Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un "limpiavidrios" fue procesado e irá a juicio

Fue acusado de amenazar a automovilistas; condenan a "trapitos"

Martes 18 de octubre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

La Cámara del Crimen confirmó ayer el procesamiento de un "limpiavidrios" de automóviles en la vía pública por amenazas a conductores que rechazaban sus servicios. La medida fue dispuesta por la Sala Primera de la Cámara, con las firmas de los jueces Jorge Rimondi, Alfredo Barbarosch y Luis Bunge Campos, quienes ratificaron el fallo contra el acusado, que irá a juicio oral.

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Morón, a cargo de Antonio Mele, condenó a cuatro "cuidacoches" –o "trapitos"– a una pena de diez días de cárcel por extorsionar, amenazar y agredir a una automovilista en Castelar. El hecho ocurrió el pasado 8 de septiembre, y en menos de un mes y medio la Justicia logró determinar la culpabilidad de los imputados por grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona y declaraciones de los testigos.

En el caso del "limpiavidrios", que ocurrió en junio pasado, un agente del Comando Radioeléctrico de la Policía Federal fue alertado sobre el incidente. Al concurrir al lugar, el policía comprobó: "Sobre el medio de la calle se encontraba una persona del sexo masculino vestido con campera, el cual se encontraba molestando a los conductores de los vehículos que frenan aguardando los semáforos del lugar".

Cuando estaba labrando el acta contravencional, "se hizo presente otro sujeto, en su automotor particular, quien se encontraba junto con su madre, y denunció que quien iba a ser identificado minutos antes los había amenazado".

Según figura en la causa, los testimonios son "evidencias suficientes" para homologar esa resolución. En tanto, el tribunal advirtió que la calificación legal de la conducta deberá ser fijada, en definitiva, en la etapa de juicio oral y público, y no descartó "un posible desplazamiento hacia otras figuras ajenas a los delitos contra la propiedad".

Una nueva ley

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, había reactivado las últimas semanas un proyecto de ley destinado a aplicar una sanción de cárcel a los "limpiavidrios" y los "trapitos" que actuaran de este modo en la Capital, pese al rechazo que genera en sectores políticos de centroizquierda de la ciudad.

La iniciativa, que fue calificada por la oposición de "electoral", prohíbe esas actividades y aplica penas de arresto ante la violación de la norma. El legislador macrista Martín Ocampo, presidente de la Comisión de Justicia de la Legislatura, dijo ayer a La Nacion que el proyecto ya tiene las firmas de esa comisión y que debe sortear un último escalón (la Comisión de Derechos Humanos) antes de llegar al recinto para su debate.

"En dos semanas, este proyecto debería ser tratado en el recinto. Y permitirá regular esta actividad", dijo Ocampo.

La ley para prohibir a los "trapitos" y "limpiavidrios" incluye multas y penas de hasta cinco días de arresto. La iniciativa supone sancionar a los que ofrecen estacionamientos en la vía pública "en forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución voluntaria", conocidos popularmente como "trapitos", así como también que se considere "una práctica abusiva y violenta que genera temor y favorece el arrebato" a la actividad de los limpiavidrios.

De acuerdo con la norma que propone el bloque de Pro, la violación de la veda a esas actividades implicará, además del arresto, multas de 200 a 2000 pesos.

"Los hechos que venimos denunciando han aumentado en este tiempo; esperamos que se solucione rápidamente. Hay una herramienta jurídica que puede llegar a terminar con esto y es muy importante que se apruebe", afirmó Ocampo.

El macrismo argumenta la necesidad de activar esta ley en virtud de la presunta existencia de mafias que estarían detrás de estas personas. Algunos de ellos suelen ofrecer la limpieza de vidrios y el cuidado de los autos sólo como coartada para robar a automovilistas desprevenidos, tal como captaron las cámaras vigiladas por la Policía Metropolitana y como suele advertirse a menudo en la ciudad.

"La intención es eliminar del artículo 79 del Código Contravencional de la ciudad la obligación de probar la existencia de la retribución", comentó Ocampo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas