Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Serán otros los ruidos

Potente propuesta de Vivian Luz y Daniel Marcove que se debate entre la libertad y el miedo

Sábado 03 de diciembre de 2011
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Idea, coreografía y dirección: Vivian Luz / Intérpretes: Carlo Argento, Laura Wigutow / puesta / En escena: Daniel Marcove / Dramaturgia: Laura Ferrari / Música original: Cristobal Barcesat / Voz en canción: María Marzialetti / Videos históricos: Daniel García / Diseño de vestuario: Mercedes Uría / Diseño de luces: Miguel Morales / Asistencia general: Leonardo Russo, Carolina Stefano / Puesta en escena: Daniel Marcove / Sala: Teatro del Abasto (Humahuaca 3549) / Funciones: Sábados, a las 21 / Duración: 55 minutos. Nuestra opinión: muy buena.

Una pareja, una relación amorosa y una convulsionada historia social que, una y otra vez, irá haciendo que ese vínculo se modifique. Tres momentos de un mundo en apariencia muy diferentes: la década del 40, los años 70 y este presente, irán asomando en escena en una dolorosa continuidad. Los hechos que acontecen son similares: un afuera caótico que se debate entre la guerra y un pedido elocuente de libertad, y un adentro que sólo propone concentrarse en la más angustiante soledad. El miedo, asoma como una figura imponente y ante él no habrá demasiadas posibilidades de escapar.

En una estructura en la que el teatro y la danza se mixturan en un entramado por momentos de mucha riqueza, Daniel Marcove y Vivian Luz logran ir armando una serie de secuencias en las que predomina un intenso juego dramático. Apoyándose también en una serie de proyecciones documentales que acercan imágenes muy contundentes, ellas posibilitan cargar de tensión esa acción que progresa de manera muy aceitada.

Carlos Argento y Laura Wigutow exponen a sus personajes desde una intimidad conmovedora. Cada época es introducida por un ritmo musical característico y desde ahí, ellos construyen cada tiempo que les toca vivir con mucha rigurosidad, desde un cuerpo que porta marcas, señales, bien definidas.

Resulta muy atractivo el diseño escenográfico construido con una serie de paños blancos que irán delimitando a veces los espacios, y otras se convertirán en vestuarios adecuados para acentuar determinadas situaciones.

Serán otros los ruidos asoma como una severa investigación donde lo político ocupa un lugar central. Es muy inquietante esa realidad que va construyéndose y que posibilita redescubrir el comportamiento de un mundo que, al cabo de los años, siempre parece necesitar construir un instante en el que el horror nos desestabiliza.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas