Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Innecesaria urgencia en leyes fundamentales

Jueves 01 de diciembre de 2011 • 13:49
PARA LA NACION

Por lo general, en todo el mundo se critica a los parlamentos por la demora que actúan, por los debates improductivos en los cuales se enredan y por la obstrucción que representan para los Ejecutivos. Desde esta perspectiva, la Argentina no es una excepción, sobre todo en un año, que ha registrado baja cantidad de leyes sancionadas respecto a los anteriores.

Ha sido normal desde el reestablecimiento de la democracia en 1983, que en la última sesión, se aprueben decenas y hasta centenares de iniciativas que estaban demoradas. Por lo general pasan así desapercibidos proyectos de contenido menor, en cuanto a su materia y trascendencia.

En 2011 se da una circunstancia particular: es que en el apuro de la última sesión, se intentan aprobar proyectos trascendentes que hacen a los valores morales, que no tienen urgencia inmediata y que generan posiciones muy diferentes en la sociedad.

La reciente participación de la sociedad en el debate sobre el aborto, mostró un nivel de participación social importante y ella determinó que el proyecto que se impulsaba quedara diferido. La cuestión es que en estas horas se están votando proyectos importantes, como fertilización asistida, muerte digna e identidad de género, que tienen posiciones encontradas en la sociedad y que justifican un debate amplio, como el que tuvo lugar con el aborto y ello no está sucediendo.

Hay veces que con razón, se critica al parlamento por su inacción, pero en este caso quizás el defecto sea el apuro en sancionar leyes que con un debate social amplio, quizás no hubieran sido aprobadas o hubieran tenido modificaciones.

Al tratarse de temas que dividen a los diferentes bloques y en consecuencia quedan al margen del conflicto oficialismo-oposición, posiblemente las autoridades del Congreso los han elegido para demostrar acción y celeridad, para cerrar así un año especialmente inactivo. Pero en este caso, quizás puede criticarse un apuro, que la impedir el debate social amplio que requieren este tipo de proyectos, en el futuro pueda discutirse su legitimidad, aunque no su legalidad.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.