Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un nuevo escándalo de corrupción en Italia salpica al fútbol argentino

Detuvieron a 17 personas, entre ellas el capitán de Atalanta Cristiano Doni, suspendido por la federación italiana por 3 años y medio; la investigación está relacionada con apuestas y arreglo de partidos en el calcio, Bolivia, la Argentina y otras siete ligas de Europa

Martes 20 de diciembre de 2011 • 07:56
0

MILAN, Italia (ANSA) - Se escribió un nuevo capítulo de corrupción en el Calcio italiano, donde arrestaron a 17 personas, entre ellas Cristiano Doni, el suspendido capitán de Atalanta, en una red delictiva que incluso salpica a partidos de Argentina y Bolivia. "Nos ocupamos de lo que sucede en Italia, pero esta banda, con centro operativo en Singapur, controlaba una vasta red de apuestas clandestinas y manipulaba también partidos de Africa y América del Sur, más concretamente de Argentina y Bolivia", afirmó el fiscal Roberto Di Martino.

Hay tres personas con pedido de captura que comprometerían al fútbol sudamericano. Un detenido ofreció detalles sobre partidos arreglados en Africa y Sudamérica y de clubes comprados por los apostadores, dijo De Martino.

Alemania, Finlandia, Croacia, Hungría, Turquía, Macedonia y Eslovenia también tienen partidos bajo investigación, la mayoría del ascenso, dijeron los investigadores.

Doni, suspendido por la Federación Italiana (FIGC) por 3 años y 6 meses, fue detenido en su domicilio antes del amanecer, pese a un intento de fuga, y permanecerá incomunicado por cinco días, según dijo su abogado. Las detenciones forman parte de la operación Last Bet, puesta en marcha en junio pasado por la Fiscalía de Cremona tras haber identificado a una organización delictiva que falseaba resultados en Italia y otros países.

Entre los detenidos, figura también el ex jugador Alessandro Zamperini, quien estaba encargado de comprar partidos de Copa Italia: fue denunciado por el club Gubbio después de haber ofrecido 200.000 euros a algunos de sus futbolistas para que perdiesen frente a Cesena. imone Gubbio, que fue compañero de Zamperini en juveniles de Roma, fue quien denunció la maniobra a las autoridades.

"Es una organización que invertía sobre cada partido elegido sumas que van de los 500.000 euros al millón y medio", dijo Di Martino, cuya investigación abarca a por lo menos 3 partidos de Serie A y otros 3 de Serie B locales.

Los partidos de la Serie A del calcio sospechados son Napoli 4-Sampdoria 0 del 30 de enero pasado, Brescia 2-Bari 0 del 6 de febrero y Brescia 2-Lecce 2 del 27 de febrero. Un penal apenas iniciado el partido, una gran reacción, protestas por un gol anulado y el triplete del uruguayo Edinson Cavani formaron parte del 4-0 de Napoli a Sampdoria, el ganador en plena lucha por el título que ganó Milan y el perdedor finalmente descendido.

Los cuatro goles anotados en una hora de juego habrían favorecido al mercado de apuestas, igual que el 2-0 Brescia-Bari, que precipitó al segundo al fondo de la tabla y el 2-2 que remontó Brescia ante Lecce, que incluyó un gol anulado sobre el final.

De la Serie B están bajo fuerte sospecha Atalanta-Piacenza, Padova-Atalanta y Ascoli-Atalanta. "Los partidos en total son poco menos de 20, la mayoría de la Serie B y 3 o 4 de la A", dijo hoy Marco Garófalo, jefe policial de Cremona, donde comenzó la investigación.

Cuando estalló el escándalo, varios meses atrás, la FIGC castigó a Atalanta con una multa de 80.000 euros y una quita de 6 puntos en el inicio del actual campeonato de Serie A, además de la suspensión de Doni, cuyo arresto enfureció a fanáticos de Atalanta. "Tengo lágrimas en los ojos" y "Saquen las manos del capitán", decían mensajes en el sitio atalantini.com.

Doni fue detenido al considerar que estaba intentando contaminar las pruebas, ya que, según las pesquisas, pagó al abogado de otro de los investigados, Nicola Santoni, para evitar que éste hablase con los fiscales.

Además de Doni y Zamperini, también fueron detenidos hoy Luigi Sartor (ex jugador de Parma, Inter y Roma), Carlo Gervasoni (Piacenza, actualmente suspendido) y Filippo Carobbio (Spezia).

Todos ellos están implicados en una red de apuestas clandestinas por la que hace algunos meses ya había sido detenido Giuseppe Signori, exdelantero de Lazio y Sampdoria y también la selección italiana, lo mismo que Doni.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas