Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Teatro / Estreno

Hernán Piquín ahora es Freddie

Espectáculos

El bailarín, frente a otro gran desafío

Por   | LA NACION

Caminó descalzo por el escenario de madera del Bolshoi Theatre de Moscú sintiendo en sus plantas cada detalle de la madera marcada por los años y los pies de los mejores bailarines del mundo. Tocó el telón de terciopelo rojo. Lo olió con la pasión de un amante a su amor. Hernán Piquín tenía entonces 18 años y estaba cumpliendo su sueño: bailar con el Ballet Argentino de Julio Bocca en los teatros más importantes del globo.

Desde entonces hasta hoy, 19 años más tarde, el joven que a los cuatro tenía la certeza de que su destino era ser bailarín, supo destacarse en la danza clásica descollando con su arte en París, Londres, Estados Unidos, Egipto, Tailandia y cuanta latitud exótica uno pueda imaginar. "Salí de Villa de Mayo y de repente estaba en Japón comiendo langostas", se ríe, como si él no tuviera nada que ver en su éxito: "Lo único que busqué fue ser bailarín. El resto simplemente me pasó. Como si alguien estuviera moviendo los hilos de mi vida".

Quienquiera que sea el que mueve sus hilos lo llevó del ballet a la danza contemporánea, al tango, al cine y, por estos días, a ShowMatch y a interpretar a Freddie Mercury en una obra. Y lo que parece una mélange inconexa de actividades cobra asombrosa coherencia cuando Piquín define su oficio: "Los bailarines clásicos somos muy prejuiciosos. Pero Julio me enseñó a querer y a hacer otras danzas. Es mi gran maestro, porque con él aprendí a conocer el mundo, a entender que no sos Dios por ser exitoso en tu país, que hay muchísima gente talentosa. Yo elegí mi carrera y tomé todas las oportunidades que me dieron. No sé si soy bueno o malo. Soy Hernán Piquín y todo lo que quiero es bailar".

Su dream team está compuesto por la coreógrafa Laura Roatta y Cecilia Figaredo. Juntos hicieron Pasión tango , espectáculo con el que estuvieron de gira por el interior del país hasta comienzos de este año y que cosechó excelentes críticas. Ahora encaran un nuevo proyecto que estrena hoy, Freddie , obra de danza-teatro que contará la vida del vocalista de Queen desde su más tierna infancia en la, para nosotros, recóndita isla de Zanzíbar hasta convertirse en el rutilante ídolo del rock internacional y su triste y prematura muerte, víctima del sida.

Sus ojos se tiñen de a poco cuando relata la historia de Farrock Bulsara, ese que luego mutó en Freddie Mercury y conmovió al mundo con su música. Es que en algún punto se identifica: "El era un gran artista que además de la voz sabía hablar con el cuerpo, con el gesto y el movimiento. Yo cuando bailo quiero que la gente no sólo se lleve un espectáculo sino que sienta lo que a mí me está pasando al bailar. Lograr eso es lo máximo".

Su coequiper "de lujo", como él mismo define, será Anita Martínez, que interpretará a la madre del músico, y quien fue la última en sumarse al elenco que completan Cecilia Figaredo y 14 bailarines seleccionados en un exhaustivo casting, supervisado por el propio Piquín, por el que pasaron 300 personas. El libro de Ricardo Arauz fue traducido al movimiento por Laura Roatta y Margarita Fernández para recrear "quién fue, cómo fue, retratar su temperamento, su sensibilidad, su coqueteo con la muerte y su fin". "Vas a llorar, porque es una historia fuerte y sensible, como lo era él", promete.

Bailar por un sueño

Este año el nombre Hernán Piquín adquirió otras dimensiones al cruzar los límites de la danza y meterse de lleno en el mundo del entretenimiento "para toda la familia". Como uno de los participantes de "Bailando por un sueño", el certamen presentado por Marcelo Tinelli en ShowMatch , alcanzó la fama que la masividad televisiva ofrece. Su partenaire es Noelia, una joven con enanismo, y su desafío fue combatir la discriminación. "Yo sé cómo es la televisión y el morbo que muchas veces mueve a las personas. Lo que hicimos fue cambiarle el discurso a la gente. Desde el principio, dijimos que no íbamos a hacer nada para ridiculizar al enanismo. Lo que me propuse fue hacer que todos valoren a Noelia por quien es, por su entereza, y demostrar que todos podemos bailar. Y lo logramos. La gente ya no está pensando en que es enana. Se sacaron el mote. Y ella se destaca por lo bien que baila", concluye orgulloso de su compañera.

PARA AGENDAR

  • Freddie, de Ricardo Arauz, con Hernán Piquín. Jueves, a las 21; viernes, a las 21.30; sábados, a las 20.30 y a las 23; y domingos, a las 20. Teatro Astros, Corrientes 746.
TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP