Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crimen de Candela: Incidentes frente a la comisaría

El comisario general Hugo Matzkin quiso dialogar con los vecinos que participaban de la marcha, pero familiares y amigos de la chica asesinada lo agredieron a empujones y escupitajos

Jueves 01 de septiembre de 2011 • 22:45
Los incidentes en la marcha
Los incidentes en la marcha. Foto: LA NACION / Marcelo Gómez

Cientos de habitantes de la localidad bonaerense de Hurlingham marcharon hoy para pedir "justicia" y "seguridad" tras el homicidio de la niña Candela Rodríguez, pero el reclamo derivó en incidentes protagonizados por unas pocas personas cuando la manifestación llegó a la puerta de la comisaría local.

El subjefe de la policía bonaerense, comisario Hugo Matzkin, fue insultado y agredido cuando, a pedido de la mayoría de los asistentes, salió de la seccional para referirse al caso.

Sin poder dialogar con los manifestantes, decidió retornar a la comisaría y, en ese momento, un grupo de personas arrojó piedras contra los vidrios y también los trípodes de las cámaras de televisión.

cerrar

Vecinos de la zona comentaron a los canales que transmitían la movilización en directo que los protagonistas de los incidentes eran "infiltrados" y pertenecían a una agrupación partidaria.

Hasta ese momento, la marcha, que había partido a las 18.30 de la plaza principal de Villa Tesei, se había desarrollado con normalidad aunque sin la participación de los familiares de Candela, quienes durante la jornada debieron declarar por el caso ante la policía y los fiscales que investigan el crimen.

"Justicia por Candela", "Con los hijos no" y "Por toda la niñez vulnerada" fueron las frases escritas en pancartas y banderas, algunas de ellas argentinas, que llevaron los manifestantes.

La movilización había sido convocada anoche por los docentes que dictan clases en la Escuela de Educación Técnica número 2, a la que concurría Candela, y también tomaron parte de la caminata algunos de sus compañeros de curso.

"Queremos la verdad" y "Si éste no es el pueblo, el pueblo dónde está" fueron algunas de las consignas entonadas por los asistentes a la marcha.

La agresión. La manifestación había sido pacífica hasta que llegó a la puerta de la comisaría.

Los participantes pidieron a los gritos hablar con algunas de las autoridades, y por ese motivo salió del edificio el comisario Matzkin.

Lo hizo solo y caminó entre las personas hasta que varias de ellas comenzaron a insultarlo y arrojarle huevos.

Un hombre lo increpó en el rostro y repitió la frase "con los chicos no".

"Quiero contestarle a la gente, pero no creo que en este estado me puedan escuchar", dijo el jefe policial a la prensa en medio de empujones.

Cuando logró reingresar a la comisaría, un grupo de personas arrojó piedras y otros objetos contra el frente, lo que provocó algunas roturas de vidrios.

Por este motivo, debieron intervenir los agentes de la Guardia de Infantería, que resguardaron el lugar con sus escudos.

Pasadas las 21, algunos vecinos continuaban en el lugar.

Tensión. Antes, durante el cortejo fúnebre, se produjo un incidente menor: una mujer increpó a la madre de Candela, Carola Labrador, para exigirle: "Por qué no entregaste la plata".

Debido a la sensibilidad del tema, la nota ha sido cerrada a comentarios

Te puede interesar