Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ofensiva contra la violencia escolar

Silvina Gvirtz anunció que docentes, padres y alumnos trabajarán juntos para combatirla; se repartirán libros para fomentar la lectura

Miércoles 14 de diciembre de 2011
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0

LA PLATA.– Repartir libros en las escuelas primarias para que los chicos mejoren la compresión de textos y formen sus propias bibliotecas, procurar que se respeten las normas de convivencia y la autoridad del docente para combatir la violencia escolar y continuar con la construcción de colegios secundarios para albergar a los chicos que fueron incorporados al sistema educativo a partir de la Asignación Universal por Hijo son las principales metas que trazó la nueva directora general de Cultura y Educación bonaerense, Silvina Gvirtz.

Durante una entrevista con LA NACION, un día después de jurar su cargo, Gvirtz afirmó, ya instalada en su nuevo despacho, que su principal desafío es mejorar la calidad educativa en los próximos cuatro años de gestión, y adelantó que no negociará salarios con los gremios docentes hasta que se abra la paritaria nacional del año próximo.

Anunció además que para el año lectivo 2012 creará la Subdirección de Convivencia Escolar, para tratar la problemática de la violencia escolar y de género. El objetivo de esa área será que los docentes, los padres y los alumnos "trabajen juntos" en el tema.

Destacó, en ese sentido, que lo que se busca es "trabajar y fomentar la buena convivencia" para que se terminen los hechos de esa naturaleza.

–En su discurso de asunción, la presidenta Cristina Kirchner dijo que en las pruebas nacionales los alumnos habían mejorado en matemática, ciencias sociales y ciencias naturales, pero que habían tenido un mal desempeño en lengua. ¿Cómo les fue a los alumnos bonaerenses?

–Aún no están los datos desagregados. Hubo mejoras en tres áreas, pero empeoró lengua. Por eso vamos a trabajar con recomendaciones metodológicas, para que los colegios puedan detectar los puntos débiles y nosotros los podamos ayudar. La capacitación docente será fundamental. También vamos a comprar libros para todos los chicos de primaria, para que vayan armando su propia biblioteca. Y eso nos parece muy importante para fortalecer la lectura, que es uno de los puntos más flojos que dieron en los exámenes.

–¿Cuántos libros van a repartir?

–Se van a repartir entre dos y cuatro libros por año, por chico que cursa la primaria. Son obras especiales, preparadas para que desarrollen la lectura.

–La Presidenta pidió que los docentes sean evaluados. ¿Están trabajando en algún tipo de prueba para los maestros?

–La provincia tiene un sistema de evaluación docente; vamos a trabajar en ello, pero estamos elaborando el tema.

–¿La evaluación de los docentes la realizará cada provincia, o se coordinará todo con el Ministerio de Educación de la Nación?

–No puedo dar esa información… porque no se sabe. Recién tenemos los resultados de los alumnos. Una vez que estén bien los resultados vamos a ver cómo se sigue y eso hay que hablarlo a nivel nacional.

–Con la Asignación Universal por Hijo se incorporaron muchos chicos que estaban fuera de la escuela. Pero los últimos resultados de la gestión del titular saliente de Educación, Mario Oporto, indican que muchos repitieron. ¿Cómo piensa enfrentar este problema?

–Hay dos programas que me parecen claves. Uno, justamente, es la Asignación Universal por Hijo, que para cobrar se tiene que garantizar la asistencia a la escuela. El otro es Conectar Igualdad, que permite, con la inclusión de las netbooks en las escuelas, que los chicos tengan otra manera de aprender.

–Este ciclo escolar ha sido un año con muchos hechos de violencia. Para usted, ¿a qué se debe?

–En realidad, no hay ninguna estadística sobre violencia escolar. Lo único que hay son las noticias de los medios de comunicación. A veces las malas noticias predominan sobre las buenas. Es más llamativo levantar noticias que hablen sobre violencia que la enorme cantidad de buenas noticias, como la muestra de escuelas técnicas en Tecnópolis.

–¿Qué función desempeñará la Subdirección de Convivencia Escolar?

–Nosotros tenemos los consejos de convivencia, que funcionan en las escuelas. Con ellos vamos a trabajar para fomentar la buena convivencia, el diálogo y los acuerdos, para que se terminen los episodios de violencia. Vamos a velar por que se respeten las normas de convivencia. Creemos firmemente en la autoridad [del docente], no basada en el autoritarismo, sino en la autoridad emanada desde la democracia.

–El Gobierno ha encarado un proceso de revisionismo histórico. ¿Piensan cambiar el contenido de las asignaturas que tengan como eje central la historia?

–Los programas de historia son los que están...

–El bloque de las materias sobre construcción ciudadana disparó este año una encendida polémica, como la enseñanza de los escraches, piquetes y otras formas de manifestaciones populares. ¿Piensa cambiar los manuales o la forma en que está articulada esta temática?

–No, los manuales no. El problema fueron los programas y me parece que ahí hubo un tratamiento mediático que no reflejaba la realidad de lo que eran esos problemas. En principio, por ahora no hubo ningún problema. La idea es fortalecer, dentro de formación ciudadana, lo que es una mirada respecto de la Constitución. Trabajar con modelos de participación ciudadana.

MÁS INGENIEROS Y FÍSICOS PARA EL PAÍS Al referirse a la distribución de las netbooks y las ventajas para los alumnos, Gvirtz dijo a Télam que también permiten que "materias como física y química sean más simples de explicar y hacer comprender". Y añadió que con ello se espera "contribuir a tener más ingenieros y físicos en el país, que es lo que se necesita".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas