Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Anécdotas de Loco: los momentos más divertidos de Bielsa

Cuando se arrepintió de la dedicatoria a su hermano en Fútbol de Primera; la votación sobre la línea de tres o de cuatro; sus cinco formas de alcanzar la felicidad; su promesa de dar un dedo por ganarle a Central; el enojo contra Italia

Un Bielsa más joven
Un Bielsa más joven. Foto: Archivo
Miércoles 21 de diciembre de 2011 • 17:39
0

Bielsa en Fútbol de Primera

Lo que sigue es un fragmento del libro "Argentina, una luz de almacén", de Rafael Bielsa, el hermano de Marcelo, en donde cuenta anécdotas que lo tienen al Loco como protagonista.

"Es la noche del 28 de diciembre; suena el teléfono y respondo. Miro la hora: las 11 y media. Mi hermano Marcelo me habla desde la ruta.

-¿Te acordás del 31 de mayo del ´98, cuando te dediqué el campeonato de Vélez en "Fútbol de Primera"?- me descerraja a boca de jarro…

Cómo no me voy a acordar…

-Bueno,- continúa, inexorable- Creo que no debí haberlo hecho.

Por una décima de segundo me estremezco. Lo imagino irrumpiendo en "Fútbol de Primera" a paso redoblado, dispuesto a enmendar la injusticia retirándome el homenaje; involuntariamente, aprieto el puño como atrapando un talismán…

-Tengo tres razones -se explica-. La primera es que uno no debería disponer de la totalidad de lo que sólo es parcialmente propio. Aquella noche, campeones habíamos salido todos, los jugadores y yo, de manera tal que al haber estado ausente del programa el plantel completo, yo no debí apropiarme de ninguna manera de lo que no era mío.

…- La segunda razón es que si una dedicatoria contiene un sentido eminentemente personal, ya que uno expresa un sentimiento íntimo, de dicho modo debería hacérsela llegar al destinatario, y no por televisión.

…- En tercer lugar,- cierra- uno no debe dar al periodismo una herramienta tan poderosa como el conocimiento de la propia emotividad desnuda. Si todos los que acceden a ella le fueran a dar el trato que merece un sentimiento noble, podría ser, pero no hay garantías, no hay garantías.

¿Línea de tres o línea de cuatro?

En el libro el Lado V, sobre la biografía de Verón, la Bruja cuenta que una vez mientras entrenaba con la selección, Bielsa llamó a los jugadores y les hizo elegir si querían jugar con línea de tres o de cuatro defensores. Los jugadores no dudaron y todos eligieron línea de cuatro. El loco, al rato, hizo la recolección de votos y escribió en una pizarra lo que salía: "Línea de cuatro, línea de cuatro, línea de cuatro...". Y cuando terminó de contar, dijo: "Bueno, esto demuestra cuál es el módulo preferido de ustedes. Les quiero anunciar, entonces, que vamos a jugar con línea de tres. Chau". Y se fue.

Las cinco formas de alcanzar la felicidad

El año pasado, el tenista Gastón Gaudio le contó a Matías Martin en el programa de radio "Basta de Todo", las cinco formas para alcanzar la felicidad que Bielsa le había transmitido. La charla con el Loco se dio en el predio Pinto Durán, donde también estaba Mariano Zabaleta.

1. Dar sin mirar a quien. "Hay que dar a quien no conozcas y no porque te obliguen. Si alguien necesita algo, dáselo. Dar sin mirar a quién. Si vas por la calle y ves que alguien necesita algo, dáselo". Gaudio dijo que a Bielsa esto le producía una gran alegría, pero que también le había traido algunos problemas, ya que sus familiares y la gente de su entorno le reclamaba que ellos también querían un regalo. Por eso la tuvo que desechar.

2. Creer en algo, religiosamente. Aferrarse a una creencia. Sin embargo, Bielsa le aclaró al tenista que esto casi lo lleva a la locura. "Cuando me fui de la selección argentina, me encerré en un convento. Me llevé los libros que quería leer, no llevé teléfono, ni tuve televisión. Duré tres meses, pero llegó un momento que estaba tan solo que empecé a hablar y responderme solo. Me estaba volviendo loco de verdad".

3. La familia, el amor. El Loco le comentó a Gaudio que esto no dura para siempre, sino más bien alrededor de un año y después te aburrís. Luego pasa a ser una "amistad compartida". "Lo ideal sería tener una mujer por año entonces. Pero ese no es mi estilo de vida", le confesó Marcelo.

4. El éxito profesional. Bielsa lo vivió. "Cuando salí campeón con Newell´s, me sentía pleno. Creía que nada más podía pedir. Pero esos momentos, no duran para siempre. El éxito es imposible mantenerlo en el tiempo", le contó el Loco.

5. "La quinta todavía la estoy buscando y no la puedo encontrar", cerró el Loco.

Lo que daría por ganarle a Central

Fernando Gamboa contó la siguiente anécdota. Un día antes del clásico con Central por el Apertura de 1990: "Era domingo después de la siesta (el partido se jugaba el lunes). Yo estaba en el pasillo, jugando con un pacman y se me acercó Bielsa. Me miró y me preguntó si tenía ganas de jugar, si estaba ansioso por que llegara el momento. Yo, a todo esto, seguía jugando, hasta que de pronto me dice:

- Pará, mirame, te estoy hablando

Dejé de jugar y le contesté:

- Tranquilo, profe, ¿qué pasa?

Me vuelve a mirar fijamente y me pregunta:

- ¿Qué daría usted por ganar este clásico?

- Todo, absolutamente todo, soy capaz de trabar con la cabeza- contesté.

No le gustó mi respuesta y me dijo:

- Más, hay que dar más

- ¿Algo más? ¿Le parece poco?

Fue entonces que me mostró la mano y me dijo:

- Si me aseguran ganar, me dejo cortar este dedo".

"Eso no es fútbol"

Inmediatamente terminada la final del Torneo Esperanzas de Toulon, en la que Italia venció a Chile, Marcelo Bielsa se acercó al técnico rival. "Eso no es fútbol, eso no es fútbol. Todo pelotazos al 9: eso no es fútbol. Ustedes, todo por arriba. Eso no es jugar, eso no es jugar", le recriminó el Loco.

Fuentes: Lado V, la biografía de Juan Sebastián Verón (Editorial Sudamericana), Argentina, una Luz de Almacén, de Rafael Bielsa, Radio Metro 95.1, frasesbielsistas.blogspot.com .

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas