Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los smartphones van al colegio

Telecom, la Universidad de Stanford y una prueba piloto para incentivar el aprendizaje en escuelas rurales

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 22 de octubre de 2011
0

Hace tiempo que PC y laptops se utilizan en los colegios como herramienta educativa. El celular, en cambio, fue uno de los dispositivos tecnológicos más criticados dentro de las escuelas, y algunas instituciones restringen su uso. Esta medida podría revertirse si se comprueba que los modernos equipos móviles pueden colaborar e incentivar el aprendizaje de los alumnos.

Recientemente Telecom y la Escuela de Educación de la Universidad de Stanford comenzaron a implementar un innovador proyecto de investigación: Entorno Móvil Interactivo de Aprendizaje de Stanford (Smile) basado en la incorporación de dispositivos móviles en beneficio de comunidades desfavorecidas, con fines educativos y de desarrollo local. "El mundo está evolucionando cada vez más rápido por la infraestructura de redes sociales. Es importante cómo las utilizamos y cómo las usan nuestros niños", destaca Paul Kim, director de Tecnología y vicerrector de Stanford.

La prueba piloto fue realizada en talleres de escuelas rurales y periurbanas de Misiones y la provincia de Buenos Aires. Durante esta experiencia los alumnos podían utilizar smartphones o tablets con sistema operativo Android en diversas dinámicas pedagógicas. Los equipos contenían cargadas varias aplicaciones que pueden utilizarse en cualquier asignatura de la currícula escolar.

Primero fueron las PC, luego las portátiles
Primero fueron las PC, luego las portátiles. Foto: LA NACION

Cada dispositivo fue usado por tres niños, ya que investigaciones recientes confirman que se obtienen mejores resultados cognitivos gracias a la interacción entre pares y al trabajo colaborativo que surge de esta dinámica. "En Telecom sabemos que la conectividad y la educación son clave para aumentar las capacidades de las personas. Queremos que cada vez más gente se desarrolle en la era digital, que el conocimiento esté disponible para todos y que las nuevas generaciones tengan nuevas oportunidades", dice Cynthia Giolito, gerente de Responsabilidad Social Empresaria de Telecom Argentina.

Según manifestaron en la empresa, con esta iniciativa la Argentina sería el primer país de América latina en implementar un proyecto educativo con smartphones. Claudia Muñoz Reyes, de la Seeds of Empowerment, el brazo de investigación social de la Universidad de Stanford, comenta: "Nosotros le damos los dispositivos a los alumnos desde el primer día. Cuando el docente ve que los alumnos aprenden, se motivan y pierden el miedo".

Móviles y computadoras

Durante la presentación de este proyecto, Kim destacó que en muchos casos los colegios rurales no utilizan las computadoras que suelen donárseles. En general debido a que no saben utilizarlas ni cuentan con un espacio adecuado para instarlas, y en otros casos sólo las usan para transcribir textos completos. "Los smartphones, en cambio, son ubicuos y portátiles. No es necesario un laboratorio de computación para utilizarlos. Asimismo, la capacitación del docente es instantánea."

Además, el vicerrector de Stanford agrega que las computadoras no pueden utilizarse en lugares donde no hay electricidad, en cambio los equipos móviles duran más e, incluso, pueden cargarse en el auto.

Sobre la forma de enseñanza Kim destaca: "El contenido es lo más importante, y la pedagogía debe encontrar la forma para introducir ese contenido".

Sin embargo, y a pesar de las afirmaciones de Kim, desde Intel aseguran que hoy las laptops y netbooks tienen una duración de batería muy buena, comparable con un teléfono celular en uso constante. "En términos de comodidad de acceso al contenido, creemos que la experiencia de una netbook o netbook convertible en tablet es mucho mejor que la de un smartphone. Al margen de que se puede usar todo tipo de contenido, se tiene que pensar en la compatibilidad de dispositivos que están al alcance de la mano como una impresora, un teléfono o un simple pendrive, que se puede conectar en una netbook", dice Sebastián Szocs, gerente de Educación para el Cono Sur de Intel.

Actualmente, tanto en la Argentina como en países limítrofes, Intel en forma conjunta con otras empresas está trabajando en proyectos relacionados con la educación y la tecnología. Entre ellos se destacan Conectar Igualdad, Notebooks para Docentes en Bolivia y Ceibal en Uruguay. "Lo que hacemos nosotros es habilitar el ecosistema que puede sostener un proyecto de este tipo. Es que por un lado se le puede dar un dispositivo a cada chico, lo que es relativamente fácil, pero lo complejo es el soporte, la calidad de los equipos, el contenido en las máquinas, la capacitación de los docentes, la preparación de los directivos y las familias, entre otras cuestiones", explica Szocs. Según él existían ciudades donde la penetración de PC era muy baja y ahora, gracias a estos proyectos, la penetración ha crecido notablemente en esas localidades.

Más allá de si los equipos que se ofrezcan son PC, portátiles o móviles, lo cierto es que iniciativas de este tipo son sumamente importantes para achicar la brecha digital. Asimismo, ambos ejecutivos coinciden que para realizar este tipo de proyectos no basta con la entrega de un dispositivo, también son importantes las aplicaciones que vengan con ellos, el seguimiento, el uso que se les da a los mismos y el soporte posterior para subsanar cualquier inconveniente con el terminal y su uso.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas