Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dispar lectura en la Justicia por el efecto de los comicios

La Corte prevé independencia; otros jueces admiten que habrá límites

Martes 25 de octubre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

"Damos por descontado que la presidenta Cristina Kirchner, por las declaraciones contemporizadoras que hizo, va a respetar las instituciones y la independencia del Poder Judicial", dijo el camarista Miguel Caminos, presidente de la Federación Latinoamericana de Magistrados (FLAM).

El arrasador triunfo de la Presidenta en las elecciones del domingo último, tarde o temprano, hará sentir su impacto en la Justicia, un poder muy sensible a las contingencias que viven los poderes políticos, especialmente el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, los magistrados, que daban por descontado el triunfo de la primera mandataria, no coinciden sobre la lectura que hicieron respecto de la nueva situación.

Todo depende de dónde se haga la pregunta. En efecto, en la Corte Suprema aseguran que este escenario político, donde parece existir una fuerte concentración del poder en las manos de la Presidenta, "no genera ninguna incertidumbre", porque –dicen en esos despachos– "el alto tribunal tiene un prestigio sólido y bien ganado".

"La Corte va a seguir controlando el equilibrio de los poderes y si el Poder Ejecutivo no lo respeta, va a chocar con algún fallo. No creemos que el Congreso intente hacer un juicio político para destituirnos. Esta es una Corte muy seria", dijo un magistrado supremo.

En los últimos años, el alto tribunal, que preside Ricardo Lorenzetti, dictó varios fallos incómodos para el Gobierno.

En efecto, el máximo tribunal condenó a la Anses a actualizar las jubilaciones; le pidió informes a Diego Bossio, titular de ese organismo, por las demoras en pagar las sentencias a los jubilados y está listo un nuevo planteo contra el funcionario; condenó al Poder Ejecutivo a entregarle publicidad oficial a la Editorial Perfil y, hace pocas semanas atrás, rechazó varias apelaciones que presentó el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para que la Corte le aplique nueve multas a Shell por aplicación de la ley de abastecimientos.

Además, la Corte tiene en estudio varios temas vinculados con la prensa y los medios de comunicación.

No obstante, la mirada cambia cuando se indaga en los tribunales inferiores o en el Consejo de la Magistratura.

El Consejo es un órgano con una fuerte composición política, al que la primera mandataria le prestó especial atención en 2007, hasta tal punto que logró la sanción de una ley que reformó el funcionamiento del cuerpo. Allí se desempeñan varios kirchneristas, como el senador Marcelo Fuentes o el diputado Carlos Moreno, por ejemplo.

A fines de este año, recuerdan dos consejeros –uno juez y el otro abogado–, vence el mandato del presidente del Consejo de la Magistratura, Mario Fera.

Pero como la Presidenta aún no definió si, durante su próximo mandato, la seguirá acompañando como ministro de Justicia el actual titular de la cartera, Julio Alak, o nombrará a un reemplazante –entre los que más suena para ese lugar es el senador saliente Nicolás Fernández, de Santa Cruz–, es casi seguro que se postergará la elección del nuevo presidente del Consejo.

El Poder Ejecutivo no querrá perder el control de ese resorte político dentro de la Justicia. En la práctica, el Consejo de la Magistratura no sólo es un organismo que participa en la selección de los jueces, sino también en su control.

Lo cierto es que, entre los tribunales inferiores, la opinión es menos uniforme aun con respecto al resultado electoral y el futuro político inmediato.

Algunos magistrados federales coinciden en admitir que "un fuerte triunfo del Poder Ejecutivo, en la práctica, les resta margen de acción a los magistrados para ejercer su tarea de control, pues investigar a un poderoso funcionario puede traer consecuencias". Es que si bien la legitimidad que adquiere el político en las urnas no lo exime de control, los jueces y fiscales saben que no es lo mismo juzgar a un político en la cúspide de su poder a hacerlo cuando decrece.

En cambio, un fiscal federal que tiene despacho en los tribunales penales de Comodoro Py afirmó: "La Corte dio claras señales de independencia para que la sigamos". Por su parte, un camarista federal, experimentado en causas en las que aparecen involucrados funcionarios públicos, procuró mirar más allá: "La Presidenta llegó a su techo. De ahora en más, su poder comienza a debilitarse".

Pero también hay un sector de magistrados que está complacido con el categórico triunfo de Cristina Kirchner. En este sentido, varios jueces recurrieron a la misma expresión al evaluar los comicios del domingo: "Estamos muy satisfechos con el triunfo", fue la expresión que más sintetizó el atractivo que tiene la primera mandataria para los hombres de ese sector.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas