Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ceremonia en Oslo

Entregaron el Nobel de la Paz a tres mujeres

Exterior

Es un homenaje a su lucha en todo el mundo

 
 

OSLO.- Tres mujeres que combatieron la injusticia, las dictaduras y la violencia sexual en Liberia y Yemen recibieron ayer el Premio Nobel de la Paz 2011, en una ceremonia que homenajeó a la lucha de las mujeres de todo el mundo y a la "primavera árabe".

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y su compatriota Roberta Gbowee, así como la yemení Tawakkul Karman, un ícono de las mujeres en el movimiento de protesta social en Yemen, compartieron el galardón que fue entregado ayer en Oslo.

Las tres fueron distinguidas con el centenario premio que otorga el Comité Nobel noruego "por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y sus derechos a una participación plena en el trabajo de construcción de la paz".

"Mis hermanas, mis hijas, mis amigas: hallen su voz", dijo Sirleaf, de 72 años, la primera mujer elegida democráticamente para una presidencia en Africa, que en octubre pasado ganó la reelección, después de recibir su diploma y la medalla del Nobel en la capital noruega.

"No tengan miedo de condenar la injusticia, aunque sean minoría. No tengan miedo de buscar la paz, aunque hablen con una voz débil. No tengan miedo de exigir la paz", dijo la presidenta de Liberia.

Por su parte, su compatriota Gbowee, de 39 años, comenzó recordando los inicios del movimiento pacifista y multiétnico Women of Liberia Mass Action for Peace, que impulsó en 2002 con otras seis mujeres sus "propias convicciones y diez dólares", y que contribuyó a poner fin a la segunda guerra civil en Liberia.

Gbowee opinó que la elección de las premiadas llega en el mejor momento, cuando "mujeres que antes eran víctimas silenciosas y objetos del poder de los hombres, derriban los muros de las tradiciones opresoras con la fuerza invencible de la no violencia".

Al poder de la resistencia no violenta también apeló Karman, de 32 años, y la más joven de las galardonadas, por su papel central en la lucha por los derechos de las mujeres y la democracia en Yemen.

Karman es la primera mujer árabe que gana el premio Cubierta por el velo islámico, y dirigiéndose a la audiencia en árabe, aceptó el premio "en nombre de la juventud revolucionaria de Yemen y otros países árabes", que luchan contra "la guerra conducida por líderes despóticos que oprimen a su propia gente".

En 2010, el Nobel de la Paz fue otorgado al disidente chino Liu Xiaobo, que se encuentra preso en China. En la ceremonia de entrega del galardón, Xiaobo estuvo representado por una silla vacía debido a que China no le permitió viajar a Noruega.

Agencias AP y EFE .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015