Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Víctimas erradas en la masacre de Rosario

Buscan a un ex barra por las tres muertes

Miércoles 04 de enero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

En Rosario hay una guerra de bandas que nadie puede controlar. A tal punto llegó la escalada de violencia que, según informaron fuentes oficiales del gobierno santafecino, las tres víctimas de la masacre ocurrida en la madrugada del domingo fueron asesinadas por error.

Uno de los tres sospechosos buscados por su presunta participación en los asesinatos de Jonathan Brasante, Claudio Suárez y Adrián Leonel Rodríguez, de 17, 19 y 21 años, respectivamente, sería un ex barrabrava de Newell's Old Boys.

Según fuentes de la investigación, este sospechoso es Sergio Rodríguez, alias "el Quemado", padre de Maximiliano, de 24 años, que fue baleado mientras estaba en su auto BMW, una hora antes del triple homicidio. La hipóstesis de los investigadores apuntaría a que la masacre sería una venganza de Sergio Rodríguez, alias El Quemado, por el episodio en el que fue baleado su hijo.

Un testigo que declaró ante la Justicia sostuvo que los allegados al ex barrabrava de Newell’s habrían responsabilizado por el ataque contra su hijo a un sospechoso que vive en la misma manzana en la que se produjo el triple homicidio.

Pero, según la hipótesis policial, cuando los cómplices de Rodríguez fueron a buscar al hombre señalado por el ataque contra su hijo, se encontraron en el camino con los tres chicos y los mataron porque creyeron que eran custodios del presunto autor de los disparos contra el hijo del ex barrabrava.

Al cierre de esta edición, El Quemado Rodríguez seguía prófugo. El ex barrabrava fue involucrado en la masacre por un testigo que le habría dicho al juez de Instrucción de Rosario, Juan José Pazos, que vio al acusado en el lugar donde fue baleado su hijo y en la cancha de fútbol en la que ocurrió el triple homicidio.

"Las víctimas eran ajenas al enfrentamiento de bandas. Los asesinos buscaban a un tal Villalba, que no estaba en el lugar del hecho. Si bien los asesinos se equivocaron de víctimas, los homicidios fueron motorizados por un ajuste de cuentas", afirmó el ministro de Seguridad de Santa Fe, Leandro Corti.

Hasta anoche, ningún funcionario había logrado explicar si la serie de hechos de violencia que comenzó hace una semana con el ataque a balazos contra un chico de 17 años se originó a partir de un enfrentamiento entre distintos sectores de la barra brava de Newell’s Old Boys o si se trató de un ajuste de cuentas entre grupos que, además de estar vinculados con los hinchas más radicalizados del equipo del Parque Independencia, se pelean por los territorios para traficar drogas.

Los dichos del ministro de Seguridad provincial sobre la inocencia de las tres víctimas de la masacre coincidieron con las afirmaciones de los dirigentes del Movimiento 26 de Junio, que forma parte del Frente Popular Darío Santillán, quienes expresaron que la masacre no fue un ajuste de cuentas, sino que "asesinaron a tres chicos inocentes".

A pesar de esta afirmación, algunos investigadores consultados por LA NACION no descartaron la posibilidad de que al menos una de las víctimas estuviera vinculada con el mencionado Villalba, quien vivía en la misma cuadra en la que fueron atacados los tres jóvenes.

El domingo pasado, minutos después de las 4, tres hombres armados a bordo de un Chevrolet Corsa asesinaron a Brasante, Suárez y Rodríguez, de 17, 19 y 21 años, respectivamente, mientras celebraban Año Nuevo en la cancha de fútbol de la Asociación Deportiva Oroño, situada en Dorrego al 3900.

Peleas y homicidios

El Quemado Rodríguez integró la barra brava de Newell’s junto con Roberto Camino, de 38 años, alias "Pimpi", quien fue asesinado de cinco balazos el 19 de marzo de 2010, cuando salía de un bar situado en Servando Bayo al 1400.

Luego del homicidio de Camino, Rodríguez fue desplazado de la barra brava por Diego Ochoa, alias "el Panadero".

El abogado Carlos Varela, quien representa al hijo de Rodríguez, descartó que su defendido hubiera tenido que ver con la masacre.

"Maximiliano Rodríguez fue víctima de un hecho delictivo, no acusado. Mi cliente fue atacado y no tiene verosimilitud la acusación que lo vinculaba con la masacre. Cuando ocurrió el triple homicidio, Maximiliano estaba internado en el hospital, con tres balazos e imposibilitado de moverse", explicó el abogado Carlos Varela, quien representa al muchacho, de 24 años, que fue baleado mientras estaba a bordo de su BMW, en la esquina de Vera Mujica y Garay.

Este episodio ocurrió una hora antes de los homicidios de Suárez, Rodríguez y Brasante.

Malherido, el hijo del ex barrabrava de Newell’s fue llevado al hospital Clemente Alvarez, donde el policía que estaba en el destacamento que funciona en ese lugar no consignó en el acta que el muchacho, de 24 años, había sido internado por tres heridas de bala.

Esta irregularidad demoró la investigación judicial e impidió, en ese momento, vincular la masacre con el ataque al hijo del barrabrava, que habría sido provocado en venganza por otra emboscada.

El 29 de diciembre pasado, un chico de 17 años fue herido de seis balazos cuando llegaba a su casa. Uno de los testigos que declararon en la investigación por la masacre sostuvo que los responsables de ese ataque pertenecían al entorno de Rodríguez.

Con la colaboración de José E. Bordón.

CRONOLOGÍA

JUEVES 29 DE DICIEMBRE DE 2011 El primer ataque

Un chico de 17 años fue atacado cuando llegaba a su casa, de Dorrego al 4200. Le pegaron seis balazos en las piernas. Un testigo que declaró ante la Justicia, habría vinculado con este hecho a Maximiliano Rodríguez, de 24 años, hijo de Sergio Rodríguez, alias "el Quemado", un ex barrabrava del club Newell’s Old Boys.

1° DE ENERO DE 2012 A LAS 3.30 Baleado en su BMW

Maximiliano Rodríguez fue baleado mientras estaba en su automóvil en la esquina de Vera Mujica y Garay. La Justicia investiga si este ataque fue una venganza por el hecho anterior.

1° DE ENERO DE 2012 A LAS 4.30 La masacre

Jonathan Brasante, Adrián Leonel Rodríguez y Claudio Suárez fueron asesinados a tiros por tres hombres mientras festejaban Año Nuevo.

3 DE ENERO DE 2012 Vínculos

El ministro de Seguridad de Santa Fe afirmó ayer que los tres jóvenes fueron asesinados por error en medio de una venganza por el ataque al hijo del ex barrabrava de Newell’s Old Boys.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas