Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Control cambiario / Cuarta jornada del nuevo sistema de compras

El dólar paralelo se despega del oficial

Economía

La cotización subió a $ 4,75 y la brecha es del 10%, mientras crece el número de indignados por los topes de la AFIP

Por   | LA NACION

El precio del dólar se mantiene estable en las pizarras de bancos y casas de cambio en las que, ayer, lograron comprar divisas menos de la mitad de quienes lo intentaron, aunque en la mayoría de los casos, por montos inferiores a los que aspiraban.

Pero se dispara en el mercado informal, segmento al que hasta ahora acudían los que no quieren dejar rastros de sus operaciones, pero al que desde el lunes son "derivados", además de los miles de rechazados por la AFIP, los que no pueden justificar ingresos (porque forman parte del tercio de la economía que opera en negro) y los desconcertados turistas que no entienden por qué hasta para vender billetes les piden tantos papeles.

La creciente brecha entre el rango de $ 4,27/28 a que cotiza el inalcanzable (para muchos de los que intentan comprarlo) billete oficial en casas de cambio y los $ 4,75 promedio que se pagan por el "blue" (eufemismos a los que acuden los operadores para no hablar de "negro" por simple prejuicio con los colores) prueba que el control personalizado de operaciones que lanzó la AFIP desde el lunes está estimulando la profundización de un peligroso y redituable mercado cambiario paralelo.

"Cuando esa diferencia supera el 5% se disparan los negocios y, en este caso, estamos hablando de una brecha que ya llega al 10% y no encuentra techo aún", explicó ayer un operador que atribuye parte de la disparada a la escasa disponibilidad de billetes con que cuenta hoy ese mercado.

"Se trata de un negocio que estaba muy aceitado con los «coleros», pero esa fuente de financiamiento ya se cerró y se están poniendo en marcha otras porque la demanda tira como nunca", confió otro operador que ofrece su servicios por redes sociales.

En este sentido, ayer se conoció un hecho sugestivo. La AFIP incautó en Salta US$ 20.000 ocultos debajo del asiento de un auto procedente de Bolivia conducido por una mujer de esa nacionalidad, en el marco de un control llevado a cabo en el puente internacional Aguas Blancas, por personal de la Aduana. Hasta ahora el organismo había publicitado numerosos casos de personas que intentaban sacar dólares del país sin declararlos (el máximo permitido es de US$ 10.000). Pero ahora los controles giran hacia el ingreso, porque se sabe que es dinero que buscará aprovechar la renta que se obtiene con la reventa en el mercado paralelo local.

Creciente desconfianza

Pese a que el férreo cerrojo que la AFIP impuso a la demanda minorista se fue flexibilizando progresivamente en los últimos días, el hecho de que el sistema de cálculo de la capacidad de compra considere apenas "la diferencia entre ingresos y gastos de cada particular", como explicó hace unos días el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, genera toda clase de inequidades.

"No me dejaron comprar dólares pese a que muestro que lo hago con parte del dinero que recibí por vender un auto. Se trata de un movimiento declarado y lícito, pero me vedan y me mandan a hacer el reclamo a la agencia de AFIP que corresponde a mi domicilio", explicó ayer Clara, una contribuyente notoriamente contrariada por esta situación, al abandonar la sede central del organismo, ubicada frente a la Plaza de Mayo.

También están bloqueadas las operaciones de quienes intentan simplemente arbitrar monedas. "Vendí bonos públicos que tenía para comprar dólares. Pero el mismo banco donde tengo mi cuenta comitente que antes me vendía los dólares sin problemas ahora me dice que no puede porque la AFIP no valida la operación, pese a que es su casa de Bolsa la que emite la constancia del ingreso", bramó Diego, un empleado administrativo, en el mismo lugar, sólo minutos después, tras retirarse también frustrado.

Son datos que tienden a confirmar que el cerrojo oficial no calmó la demanda de dólares sino que apenas la reprimió y con resultado aún incierto.



REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015Actividad económica