Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un debate que estaba clausurado

Información general

Por primera vez en el Congreso de la Nación Argentina se debatirá sobre el aborto . El primer proyecto de ley data del año 1936 y sin embargo ningún proyecto tuvo tratamiento parlamentario porque el tema fue considerado sistemáticamente como "políticamente incorrecto". Tengo el honor de presidir la Comisión de Legislación Penal que abrió este debate histórico. Con la presencia de Human Rights Watch y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA se abrieron audiencias públicas multitudinarias donde todas las voces fueron escuchadas.

Lo segundo a decir es que el debate sobre el aborto está cruzado por religión y por pobreza, por lo que no es nada sencillo mantener posturas racionales y equilibradas y sobre todo abiertas al diálogo y al consenso. Sin embargo, hasta ahora logramos que el debate fuese racional y respetuoso.

Lo tercero a destacar es la magnitud del fenómeno, ya que según el informe de Human Rights Watch existen en la Argentina 400.000 abortos clandestinos por año. Ninguna razón ética ni política permite que este debate siga clausurado.

Lo cuarto a decir es que en el Congreso Argentino existen tres posiciones en materia de aborto. El voto religioso que no quiere debate alguno, el voto del género femenino que pretende una legalización del aborto como derecho personalísimo de la mujer y el voto legalista que mantiene al aborto como delito penal pero que operativiza y da eficacia práctica a las excepciones de punibilidad que prevé el Código Penal, pero que en la práctica no funcionan. Esta tercera posición está expresada en mi proyecto de ley que modifica el Código Penal a fin de evitar la judicialización de las excepciones. En el proyecto se declara que "será suficiente" para tener por acreditada la no punibilidad del aborto, un certificado de médico especialista que constate el riesgo a la salud o a la vida de la madre. O una constancia policial o judicial que acredite la denuncia de la víctima del hecho de la violación. Ninguna autoridad judicial debe intervenir. El médico estará obligado a practicar el aborto con la sola constancia del cumplimiento de estos requisitos. El derecho de la ficción que hoy marca al artículo 86 del Código Penal se transforma en un derecho humano real de la víctima.

Creemos que con esta modificación al Código Penal, bajará notablemente la casuística de los abortos clandestinos en la Argentina. Muy especialmente con el concepto de salud que hoy tiene la Organización Mundial de la Salud.

Hemos abierto un debate que estaba clausurado en la política argentina. Era necesario hacerlo y es positivo que una sociedad democrática enfrente sus propios miedos y no permita que su clase política se limite a debatir urgencias marcadas en general por una sociedad de consumo.

Le hace muy mal a una sociedad que quiere crecer en democracia silenciar debates como aborto, muerte digna y delitos de corrupción.

El autor es el presidente de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYPresupuesto 2015Accidentes aéreosElecciones 2015Inflación y preciosTorneo Primera División