Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ocho tips para evitar invertir en Plazo Fijo en 2012

Economía
 
 

El plazo fijo bancario es una de las inversiones más elegidas por los argentinos y, a su vez, la menos rentable en términos reales.

En momentos como los actuales, y luego de la suba del dólar paralelo, los bancos se encuentran pagando tasas promedio del 15% anual por depósitos a 30 días, tal cuál lo muestran diversos informes.

La tradicional preferencia de los argentinos por el dólar hace que los bancos accedan a pagar tasas en pesos que pueden sonar elevadas en términos nominales con el fin de que sus clientes mantengan los depósitos en las instituciones y no los vuelquen a la "billete verde".

Pero lo que mucha gente desconoce es que los plazos fijos son siempre "el piso" de las rentabilidades que se pueden obtener y, sin que el lector sea un experto ni mucho menos, es posible aprovechar el contexto financiero actual para obtener tasas que pueden hasta duplicar las que ofrecen los bancos locales.

A continuación, 8 tips de inversiones alternativas para tener en cuenta:

Tip 1: Depósitos en cooperativas.

Los bancos no son los únicos que toman dinero del público: las cooperativas también suelen hacerlo, otorgando en algunos casos rendimientos que pueden acercarse al 23% dependiendo montos y plazos.

Como el lector habrá podido intuir el riesgo aquí es más alto, y dentro del universo de cooperativas hay de todo. Sin embargo, muchas de ellas son auditadas por el Banco Central de la República Argentina y presentan un negocio muy sólido y de bajo riesgo como, por ejemplo, los "préstamos a particulares vía código de descuento" (le descuentan a los deudores directamente de los haberes la cuota correspondiente).

Tip 2: Fondos comunes de Inversión.

Existen Fondos Comunes de Inversión (FCI) que invierten en Fideicomisos de Consumo y pueden otorgar rendimientos del 22% con un riesgo muy bajo.

Los fideicomisos suelen tener atomizada su cartera deudora y a su vez los FCI diversifican la inversión entre varios de ellos, reduciendo de esta manera en forma notable el peligro de default.

Existen también FCI en bonos y de renta mixta (acciones y bonos) que pueden presentar una mayor volatilidad en sus cuotaspartes que los anteriores pero con rendimientos aún mayores, permitiendo también la posibilidad de que un inversor, a su vez, diversifique sus ahorros entre varios fondos distintos. En estos momentos, esos fondos de riesgo muy bajo se encuentran rindiendo casi un 19% anual, según lo muestran diferentes dossier.

Tip 3: Bonos del gobierno en el mediano plazo.

Bonos que aún se encuentran a un 50% de su paridad (esto es, que cuando llegue el vencimiento deben pagar el doble de lo que cuestan ahora en el mercado) u otros que pagan una tasa fija más CER se convierten en una posibilidad interesante. Tasas cercanas al 25% en pesos son factibles en este campo.

Tip 4: Acciones en el largo plazo.

En la Argentina, la mayoría de las personas a las cuales se les pide su opinión sobre la inversión en bolsa afirman que la misma es "una timba" y que solo ganan los operadores habituales y los grandes inversores.

Mi experiencia en el mercado me permite disentir con esta visión. Existe una manera de reducir el sensiblemente el riesgo de invertir en acciones: invertir con un horizonte de largo plazo (3 a 4 años) armando una cartera medianamente diversificada.

La suba del Merval (índice que reune las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires) en los últimos años da cuenta de ello: en 2009 el rendimiento en acciones ha superado ampliamente la inflación al despacharse con una suba del 114.9%, mientras que en el 2010 subió "apenas" 52%).

Para poder invertir en acciones solo hay que tener abierta una cuenta en una sociedad de bolsa, lo cuál representa un trámite muy sencillo contrariamente a lo que se piensa.

Tip 5: Cheques de pago diferido.

Otro instrumento que parece complicado y no lo es. Los cheques de pago diferido se operan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, y las tasas que pagan dependerán del libre juego de la oferta y demanda, siendo un 16% en pesos algo posible y a muy bajo riesgo.

Las tasas pagadas y los cheques ofrecidos pueden verse en el enlace: Los cheques de pago diferidos avalados presentan la opción más segura, ya que se encuentran respaldados por sociedades de garantía recíproca (SGR) que garantizan el cumplimiento del pago.

Tip 6: Hipotecas.

Luego de la última crisis vivida hace 11 años, el mercado de hipotecas quedó en su momento prácticamente parado, ya que las medidas judiciales que no permitían a los acreedores llevar a remate los bienes dejados en garantía por parte de los deudores morosos hicieron que el negocio perdiera su brillo.

Sin embargo, la situación judicial fue cambiando y la reactivación de la economía propició a su vez una lenta pero segura recuperación en este terreno también.

Actualmente, colocar en hipotecas otorga un rendimiento anual del orden del 16% en dólares, con un riesgo muy bajo ya que todas las colocaciones están garantizadas con bienes por un valor superior al prestado (lo que se llama aforo: se pres2ta una cantidad de dinero un 20% menor al precio de la propiedad para cubrirse de costos de remate, variación de valor del inmueble, etc.).

Tip 7: Construcción desde el pozo.

La inversión más conservadora de todas siempre fue invertir en ladrillos. Actualmente, comprar un casa o departamento como inversión (es decir, para alquilarlo), pude tener un rendimiento del 5-7% en dólares, con lo cuál pierde atractivo teniendo en cuenta la inflación local proyectada.

No obstante ello, construir desde el pozo (involucrarse como inversor en proyectos de construcción de unidades habitables) tiene un rendimiento aproximado anual que va del 12 al 18% (siempre en dólares), aunque existen oportunidades que pueden incluso superar esa cifra.

Tip 8: Franquicias.

Es quizá la mejor opción para invertir en la economía real, en contraposición a los ejemplos más "financieros" brindados anteriormente.

El fuerte crecimiento económico que evidencia el país en estos momentos hace que las tasas de rentabilidad para este tipo de inversiones sean muy altas (netamente superiores al 20% anual en pesos), pero esto dependerá del negocio elegido, su ubicación y el management, entre otras cosas.

También es importante determinar si el inversor que compre la franquicia será un invasor activo (trabajará en el negocio) o pasivo (contratará personal para que lo maneje). Los dueños de las franquicias recomiendan la primera opción.

Conclusión:

Los "ladrillos" y los plazos fijos en los bancos siempre fueron las inversiones más cómodas para hacer en contextos de estabilidad e inflación controlada.

Sin embargo, los tiempos cambian y un inversor debe dedicar un mínimo de tiempo semanal para investigar que otras inversiones puede llevar a cabo para, en primer lugar, defender el poder adquisitivo de sus ahorros y, luego, obtener un ingreso pasivo que alivie sus gastos fijos y corrientes..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015