Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los daños colaterales del recorte de subsidios

Viernes 18 de noviembre de 2011 • 09:52
SEGUIR
LA NACION
0

Por complacencia o falta de rigor, muchas figuras públicas y sectores han aplaudido la decisión del Gobierno de comenzar a recortar los subsidios para las tarifas de los servicios públicos, sin contemplar el "daño colateral" del esquema implementado para este fuerte ajuste.

El primero y más obvio es que, una vez más, el Gobierno apela a un esquema discrecional: serán un par de ministros quienes decidan a quién le mantienen el subsidio y a quién no. La pobre capacidad de gestión administrativa exhibida por el Gobierno en otras áreas –Aerolíneas Argentinas o los planes de infraestructura– lleva a concluir que las consecuencias pueden ir desde la arbitrariedad hasta la corrupción.

En el caos económico de 2002, cuando se decidió congelar las tarifas y se aplicaron esquemas de rescate a los deudores del sistema financiero, se optó por un sistema parejo para todos.

El argumento fue, justamente, evitar este tipo de manejos a dedo. ¿Por qué no elegir ahora una tarifa social votada por ley, en una situación que dista de ser tan crítica como la de aquella crisis?.

El segundo es que el Gobierno sigue sin reconocer el problema de base que lo lleva a tratar de recomponer las arcas públicas: la inflación, negada a través de las cifras del Indec. Hay déficit fiscal en los hechos –si no se cuenta la ayuda del BCRA y la Anses– y eso le coloca más estrés a la política monetaria y al frente cambiario, tal como se observa a través de la salida de capitales.

Es lógico aplaudir la decisión de que los sectores más pudientes beneficiados por este mismo Gobierno con subsidios por 8 años lo pierdan.

Pero nada de lo dicho hasta ahora por Boudou y De Vido garantiza que esos recursos sirvan para favorecer a los que menos tienen.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas