Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jaim Etcheverry: "La vida se ha convertido en un surfing veloz"

Lo afirmó el ex rector de la UBA al incorporarse a la Academia de Ciencias

Viernes 18 de noviembre de 2011
0

"La Argentina ha ingresado en el nuevo milenio con serios problemas sobre la calidad de la educación", afirmó el doctor Guillermo Jaim Etcheverry en su discurso de recepción como académico titular de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires.

En una severa crítica a la situación educativa, Jaim Etcheverry advirtió: "La tarea de pensar parece haber pasado de moda". Y agregó: "Los humanos despreciamos la memoria; la hemos delegado a un instrumento [en alusión al uso de la computadora y de Internet]".

Ex rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires (2002-2006) y ex decano de la Facultad de Medicina de esta casa de estudios (1986-1990), Jaim Etcheverry ocupa el sitial del doctor Bernardo Houssay (premio Nobel de Medicina), que ocupó hasta su muerte el doctor Amílcar Argüelles, a quien sucede.

La ceremonia se efectuó en la sala de reuniones José de San Martín de la Casa de las Academias, en la avenida Alvear 1711, de esta ciudad.

Académico de número de la Academia Nacional de Educación y correspondiente de la Academia de Córdoba, Jaim Etcheverry advirtió que "la Red [Internet] genera un ansioso desasosiego" y que "la escuela es cada vez más extraña en el mundo actual".

"Privilegiamos la espontaneidad en lugar de la transmisión de valores. [Se registra] un avance de una suerte de orgullosa ignorancia militante", argumentó.

Su extenso discurso será publicado por la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires el mes próximo, según lo anunció su presidente, doctor Hugo F. Bauzá, en la ceremonia de recepción, durante la cual también habló el académico Miguel de Azúa, que fue discípulo de Jaim Etcheverry en la universidad.

Crítico de los tiempos marcados por la inmediatez, Jaim Etcheverry afirmó que "la vida se ha convertido en un surfing veloz. Todo se conoce y se desconoce al mismo tiempo".

Consideró que "el empobrecimiento del lenguaje descubre nuestros interiores cada cada vez más vacíos de contenido. Vivimos casi huérfanos de sabiduría". Y, con fina ironía, aventuró: "La actual cultura de la distracción intenta acercarnos cada vez más a la cultura de los monos".

Y concluyó: "Se impone una pedagogía compasiva, de víctimas que sienten que los explotan en vez de divertir. Buscamos interesar a los alumnos en lo que ya les interesa. Hay una voraz apelación consumista que les generamos los adultos [a los más jóvenes]".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas