Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El 70% del daño solar en la piel se produce antes de los 18 años

Expertos aconsejan cambiar hábitos riesgosos

Jueves 15 de diciembre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

Actividades que no suelen asociarse con la necesidad de utilizar un protector solar, como salir a andar en bicicleta, jugar al fútbol en la canchita del barrio o ir a los juegos de la plaza durante horas, también cuentan a la hora de cuidar nuestra piel.

Según un informe de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), el 70% del daño solar en la piel se produce antes de los 18 años. Es más, la mitad de la exposición solar que una persona debería tener durante su vida, hoy se recibe en las dos primeras décadas de vida.

Y esa acumulación, en la que también influyen los malos hábitos de exposición al sol y una pasión muchas veces desmedida por el bronceado, no es para nada gratuita. Los rayos ultravioleta inducen el fotoenvejecimiento de la piel.

"Debemos educarnos y educar a nuestros chicos para que no tengan tanta exposición en sus primeros años de vida", recomendó el doctor Jorge Laffargue, integrante de la Unidad de Dermatología del Hospital Pedro de Elizalde y miembro de la SAD. A través de un comunicado, la institución insta a la población a adoptar unos pocos cuidados simples y de probada efectividad para proteger la salud de la piel, como no tomar sol entre las 10 y las 16, y utilizar un protector con factor de protección solar (FPS) 30 "como mínimo", según precisó ayer a LA NACION el doctor Roberto Glorio, secretario general de la SAD.

En general, aunque varía según la sensibilidad de la piel, los signos más comunes de los daños que produce el fotoenvejecimiento van más allá de las arrugas. Pueden aparecer manchas y surcos profundos, la piel puede cambiar de color (se vuelve más amarillenta) y perder grosor, lo que hace también que empiecen a traslucirse los vasos sanguíneos.

La consecuencia más grave de la fotoexposición es la aparición de tumores cutáneos, como el carcinoma basocelular, que es el más común en el 60% de los casos, o el melanoma, que aparece como si fuera un lunar que cambia de forma, tamaño o color. Es por esto que la SAD recomienda consultar a un dermatólogo ante la aparición de cualquier signo o lesión sospechosa. Esto permite realizar un diagnóstico a tiempo.

"Queremos que la población conozca la importancia de la fotoprotección desde la infancia -precisó Glorio, que también es docente autorizado de la UBA-. Al ser acumulativo el daño solar, lo que una persona pueda hacer a los 30 o 40 años para revertirlo tendrá poco efecto. La prevención y el cambio de ciertos hábitos de exposición al sol, que a veces están muy arraigados en la cultura local, son fundamentales."

Ambos especialistas coincidieron en la necesidad de estar muy alerta a las lesiones que pueden aparecer en la piel. "Quienes sufrieron grandes quemaduras y las personas con piel y ojos claros, o con muchos lunares tienen que tomar conciencia de que deben utilizar un FPS adecuado. Y el valor más bajo debe ser 30", indicó Glorio.

Una tarea complicada cuando se trata de prevenir es la elección del protector solar. Los hay en spray o crema, con más o menos vitaminas, y hasta con o sin color. Pero también ofrecen hasta repararnos el ADN mientras la piel se pone roja. "Se ven envases que ofrecen un FPS 8 y productos que combinan bronceador más protector, lo que es una contradicción porque si broncea no protege -aclaró Glorio-. En realidad, en ese caso, es importante saber que el contenido incluye más bronceador que protector."

Los más efectivos, y no necesariamente más costosos, según una recorrida por los estantes de varias farmacias, son los que se denominan protectores solares de amplio espectro. "La FDA [la agencia de los Estados Unidos similar a la Anmat] estableció que esos protectores no sólo protegen contra quemaduras, sino que también protegen la piel del envejecimiento prematuro y el cáncer. En cambio, el resto de los productos sólo previenen las quemaduras", dijo el experto.

Cuando la piel es clara, bastan 10 minutos de exposición para que aparezca el color rojo que indica que una quemadura solar incipiente. En una piel más oscura, en tanto, ese proceso tarda unos 20 minutos. "El FPS es un valor que indica cuánto tiempo más podemos permanecer al sol. Una piel blanca protegida con un FPS 15, demorará 15 veces más en tomar el color rojo, es decir, unas 2,5 horas -detalló Glorio-. Y una piel oscura tendrá 5 horas de protección."

En los chicos, también importa la edad. Antes de los 6 meses, no deben quedar expuestos al sol porque la piel aún no tiene capacidad de defensa. A partir de esa edad, hay que aplicarles un producto con FPS de entre 40 y 50, y de acción física y química. "Es el que muchas veces vemos en la playa que deja una película blanca sobre la piel -aclaró-. Y no es necesario utilizar un FPS 100, ya que no brinda mucha más protección que uno de 50 como se cree. Ambos protegen al 99%, así que con 50 es suficiente."

Consejos útiles

Aire libre : cualquiera sea la actividad que se realice, siempre hay que estar protegidos del sol. Las nubes permiten el paso de la radiación UV, mientras que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y potencian su acción.

Mirar el reloj: entre las 10 y las 16, hay que optar por la sombra porque es el horario en el que los rayos UV A y B son más dañinos.

Protector solar: elegir los de amplio espectro (que protegen contra los rayos UV A y B), con FPS 30 como mínimo. Aplicarlo 20-30 minutos antes de cada exposición y cada 2 o 3 horas.

Estar alerta: hay que controlar las manchas o lesiones sospechosas en el cuerpo para poder consultar a tiempo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas