Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Charly García: "Componer es un proceso parecido a la locura"

En su casa, en una charla distendida, el músico habla de sus shows en el Gran Rex y de su proyecto de disco para viola, chelo y violín

Domingo 27 de noviembre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

Maestro!"; "Charly, una foto, una foto; te regalo una caja de vino." Una vecina saluda con devoción, un cadete de supermercado se enloquece y es capaz de regalar esa mercadería que ya tiene dueño por una instantánea con el ídolo. En las callecitas internas de una especie de micromundo que conduce al departamento que hoy habita Charly en Palermo, el cariño se siente. Y la devoción y la admiración. Para pruebas está la de Marcelo, el fotógrafo que, una vez culminada su tarea, me entrega la cámara para que le saque una foto con el protagonista.

Si tuviéramos un álbum de fotos rotulado "Charly García-Recuerdos" sería tanto o más gordo que los de casamiento. Y sería más interesante. Ahí, en ese álbum, cada uno puede pegar su foto -o etiquetar, como prefieran-. Viendo a Charly en Mar del Plata ; show de García en el Gran Rex, en los 80 ; Say No More en el Roxy ; Despedida de Sui Generis en el Luna Park ... e n Keops de Carlos Paz ... Concierto subacuático ... La vuelta de Serú en River ...

Ya basta de fotos, vayamos al video. Un living cálido, una mesa, libros, carpetas, un a iPad, un televisor 3 D, un café para el cronista, un whisky para el hombre de la casa y un grabador digital en el medio registrando la charla. De aquí en adelante un largo plano secuencia.

-Debieron tener mucho trabajo con el armado de los shows. Son 60 canciones de todas tus etapas divididas en tres conciertos.

-Sí, tuvimos mucho trabajo, ensayamos un mes casi todos los días, de 4 de la tarde a 10 de la noche. Y es un trabajo enseñarle los temas a la banda, decí que tengo una banda de híper pros y está todo bien. Además, con la llegada de las cuerdas llegaron las partituras. Entré Julián (Gándaras), Christine (Brebes) y (Alejandro)Terán, que es el que los amalgama, tenemos un gran equipo. Ellos no tienen problemas de tocar a primera o segunda vista, imaginate que después de los shows que hicimos cada vez suena mejor. Lo disfruto mucho pero no es fácil acordarse de las 60 canciones.

Es todo parte de una gran excusa, una gran celebración, ¿no?

-(Ríe con ganas antes de responder.) ¡Es para llevar mis 60 años con mayor dignidad! Hay un disco de los Stones que se llama 12 X 5 y yo, uno de los títulos que tengo para cuando salga un DVD con el registro de estos shows es 60 x 60 . Los primeros 60, tipo flower power y los segundos, actuales. A mi los años 60 me re-marcaron. Yo era un chico en esa época y fue como si todo se estuviera haciendo para mí. Salieron los Beatles, los Stones, Bob Dylan... una cantidad increíble de información. Mirá, una canción de Dylan equivale a diez de otros.

-Una vez dijiste que con un tema de los Beatles, Oasis hacía un disco.

-Puede ser, porque son medio ladrones ésos. A mí me encantan los Beatles, pero por ahí hay gente que conoce a Oasis primero y no se da cuenta de dónde viene toda la info. No sé si eso es bueno o es malo, de última están imitando algo grosso, pero después viene la imitación de Oasis y ahí la cosa se empieza a contaminar.

-Es interesante cómo vos te apoderaste, en el buen sentido, de algunas canciones. Recién, viniendo para acá, escuchamos en el remís "Me siento mucho mejor", de los Byrds, por Tom Petty, y el remisero se sorprendió de escucharla en inglés. Creyó que el tema era tuyo.

-En la etiqueta del disco dice que está compuesto por Gene Clark. Yo jamás me robaría un tema pero entiendo lo que querés decir. Que un compositor haga temas de otros músicos de vez en cuando es algo que me gusta. A mi me fascina "Influencia". No es un hit, nunca lo fue, quizás sí lo es para mí, pero hay temas que parecen diseñados para ser traducidos. "Influencia" es muy fácil. En lo único que hay que tener cuidado es en no desvirtuar el sentido original que le quiso dar el autor y en que las palabras suenen bastante parecidas al sonido de las palabras en inglés. Creo que a Todd Rundgren le salió el tema y lo puso como uno más. Me parece que no se dio cuenta lo buena que era la canción. Si viene algún día a Buenos Aires me gustaría ponerle el disco y ver su reacción.

-¿Y las versiones de los temas propios? Hay muchas versiones renovadas en estos shows, principalmente de los temas de Sui Generis.

-A mí me encanta tocar "Instituciones"; el ritmo que tiene la canción me hace acordar mucho a The Police; pero, claro, Police vino después. "Just a castaway..." (canta el comienzo de "Message in a Botlle"). A veces eso pasa al mismo tiempo, no es que uno copia al otro, y a veces pasa con años de diferencia. Ahora estoy asombrado de que Peter Gabriel haya hecho un disco sin batería y sin guitarra; pone los violines ahí adelante y hace unos juegos rítmicos muy interesantes y de repente yo me encuentro haciendo algo parecido, en donde le doy importancia a la parte armónica y musical. Creo que uno descubre las cosas, no que las inventa. Generalmente los inventos no dan resultado si lo que hacés no lo sentís adentro. Gabriel habrá sentido la misma necesidad que yo de meterse por ese camino. Yo creo que tiene que ver también con lo análogo y con una cierta saturación de lo digital. Vos podés tener una supercomputadora y elegir un sonido de un piano, pero nunca va a ser un piano, va a sonar parecido. Cuando todo el conjunto de instrumentos se graba por ese sistema se pierde algo. Primero porque ninguno está microfoneado o, como se decía antes, "buscado el sonido". Lo que te devuelve la máquina es algo muy frío. El sonido está pero no es lo mismo. Al transformarse en número la música pierde algo. Entonces, para mí es un buen camino retomar un poco lo que estudié en música clásica, empezar a escribir y el próximo disco lo quiero hacer así, escribir para violín, chelo y viola, en tres canales y que eso sea la médula del disco.

-Es un viejo sueño tuyo, ¿no? Pero antes siempre terminaba ganando el rocanrol.

-Lo quiero integrar con el rocanrol. Estas tres personas que tocan connmigo, por suerte, son rockeras y tienen toda la técnica. Rápidamente puedo escribir algo y se reproduce. Todavía existen estudios analógicos, ahí ves un tocadiscos (señala hacia uno de los extremos del living).

-Hablabas de la "búsqueda del sonido". Hay música de los 80 que hoy parece obsoleta por el uso indiscriminado de sintetizadores. Vos, en estos conciertos, trataste de lavarle la cara a algunas de tus canciones de los 80.

-La idea es que el teclado se use con criterio. Además, tengo dos guitarristas fuertes (Negro García López y Kiuge Hayashida). El Zorrito (Quintiero; teclados) se encarga de los sonidos sofisticados, como un mellotron o cosas electrónicas y yo me concentro más en hacer la base del piano. También tengo un vocoder para hacer autocoros y un sintetizador. A mi me parece que logramos algo atemporal, no es que sonamos como Electric Light Orchestra.

-Te amigaste con una parte de tu repertorio que tenías un poco relegada. ¿Qué primó a la hora de la selección?

- Sólo pensé en elegir las canciones que más me gustan. La idea de hacer tres repertorios distintos ya se me había ocurrido antes, pero no lo había podido concretar. Ahora se facilitaron las cosas, incluso acepto sugerencias en cuanto a las partes de cada instrumento. Cuando uno toca con músicos buenos hay que dejar que se expresen un poco, porque si tocan nota por nota puede ser aburrido para todos.

-Estuviste en el concierto Spinetta y Las Bandas Eternas. ¿Pensaste en hacer algo parecido con tu trayectoria?

-Prefiero intentar algo nuevo. Esto que estoy haciendo ahora es para que explote toda la riqueza de las canciones y también para el futuro. Con la banda recién sabemos 60 canciones, lo cual es mucho, pero en cualquier momento voy a usar los ensayos como laboratorio y así poder empezar a tirar ideas como pinceladas. Creo que de ahí va a salir algo muy bueno. El otro día Julián (Gándaras) me decía: "vos podés hacer lo que quieras, no tiene por qué ser comercial". Y me quedé pensando en eso.

-¿Volviste a escuchar Pubis angelical ?

-Sí, lo tuve que escuchar porque está en el show. A mí me gusta mucho, los teclados son muy rudimentarios, pero a la vez le dan un saborcito muy lindo y las melodías son muy bonitas.

-¿Va a haber cambios en los próximos conciertos?

-El concepto está muy claro y estoy muy conforme con los músicos, con el sonido, con las luces, con toda la gente que trabaja en esto. No creo que tenga que cambiar, éste es un juguete nuevo y va a ser nuevo por mucho tiempo. Yo quiero hacer una docena de shows en el Gran Rex, como mínimo. Y estoy tratando de convencer a los que contraten el show de tocar en teatros. Me gusta mucho más tocar en teatros que en estadios. Lo que hacemos en el Gran Rex se puede hacer en cualquier lado, pero no sé si tendría el mismo impacto a cielo abierto. Es como la diferencia entre lo digital y lo analógico. Cuando el sonido te pega en el aire es porque es de verdad.

-Hace unos años hablabas de un proceso de purificación y no sólo de químicos. ¿Es cierto?

-Claro, también de cabeza. Creo que nunca voy a ser un monje, pero me vino muy bien al cuerpo y al alma haberme desintoxicado. A mí me internaron, no es que yo fui, golpeé la puerta y pedí que me internaran, y ahí te dan una cantidad de pastillas que al final terminan siendo peor. Yo tuve la suerte de que Palito Ortega entrara a mi vida como si fuera un santo. Se jugó las bolas, me fue a buscar a la clínica y me llevó a su casa, en Luján. Ahí, entre el estudio, el verde por todos lados y la pileta, despunté el vicio y retomé el gusto por hacer cosas. Pero me costó mucho. Por suerte ahora creo que puedo usar todas mis habilidades. Componer es un proceso parecido a la locura, es un delirio creativo y si uno está como yo estoy ahora, un poco más calmado, un poco más humilde entre comillas... porque ahora yo escucho y antes no escuchaba a nadie. Eso tiene sus beneficios y sus contras. Cuando uno vive en una burbuja crea constantemente. Tu vida es un instrumenrto para la creación. Recién ahora estoy volviendo a escuchar música que está en mi cabeza y en ningún lugar más. Soy muy optimista. Quiero hacer un disco nuevo. ¡Y que sea nuevo!

DIXIT "Quiero escribir para violín, chelo y viola, en tres canales y que eso sea la médula del disco"


PARA AGENDAR Charly García : sigue festejando sus 60 años: pasado mañana, "Detrás de las paredes" y el jueves 1°, "El ángel vigía". A las 21, en el Gran Rex, Corrientes 857. Entrada, $100.

DE CHARLY, CON CARIÑO

JUAN ALBERTO BADÍA Y GRACIELA BORGES Las voces en off en el Gran Rex "Con Graciela pasamos momentos muy divertidos. Apenas la llamé dijo que sí y nos fuimos a grabar a lo de Badía. Juan Alberto se aseguró la entrada en el museo del rock argentino por difundir a Almendra, a Manal, a La Pesada, a mí."

LUIS ALBERTO SPINETTA Un saludo a la distancia"Me dijeron que está con algunos problemas de salud. Aprovecho este momento para mandarte un beso grande Luis Alberto. Vos sabés que te quiero como siempre. Espero que te mejores pronto y que podamos vernos."

PÁEZ, AZNAR, JUANSE Amigos que pasaron por el Gran Rex

"Lo de Fito es increíble, toca "Desarma y sangra" igual que yo. Con Pedro hicimos "Perro andaluz" y "No llores por mí Argentina". Juanse vino varias veces para hacer juntos "La sal no sala"."

HERBERT VIANNA Una historia de luchadores "Herbert es una de las personas que más aprecio dentro de la música. Aparte de ser un músico extraordinario, un guitarrista muy bueno y un compositor muy hábil... ¡La que se tuvo que bancar! Siempre admiré a los Paralamas por eso. El pibe se cae de un avión, muere la mujer y todo es un desastre, pero hasta el último plomo de la banda se quedó esperando a que él se pusiera bien para salir a tocar. El tiene una actitud muy pafrenchi , para adelnate y no se permite dar lástima. En el Rex tocamos juntos "El rap del exilio".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas