Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La SADE intentará recaudar por el uso de textos literarios

Anunció que aplicará a las radios y a la TV un canon por derechos de autor colectivos

Jueves 29 de diciembre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

Según las autoridades de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), en pocos meses más los productores o periodistas de programas radiales, televisivos o digitales que quieran leer poemas, cuentos o fragmentos de otros textos literarios, como lo hacen muchos en forma habitual, deberán verificar que los medios para los que trabajan estén al día con la debida mensualidad a esa entidad en concepto de derechos de autor colectivos.

"En febrero saldremos a recaudar derechos de autor colectivos; a quien no quiera pagar le iniciaremos una acción judicial y será un juez quien diga si tenemos o no autoridad para hacerlo", anunció, en diálogo con LA NACION, el presidente de la SADE recientemente reelecto, Alejandro Vaccaro, que anticipó que la recaudación se lanzará con o sin ley que la establezca.

"Toda vez que a través de un medio de difusión se utiliza un texto literario se produce un derecho; lo que queremos es captar esos derechos que hoy no se perciben. Es lo mismo que hacen otras organizaciones", dijo Vaccaro, y ejemplificó: "Si en una radio de Chaco leen un poema de un autor salteño y esa radio se enriquece, su autor debería cobrar derechos. Por eso surgen asociaciones que recaudan derechos colectivos".

Se tratará, adelantan, de un canon mensual que podría rondar los 1000 o 2000 pesos. Con el pago de esa suma, el medio de difusión quedaría en libertad de leer cuantos textos literarios elijan sus periodistas y todas las veces que quieran. No se alteraría en nada el régimen de derechos de autor individual que cada escritor pauta con las editoriales.

Si bien los directivos de la SADE intentarán introducir el proyecto de ley a través de algún diputado o senador, entienden que están habilitados para recaudar sin legislación específica. "Nuestra legitimidad es la de ser la primera y gran organización que nuclea a 6500 escritores de todo el país y que, fundada en 1918, tiene 75 representaciones en distintas ciudades y fue presidida por Jorge Luis Borges, Eduardo Mallea, Leopoldo Lugones", argumentó.

Vaccaro desestimó la posibilidad de buscar un acuerdo con la Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina (SEA), y admitió: "Seguramente habrá algunos chisporroteos, como les pasó a otras sociedades, pero estamos convencidos de esto". Citó como antecedentes la experiencia de la Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes, que "cobra cada vez que se vuelve a pasar una película, obra de teatro o una telenovela" y que conduce Pepe Soriano. "Ellos empezaron a cobrar sin nada y en 2006 Néstor Kirchner les firmó un decreto", dijo Vaccaro, y agregó que también recauda derechos de autor a servicios de fotocopiado "sin ley ni decreto" el Centro de Administración de Derechos Reprográficos (Cadra).

Los directivos de la SADE dicen haber conversado sobre esta propuesta con algunos asesores de senadores y diputados. "Pero no descartamos que pueda salir por decreto. Con la incorporación de nuevos escritores a la comisión directiva tenemos otras posibilidades", dijo Vaccaro al referirse, según constató LA NACION, a Juan Villafañe, Vicente Battista y Mario Goloboff, escritores que mantienen contactos con diferentes organismos del gobierno nacional.

"La recaudación de derechos es fundamental para que la SADE pueda sobrevivir", dijo el titular de la entidad, que hoy se mantiene con la cuota -de 15 pesos mensuales de sus socios- y los alquileres de un inmueble contiguo a la sede de la calle Uruguay y un restaurante que funciona dentro de la sede de la calle México.

"Vivimos de ingresos no genuinos y eso es malo. Los genuinos son los derechos de autor colectivos; con eso podremos tener una obra social para los escritores", agregó.

La SADE también analiza aplicar un procedimiento similar a quienes organizan conferencias. Quien invita a un disertante debería hacer un depósito a la SADE, de un monto fijo indicando los datos de la charla. "Daremos el 80% de ese monto al conferencista, por lo que nunca más en la Argentina un escritor, investigador o quien sea que dicte una conferencia -se trate de ovnis, literatura, temas médicos o de lo que sea-, lo haga de forma gratuita", anunció Vaccaro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas