Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Te doy una canción

Francisco Pesqueira, en una encantadora tertulia entre poesía y música

SEGUIR
LA NACION
Sábado 26 de noviembre de 2011
0

Idea : Francisco Pesqueira y Ramiro Pettina. Intérpretes : Francisco Pesqueira (voz) y Ramiro Pettina (piano). Funciones : domingos, a las 19.30. Sala : El Buho,Tacuarí 215. Duración : 70 minutos Nuestra opinión: bueno

Un homenaje doble resulta ser este unipersonal de Pesqueira y Pettina. En primer lugar a los cantautores, pero no a cualquiera, sino a aquellos que enriquecieron su pensamiento sonoro allá en la infancia, en su Córdoba natal, y ésta es la bisagra que le permite también homenajear a su familia, padres y hermanos, que alimentaron su inquietud musical en una época en que el casete era el formato que estaba al servicio de los cantantes.

Y éste es el puntapié inicial para hacer un viaje a través del tiempo y recuperar los versos de Machado que Alberto Cortez volcó en "Retrato", o evocar a Alejandro Doria, quien en su film Darse cuenta , incluyó "La maza", de Silvio Rodríguez, recuerdo que le permitió referirse al cantante cubano cuando visitó la ciudad natal junto con Pablo Milanés, de quien rescató "El breve espacio en que no estás". Entre evocaciones y canciones, canciones que no son ajenas a la audiencia, brotan los temas de Atahualpa Yupanqui, "El arriero", "Los hermanos" y "Piedra y camino".

No falta el segmento dedicado a la pluma femenina: "Una canción diferente", de Celeste Carballo; "El corazón al Sur", de Eladia Blázquez; "Con el agua en la boca", de Marilina Ross; "Gracias a la vida", de Violeta Parra; "El viejo varieté", de María Elena Walsh, y no podía faltar Mercedes Sosa, no como autora, sino como intérprete de "Todo cambia", y siguieron temas de Andrés Calamaro, Alejandro Sanz, Charly García, J.M. Cano, Astor Piazzolla, entre otros.

Con el valioso acompañamiento de Ramiro Pettina, Francisco Pesqueira enfrenta el desafío de encarar un escenario bifontral y lo hace cómodamente atendiendo a toda la audiencia. Desde el punto de vista interpretativo, al presentarse casi exclusivamente como cantante, es la voz el instrumento preponderante que despliega con potencia vocal, aunque en los momentos de intimidad, en los que se hace necesario el susurro, a pesar del micrófono incorporado, se produce un desequilibrio con el volumen del piano, lo que impide que el verso sea totalmente inteligible.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas