Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detienen a otros dos acusados por el asesinato de Candela

Uno de ellos habría hecho la llamada extorsiva y el otro es vecino de la víctima

SEGUIR
LA NACION
Viernes 16 de septiembre de 2011
0

La investigación por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez sumó ayer dos nuevos detenidos . Se trata del supuesto autor de las llamadas extorsivas a la familia de la niña de 11 años, y de uno de los delincuentes que habría capturado a la víctima a la vuelta de su casa de Hurlingham.

Ambos sospechosos, que tendrían antecedentes por hechos de piratería del asfalto, se sumaron a otros cuatro imputados detenidos por el secuestro y homicidio de la niña, cuyo cuerpo fue hallado el 31 de agosto pasado en un descampado situado en el cruce de Cellini y la colectora de la Autopista del Oeste, en Villa Tesei, a 30 cuadras de su casa. Uno de los detenidos había acusado a un policía de pedirle una coima para no armar una causa en su contra.

Según informaron fuentes de la investigación, los dos nuevos detenidos habrían integrado la banda que habría conformado el acusado Hugo Elvio Bermúdez Rodríguez para secuestrar a Candela como una forma de obligar a que un familiar de la niña pagara una deuda.

Néstor Altamirano, dueño de la casa de Charrúas 1081, declaró ante la Justicia y dijo que era inocente
Néstor Altamirano, dueño de la casa de Charrúas 1081, declaró ante la Justicia y dijo que era inocente. Foto: Archivo

Los imputados apresados ayer habrían sido identificados como Gabriel Gómez y Guillermo López.

Este último es vecino de Carola Labrador, la madre de la víctima y fue con sus hijos a las marchas que se hicieron cuando la niña había desaparecido, según informó el abogado Ramiro González, quien insistió en que sus defendidos no tuvieron nada que ver con el homicidio de Candela. El letrado dijo que no sabía si uno de ellos era padre de una compañera de la víctima.

La línea que siguen los investigadores apunta a que uno de los detenidos, Hugo Bermúdez Rodríguez, y sus cómplices habrían secuestrado a Candela por cuenta y orden de una organización delictiva más importante, que fue la que tuvo problemas con la familia de la víctima, tal como lo dijo uno de los cuatro testigos de identidad reservada.

Ayer, antes de las declaraciones indagatorias, el fiscal Marcelo Tavolaro notificó a los dos nuevos detenidos que se los acusaba de ser partícipes necesarios del homicidio de Candela.

Para el fiscal, Bermúdez Rodríguez habría sido el encargado de conformar el grupo para secuestrar a Candela. Además, antes de indagarlo, el fiscal lo acusó de matar a la niña.

El sospechoso identificado como "Marcos", se habría encargado de realizar las llamadas extorsivas. La última comunicación se concretó el 29 de agosto pasado desde un locutorio situado en la Capital. Las cámaras de seguridad del local lo grabaron cuando salía de una cabina.

Alberto Espíndola, apresado el lunes pasado, y uno de los sospechosos detenidos ayer habrían participado de la captura de la niña. En esta escena todavía falta un actor. Debido a que la pequeña no gritó ni opuso resistencia, según declararon los vecinos de la esquina de Coraceros y Sánchez de Bustamente, la policía sospecha que el tercer hombre en la escena era un conocido de la familia de la víctima.

Mientras tanto, el carpintero Néstor Altamirano declaró ante Tavolaro y el juez de Garantías Alfredo Meade que es inocente y señaló a Gladys Cabrera como la única persona a la que vio en la casa de Kiernan al 900, donde se sostiene que estuvo cautiva Candela.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas