Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Malvinas Argentinas: una elección que se define a los tiros

A tres semanas de las elecciones, se multiplicaron los enfrentamientos entre militantes del candidato K y del intendente Cariglino, que gobierna el distrito desde hace 16 años

SEGUIR
LA NACION
Jueves 06 de octubre de 2011 • 09:17
0

Roberto Ramírez repartía panfletos en la esquina de Maipú y Baroni. Impulsaba, en la tarde del sábado, su candidatura a concejal opositor en Malvinas Argentinas. De repente, dos camionetas blancas interrumpieron la escena: un grupo de personas bajó de los vehículos y lo agredió con golpes, palos y piedras. Ramírez sufrió un profundo corte en la cabeza y fue hospitalizado.

Lejos de las propuestas programáticas o las chicanas mediáticas, la cuenta regresiva hacia el 23 de octubre está signada por la violencia en un distrito clave del conurbano. Con el aval de Alicia Kirchner, Luis Vivona intenta arrebatarle el poder a Jesús Cariglino, el histórico intendente que maneja el distrito desde 1995.

En el entorno de Vivona acusan a Cariglino de estar detrás de decenas de agresiones a sus militantes y candidatos. El intendente, en cambio, denunció "persecución y amenazas" del kirchnerismo mediante la Gendarmería nacional y ataques con armas de fuego a sus militantes.

Foto: Gentileza Prensa Cariglino

Malvinas Argentinas no conoce otro intendente. Desde que se constituyó como partido, Cariglino tomó las riendas y nunca las soltó: va por su cuarta reelección. El distrito tampoco conoce una elección tan reñida como las próximas.

Con críticas a Julio de Vido y a Hebe de Bonafini, el 21 de junio Cariglino dio por terminado su paso por el kirchnerismo. Pero pagó caro su acercamiento al duhaldismo: apenas superó por unos 3000 votos a Vivona, el candidato de la Casa Rosada.

"La violencia es algo de todos los días. Malvinas Argentinas es el far west del conurbano", dijeron allegados de Vivona. Y remarcaron que ya registraron más de 70 denuncias por agresiones a sus militantes.

A tres semanas de las elecciones, se multiplicaron los enfrentamientos entre militantes del candidato K y del intendente Cariglino, que gobierna el distrito desde hace 16 años. Foto: Prensa Cariglino
A tres semanas de las elecciones, se multiplicaron los enfrentamientos entre militantes del candidato K y del intendente Cariglino, que gobierna el distrito desde hace 16 años. Foto: Prensa Vivona
A tres semanas de las elecciones, se multiplicaron los enfrentamientos entre militantes del candidato K y del intendente Cariglino, que gobierna el distrito desde hace 16 años. Foto: Prensa Cariglino
La declaración de Barrientos.
La declaración de Barrientos.
La declaración de Cuello.
La declaración de Cuello.
""Fue al hospital, le dieron dos Geniol y lo mandaron a la casa", dijo Cariglino sobre la denuncia de Ramírez, candidato a concejal opositor"
Compartilo

En diálogo con LA NACION, Cariglino se defendió de las acusaciones. "Hacen denuncias todos los días. No entendemos bien qué buscan. Nuestros militantes salen a la calle y puede haber alguna que otra discusión por los afiches, pero uno trata de calmar las cosas", dijo.

Ante la consulta puntual por el caso de Ramírez, el intendente replicó con ironía: "Desconozco los casos, pero fueron sólo roces. Fue al hospital, le dieron dos Geniol y lo mandaron a la casa". Y contraatacó: "Me parece más grave cuando de por medio hay una institución como Gendarmería".

Cariglino denunció la semana pasada actos "intimidatorios" y supuestas "tareas de inteligencia" de Gendarmería Nacional, que depende del Ministerio de Seguridad a cargo de Nilda Garré. Y los acusó de perseguir a sus funcionarios y militantes.

Además, allegados a Cariglino denunciaron ayer a Sergio Ibañez, a quien señalaron como custodio de Vivona, por balear a dos militantes cuando hacían pintadas en el barrio de Villa de Mayo. Los hermanos Hernán y Ricardo Molina, indicaron las fuentes, fueron hospitalizados con heridas en piernas y brazos.

Viejos conocidos

Cariglino y Vivona son viejos conocidos. Fueron parte del PJ de General Sarmiento, partido que se disolvió en 1995, cuando se creó Malvinas Argentinas. Vivona participó de la gestión de Cariglino durante los primeros meses hasta que en 1997 lo enfrentó en una interna partidaria. Perdió y acompañó desde un cargo ejecutivo en el gobierno municipal. Fue electo concejal y se volvió a enfrentar a Cariglino en la legislatura local.

En 2007 volvieron a confrontar: ambos fueron bendecidos por Néstor Kirchner con listas colectoras, pero Cariglino fue reelecto por 8000 votos.

Tras la ruptura con el kirchnerismo, la brecha se achicó. La presencia K se hizo sentir. En pocas semanas, un puñado de ministros desembarcaron en el distrito. Encabezó las visitas Alicia Kirchner, pero también estuvieron Amado Boudou, De Vido, Gabriel Mariotto y Alberto Sileoni.

"Aunque lleva 16 años en el poder, Cariglino va por su cuarta reelección: "Me falta un mandato más para completar la obra que inicie"."
Compartilo

"Nos conocemos desde el viejo General Sarmiento. La relación nunca fue buena", reconoció Cariglino. Y cargó contra la familia del candidato: "Conozco bien la historia de los Vivona. El padre y el hermano tuvieron serios problemas con la Justicia".

A pesar de los insistentes pedidos, Luis Vivona se negó a hablar con LA NACION. Desde su entorno, alegaron que estaba consternado por las agresiones que sufrían sus militantes.

Aun con 16 años en el poder, Cariglino va por su cuarta reelección y promete que será la última: "Me falta un mandato más para completar la obra que inicie".

Y, pese a las reiteradas denuncias de corrupción, definió a su gestión como "transparente". Espera que en los comicios de octubre, el aluvión de Cristina no le quite la exclusividad como titular del distrito.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas