Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llegó el andinista que tuvo un infarto en el Himalaya

Estuvo internado un mes en Nepal; también sufrió un ACV

Jueves 27 de octubre de 2011
0

Regresó a la ciudad de Mendoza Ignacio Lucero, el andinista de 38 años que sufrió un infarto y un accidente cerebrovascular (ACV) cuando estaba a unos 7000 metros de altura en una montaña del Himalaya, en Nepal.

El andinista regresó a Mendoza y fue abrazado por sus seres queridos, según informó ayer el diario mendocino Los Andes.

Se agregó que, a partir de ahora, Lucero deberá continuar con su recuperación y que requerirá atención especializada. Si bien ya superó el mayor riesgo, luego de haber sido operado del corazón en un centro especializado de Katmandú, su salud sigue siendo delicada.

"Queremos cuidarlo mucho; éste es un momento muy fuerte para él y para todos nosotros. Seguirá la rehabilitación neurológica y cardiológica", comentó su hermana Cecilia, minutos antes del arribo de su hermano al aeropuerto El Plumerillo.

Su otro hermano, Leonardo, que había estado con él en Katmandú, fue el encargado de trasladar el equipaje. A Ignacio se lo vio caminando a paso lento; emocionado, pero a la vez angustiado y sostenido por su novia, Mariana Alvarado, quien, no bien supo sobre lo ocurrido, hizo su equipaje y partió a la capital nepalesa para estar junto a él.

Lucero está consciente, puede caminar y hablar, pero sin hacer demasiados esfuerzos. En el avión que lo trajo de vuelta a Mendoza, también vino acompañado por su madre, que había viajado hasta Buenos Aires para recibirlo una vez llegado de Asia. Ambos fueron a la Fundación Favaloro de Buenos Aires, donde recibieron la historia clínica de Ignacio. Para los próximos días, la familia evalúa la posibilidad de derivar su atención a los hospitales Español o Italiano.

Ignacio pasó los días más difíciles de su vida nada menos que del otro lado del mundo. Había llegado a Katmandú a principios de septiembre, con la idea de preparar su expedición al monte Manaslu -de 8156 metros-, uno de los picos más altos del Himalaya.

Fue a unos 7000 metros de altura, y después de hacer noche en el coloso asiático, cuando su cuerpo comenzó a avisarle que algo andaba mal y por eso decidió comenzar a descender.

En ese momento, el joven presentaba un estado gripal y estaba tomando antibióticos, tal como había logrado contar a su novia a través de una comunicación telefónica satelital. El 5 de octubre, la noticia de que Ignacio había sufrido un infarto fue conocida en Mendoza.

Luego de ser rescatado, el joven mendocino fue trasladado a un hospital de Katmandú, donde a los pocos días recibió una angioplastia de urgencia, pues su corazón tenía un alto porcentaje de necrosis. Luego se supo que Lucero, además de sufrir el infarto, debió superar un accidente cerebrovascular. Por la gravedad de su cuadro, quedó alojado en terapia intensiva durante casi dos semanas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas