Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Está grave Alfonsín tras un accidente

Política

Volcó el vehículo en el que viajaba con el gobernador de Río Negro

El ex presidente Raúl Alfonsín se encuentra internado en estado reservado, como consecuencia de las heridas que recibió al volcar el vehículo en el que se trasladaba, en Río Negro.

El estado del dirigente radical "es inestable", según señala el parte médico distribuido por la clínica Roca, de General Roca, y tiene "traumatismo de tórax con fracturas costales múltiples, contusión pulmonar bilateral, derrame pericárdico moderado e insuficiencia respiratoria". Por esta última causa se encuentra asistido por un respirador artificial.

En tanto que el vocero de Alfonsín, Federico Polack, intentó restarle gravedad al estado del ex presidente, el cardiólogo Jorge Frati Soria, que lo asistió en la clínica rionegrina, admitió que "su vida corre peligro". De todas maneras, advirtió que el estado de Alfonsín "es delicado e inestable", pero que no está en estado de coma.

Familiares y allegados de Alfonsín están aguardando que su estado se estabilice para poder trasladarlo a la Capital Federal e internarlo en el hospital Italiano.

El vuelco de la camioneta en la que viajaba se produjo en la ruta provincial 6, que une las ciudades de Bariloche con Ingeniero Jacobacci, como consecuencia de la intensa nevada que azotó el sur del país.

El ex presidente fue despedido del vehículo por no llevar el cinturón de seguridad, según comentaron algunos correligionarios suyos. Acompañaban a Alfonsín su secretaria privada, Margarita Ronco, el gobernador de Río Negro, Pablo Verani, y dos miembros de su gabinete, los que resultaron ilesos.

El presidente Carlos Menem puso a disposición de su antecesor uno de los aviones que posee la Casa Rosada para el caso de que se disponga el traslado del dirigente radical accidentado.

Delicado estado de Alfonsín al accidentarse en Río Negro

Sufrió graves heridas al volcar el auto en el que se dirigía a un acto político; su estado es "reservado", según el parte médico; su vocero dijo que "está bien"

El ex presidente Raúl Alfonsín, de 72 años, permanecía anoche internado en la sala de terapia intensiva de la Clínica Roca, de General Roca, Río Negro, con "pronóstico reservado" después de haber volcado la camioneta todoterreno en la que se dirigía hacia Ingeniero Jacobacci.

El vehículo era conducido por Daniel Sartor, director de Comisiones de Fomento de Río Negro, y viajaban también el gobernador de esa provincia, Pablo Verani; el secretario de Acción Social, Jorge Calamara, y la secretaria del ex presidente, Margarita Ronco.

Según el único parte médico difundido por la Clínica Roca, a las 21.35, Alfonsín tiene "traumatismo de tórax con fracturas costales múltiples, bilaterales y contusión pulmonar bilateral, derrame pericárdico moderado e insuficiencia respiratoria".

El real estado del ex presidente fue motivo anoche de informaciones contradictorias. Poco después del accidente, el intendente de General Roca, Enrique Saiz, dijo que el ex presidente había ingresado conversando y en buen estado, "aunque muy dolorido", en la clínica. Pero poco después, el doctor Jorge Frati Soris, que participó de las primeras atenciones al ex presidente, sembró la alarma con una declaración al canal América 2: la vida de Alfonsín "corre peligro", dijo. Su estado es "delicado" e "inestable", agregó. Tal afirmación fue seguida de una inmediata reacción del vocero de Alfonsín, Federico Polak, que calificó al profesional de "irresponsable".

"Raúl (Alfonsín) está bajo un estado de shock, pero esto es normal después de un accidente de esa naturaleza. Antes de que le dieran el primer sedante estaba bien y hasta hacía chistes", dijo anoche Polak a La Nación . Añadió que hoy mismo, si no surgen inconvenientes, la intención de su familia es trasladarlo al Hospital Italiano, en la Capital Federal.

En el mismo sentido se manifestó el propio Verani: "Yo hablé con él: está bien", dijo.

Al cierre de esta edición, el vocero de Verani, Carlos Zárraga, informó que un avión enviado por la Presidencia de la Nación para trasladar al ex jefe del Estado había partido anoche desde la Capital y que aterrizaría en Neuquén, a 50 kilómetros de General Roca.

Sin embargo, Polak señaló que tanto "el avión de (Fernando) De la Rúa como el de la Presidencia están a disposición para trasladar a Raúl", pero que las intensas nevadas en la zona impedían el funcionamiento del aeropuerto.

Según pudo saber La Nación de fuentes policiales de la Unidad Regional de General Roca y de la clínica donde Alfonsín arribó en ambulancia, con un cuello ortopédico, a las 19.20, luego de ser derivado del hospital del Pasaje La Esperanza, el ex presidente es la única persona de la comitiva que viajaba en la camioneta que deberá permanecer internada.

El accidente

El accidente se produjo a las 18 en la ruta provincial Nº 6, como consecuencia de la intensa lluvia, la nieve y el hielo acumulado sobre esa vía asfaltada, a 50 kilómetros de la localidad de El Cuy y a 165 de General Roca, cuando faltaban 250 kilómetros para llegar a Jacobacci (la mayor parte del camino restante es de tierra). Ayer, en la zona donde se produjo el accidente se había declarado un alerta de tránsito.

A raíz de un retraso en los vuelos, Alfonsín y Verani debieron recorrer el trayecto por la ruta que estaba cubierta de nieve debido a las tormentas que se produjeron en los útlimos días. La camioneta todoterreno, propiedad del intendente de General Roca, mordió la banquina y se deslizó por el hielo que cubría la ruta que conduce a Los Menucos. Alfonsín, que viajaba sin el cinturón de seguridad puesto, salió despedido del automóvil.

Según fuentes de la Unidad Regional de esa ciudad consultadas anoche por La nacion, el vuelco fue "leve" y los ocupantes de la 4x4 "no corrieron peligro, aunque el doctor Alfonsín resultó ser el más golpeado".

La doctora María de los Angeles Otermin estaba a cargo de la Clínica Roca cuando arribó la ambulancia.

El jefe del bloque de diputados del radicalismo, Federico Storani, fue uno de los primeros dirigentes en comunicar públicamente el estado de salud de los accidentados. Según dijo, se hallaban fuera de peligro.

Alfonsín y Verani tenían previsto arribar ayer a las 20 a Ingeniero Jacobacci, donde iban a ofrecer una conferencia de prensa en el contexto de la campaña electoral en apoyo de la reelección del gobernador. .

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner