Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aumenta la tensión por los manteros

La Pastoral Social defendió la venta ambulante como una forma de subsistencia y recibió críticas de la CAME

Viernes 02 de diciembre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

En medio de la creciente tensión desatada entre comerciantes y manteros de la calle Florida por la venta ambulante, la polémica sumó ayer nuevos protagonistas cuando la Pastoral Social del Arzobispado de Buenos Aires manifestó su oposición a la modificación del artículo 83 del Código Contravencional, que contempla la venta ambulante para la subsistencia. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) calificó este hecho como una "intromisión desafortunada".

Ayer, el macrismo planeaba impulsar en la Legislatura la votación de dos proyectos de ley que regulan la actividad de los manteros; uno modifica el Código Contravencional de modo de restringir la actividad y eliminar la figura de la venta "por mera subsistencia", y otro propone reubicar algunas "ferias" -como la de Florida- pero legaliza otras que funcionan en la ciudad.

No obstante, como no lograba conseguir los votos necesarios para la reforma del código (se requieren 31 adhesiones) y por la tensión existente en torno de la ley de juntas docentes (de lo que se informa en la sección Cultura), el oficialismo optó por postergar la discusión hasta el miércoles próximo.

En tanto, la Pastoral Social expresó ayer su creencia de que el camino para la solución del conflicto no es la derogación parcial o total del artículo 83 e hizo un "llamado a todos los actores involucrados en el conflicto a formar una mesa de trabajo en el marco de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que permita resolver democrática y pacíficamente esta situación". Por su parte, la CAME expresó su sorpresa ante este comunicado y señaló este hecho como una "intromisión desafortunada". "Tampoco entendemos un llamamiento al diálogo y a la convivencia entre quienes delinquen y quienes comercian y dan trabajo en blanco a miles de ciudadanos", expresó la CAME en un comunicado.

En medio de una jornada clave para el futuro de la venta ambulante en la ciudad , comerciantes de la calle Florida volvieron a cortar el tránsito en la avenida Corrientes, tal como lo vienen haciendo desde el lunes 21, mientras que horas más tarde unos 200 vendedores ambulantes interrumpieron el tránsito en la Avenida de Mayo en la intersección con la calle Perú en repudio de la posible modificación del código.

Durante la concentración en Avenida de Mayo, Julio Pereyra, vendedor de vinchas en Florida al 500, expresó su oposición a la derogación del artículo: "No somos delincuentes; quieren instalar el debate de si somos ilegales o legales. Pero somos legales y si éste se deroga nos declararemos en rebeldía y trabajaremos igual".

Por su parte, comerciantes que encabezan la protesta en la calle Florida precisaron ayer a La Nacion que en el caso de que no se modifique el artículo, todos los negocios de la Capital que se adhieran a la protesta empapelarán la ciudad con la lista de legisladores que voten en contra del proyecto de ley del macrismo, y considerarán "iniciar acciones legales por incumplimiento en los deberes de funcionarios públicos, ya que -manifestaron- no pueden avalar una actividad ilegal por peleas de bloque". Ni hoy ni el lunes, anunciaron, cortarán la avenida Corrientes.

LOS PROYECTOS

Patricio Di StefanoLegislador por PRO

Futuro subsecretario de Ordenamiento del Espacio Público, propuso reformar el artículo 83 del Código Contravencional, que castiga el uso indebido del espacio público. Pretende eliminar el tercer párrafo del artículo, que exceptúa de las actividades lucrativas en la vía pública penadas por el código a "la venta ambulatoria de baratijas, artesanías y, en general, la venta de mera subsistencia". La frase "de mera subsistencia" abrió una zona gris que deja a consideración del funcionario actuante si existe o no infracción. El proyecto es respaldado por la CAME.

Bruno Screnci SilvaLegislador por PRO

El diputado impulsa una ley para regular todas las ferias de manualistas (aquellos que trabajan sobre un producto original y le suman valor agregado) de la Capital. Si bien prevé, por un lado, internar o trasladar a lugares más adecuados a algunas ferias que hoy funcionan al aire libre -por ejemplo, las de las calles Florida y Perú-, por el otro lado, legaliza algunas ferias en su emplazamiento actual sobre aceras, como la de la calle Honduras. Este proyecto obtuvo despacho de la Comisión de Espacio Público, pero como es rechazado por la CAME su tratamiento está frenado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas