses le presta dinero.

Uno de los destinos dados al dinero son obras de infraestructura, principalmente vinculadas a la generación de energía. Así, hay dinero volcado a obras en Atucha II ($ 440 millones en 2011), a la construcción de centrales termoeléctricas por parte de Enarsa y al Programa Federal de Viviendas, al que entre 2008 y 2011 se destinó financiamiento por $ 1766 millones, según el informe oficial de la Anses.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas