Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Israel probó un misil y crecen los rumores de un ataque a Irán

Netanyahu intenta convencer a su gabinete; Gran Bretaña se moviliza para una eventual ofensiva

Jueves 03 de noviembre de 2011
SEGUIR
PARA LA NACION
0

JERUSALEN.- En una evidente señal de que la paciencia de Israel con Teherán está acercándose al punto de no retorno, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, intenta persuadir a su gabinete de ordenar un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán, mientras las fuerzas de defensa del país probaban ayer un misil de alcance medio con capacidad nuclear.

El insistente sonido de los tambores de guerra en Medio Oriente llevó a las fuerzas armadas británicas a preparar planes de contingencia para respaldar un eventual ataque norteamericano a Irán, reveló ayer el diario británico The Guardian.

La presión de Netanyahu sobre sus ministros fue consignada ayer por el diario israelí Haaretz, en medio de un creciente y acalorado debate sobre la posibilidad de un operativo militar que ponga fin al programa nuclear de Teherán. La preocupación israelí sobre la eventualidad de que el régimen de los ayatollahs alcance poderío nuclear nada tiene de nuevo. El premier habla a menudo del tema con declaraciones fuertes como "[el presidente Mahmoud] Ahmadinejad es un Hitler moderno" o "un Irán atómico es una amenaza para el mundo entero".

Sin embargo, lo que sí ha cambiado en los últimos días es el debate público respecto de cómo tiene que proceder Israel. Todo indica que el propio Netanyahu ha querido darle un giro distinto al análisis de la encrucijada israelí al advertir hace pocos días a Occidente que "se está cerrando la ventana de oportunidades para frenar a Irán".

La combinación entre la ideología fundamentalista del régimen iraní, su enfoque radical contra Israel y la posibilidad de que Irán se convierta en una potencia nuclear constituyen una amenaza para la existencia del Estado judío, consideran las autoridades.

Las informaciones publicadas por la prensa local, incluyendo reportes de algunos de los periodistas más respetados del país, son insistentes respecto de que el jefe de gobierno intenta convencer a sus colaboradores de alto rango de que apoyen un ataque a Irán, plan que ya tendría el apoyo del ministro de Defensa, Ehud Barak, y -contrariamente a su postura anterior- del canciller Avigdor Lieberman.

Mientras tanto, hay ministros del gobierno que se niegan a referirse al tema y que califican de extrema irresponsabilidad que el debate se haga público. Según se informó en los últimos días, todos los jefes de seguridad se oponen a una ofensiva militar contra Irán. Los funcionarios y expertos del gobierno estiman que Israel pagaría un precio altísimo por ofensiva de este tipo. También son conscientes de que resultaría casi imposible neutralizar totalmente el plan nuclear de Irán, debido a la dispersión de las instalaciones en todo el país y a la profundidad en la que fueron construidas varias de ellas.

En este contexto, el Ministerio de Defensa israelí confirmó ayer el lanzamiento experimental de un misil balístico. Si bien no dio detalles, se trataría de un misil Jericó, capaz de portar una cabeza nuclear y de alcanzar Teherán.

En tanto, The Guardian reveló ayer que las fuerzas armadas británicas aceleran los planes para una eventual acción militar contra Irán. La posición de Londres es que "si Washington avanza, buscará y recibirá el apoyo del aliado transatlántico, pese a algunas reservas dentro de la coalición", afirmó una fuente consultada.

El papel británico sería en apoyo de un ataque misilístico de Estados Unidos contra instalaciones clave del programa atómico iraní, con el despliegue de submarinos y barcos británicos en el Golfo Pérsico y la asistencia logística a los norteamericanos desde la isla Diego García, en medio del océano Indico.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas