Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más de 100 autores en una muestra de dos grandes colecciones de arte

La exposición reúne 140 obras que integran el patrimonio del Fondo Nacional y del Palais de Glace

Jueves 29 de diciembre de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

Las preocupaciones y las inquietudes son las mismas, las expresiones artísticas son bien distintas. Se complementan. Se contraponen. Invitan a la observación.

Esa es la esencia de la exposición Contar historias. Microrrelatos en las colecciones nacionales de arte , que se inauguró la semana última en la Casa Nacional del Bicentenario y que está compuesta por 140 obras que integran el patrimonio del Fondo Nacional de las Artes y del Palais de Glace, que recorren todos los tiempos y muchos de los artistas premiados por los salones nacionales de los últimos 100 años.

"Es una muestra importante para este verano y para que la gente se acerque al patrimonio nacional", afirma a LA NACION la directora de la Casa Nacional del Bicentenario, arquitecta Liliana Piñeiro, al informar que permanecerá abierta hasta el 26 de febrero y que tiene acceso libre y gratuito.

La exhibición está integrada por seis microrrelatos: Memoria, denuncia y señalamiento; Rostros, retratos y figuras; El género y sus fronteras, paisajes; La intimidad de lo cotidiano (memoria, sueño y fantasía); Configuraciones en los bordes de lo real, y Derivas de lo geométrico.

En dos plantas y más de 1200 metros cuadrados, el visitante "verá cómo es el diálogo de obras que están distanciadas en el tiempo, pero están cerca en cuanto a su temática", argumenta la directora de la Maestría en Curaduría en Artes Visuales de la Universidad de Tres de Febrero y curadora de la muestra de microrrelatos, doctora Diana Weschler.

Pintura, escultura, objetos, arte digital y audiovisual se complementan y brindan la posibilidad de revisar los relatos de la historia del arte nacional.

Para muestra, van estos ejemplos de microrrelatos: El paisaje, de Fernando Fader, una serena acuarela, frente al de Eduardo Stupía (2007), desde un concepto inestable en carbón sobre papel; muy cerca, Estanislao Florido da su versión de La ciudad perdida (2010).

El retrato, de Lino Enea Spilimbergo (óleo de 1936) y la fotografía de Res Martín Galli. Lo improbable 2002: dos maneras bien distintas de vincularse con la imagen humana.

Los cuatro objetos de pared, de Marina de Caro (tejido en acrílico), y la instalación visual sobre la memoria de Leonello Zambón forman parte del sector de La intimidad de lo cotidiano. En las Configuraciones en los bordes de lo real, hay obras como la escultura Camino sin final , de Edgardo Madanes, frente a otras como la instalación Lección de piano , de Sergio Schimdt (2007).

Uno de los espacios de mayor reflexión sobre el artista y su época se da en Memoria, denuncia y señalamiento. Entre otras obras, Made in Argentina , de Ignacio Colombres y Hugo Pereyra (1971), acerca al visitante al horror de la tortura. Andrés Labaké hace referencia al mismo dolor, muchos años después, con su obra Suturas . Graciela Sacco exhibe una obra de su serie Bocanadas, que ayuda a reflexionar sobre los lugares de la exclusión.

Esta exhibición "es como leer una compilación de cuentos, en la que cada narrativa tiene su identidad", afirma Wechsler al destacar "el sentido democrático (de la muestra), porque las obras forman parte de concursos públicos".

"Para nosotros es muy importante unir estas tres instituciones (el Fondo Nacional de las Artes, el Palais de Glace y la Casa Nacional del Bicentenario) y establecer alianzas para no quedar en compartimentos estancos. La Casa Nacional del Bicentenario no tiene patrimonio propio pero trabaja para acercar el arte y la cultura a la gente", sostuvo la arquitecta Piñeiro.

La exposición puede visitarse de martes a domingos y feriados, de 15 a 21, en Riobamba 985, de esta ciudad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas