Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se multiplican las pérdidas por la sequía en todo el país

Según la Rural, ya hay varias zonas con daños totales; reclaman más fondos de ayuda para el agro

Lunes 09 de enero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

En medio de la creciente preocupación por la falta de lluvias que afecta los cultivos de maíz y soja y perjudica a la ganadería, la Sociedad Rural Argentina (SRA) dio a conocer un extenso relevamiento sobre las pérdidas ocasionadas por el fenómeno, donde se apunta que en varias regiones del país las pérdidas del maíz y la soja de primera y/o segunda alcanzan niveles de entre el 50 y el 100 por ciento.

Entre estas zonas se encuentran localidades de la provincia de Buenos Aires como Ameghino o San Miguel del Monte, Chaco, el norte de Santa Fe y Chubut. Específicamente en Ameghino, consignó la entidad, se está dando una de las tres peores sequías de los últimos 104 años.

En este contexto, hoy las entidades rurales organizaron una serie de asambleas en varios puntos del país para reclamar soluciones al Gobierno, que convocó para el jueves a la Comisión de Emergencia Agropecuaria (ver recuadro).

Así, habrá reuniones de productores hoy en Río Cuarto, en General Villegas, en la santafecina Casilda, en Junín y en General Pico, algunas de las localidades más complicadas por la falta de agua.

Según Julio Currás, vicepresidente primero de la Federación Agraria Argentina (FAA), una de las entidades organizadoras de las asambleas, el ruralismo pedirá al Gobierno un fuerte respaldo económico a los productores afectados por el fenómeno. "No es ser desagradecido, pero 15 millones de pesos para Santa Fe no alcanza para nada. Necesitamos un fondo nacional de emergencia en serio, y un fondo complementario para ayudar a los productores a volver a insertarse. Para eso al menos se requieren 2000 millones de dólares", destacó Currás, que pidió además que haya prórrogas en los vencimientos de impuestos y créditos y créditos blandos para la producción.

En tanto, según el relevamiento de la SRA, Buenos Aires sería una de las provincias más afectadas por la falta de lluvias. "La situación en Pergamino es muy complicada. En Saladillo, en tanto, hay pérdidas del 30/40% en el maíz. En San Miguel del Monte los maíces no se recuperarán a menos que llueva 50 milímetros, la soja va envejeciendo rápidamente y la hacienda sufre la falta de pasto. Ameghino, por su lado, está sufriendo una de las tres peores secas de los últimos 104 años", destacó el informe.

Según el relevamiento, en Corrientes la situación es muy preocupante por los incendios forestales. Por otro lado, en el departamento entrerriano de Gualeguay la situación "es grave", ya que si no llueve en las próximas semanas "las pérdidas del maíz pueden ser de 50% a totales". En este mismo departamento, "la soja de segunda se encuentra muy comprometida, y las praderas están completamente secas".

En La Pampa, las áreas más sufridas son el Oeste y Sudoeste, que tienen falta de agua en las napas. En Río Tercero, Córdoba, la sequía está impactando duramente en los cultivos, sobre todo en los maíces de primera, que tienen un importante porcentaje de pérdida.

En Mendoza y San Juan, en tanto, se trabaja con riego, por lo que la sequía es de menor importancia de forma directa. "El fenómeno sí afecta a los campos naturales, con 300 milímetros de lluvia anuales", dijo la Rural.

Chubut, por su lado, se encuentra en emergencia hídrica, con incendios de bosques cerca de Lago Puelo y cortes de agua en Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Esquel. También hay mortandad de hacienda.

Finalmente, en Avia Terai, Chaco, "la situación se vuelve crítica ya que en 2011 se recibió la mitad de las precipitaciones promedio y la situación del maíz y la ganadería son críticas", destacó el informe de la SRA.

Insisten sobre las retenciones

En tanto, varios ruralistas siguen insistiendo en que la mejor forma de ayudar al productor ante el desastre climático es bajando o eliminando las retenciones.

"No se le puede cobrar 300 dólares por hectárea de retenciones a un productor de soja que de pronto está perdiendo ese monto o más por la sequía", reclamó el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Néstor Roulet.

En un tono similar se expresó Alberto Larrañaga, secretario de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). "La cuestión de la baja de las retenciones está resurgiendo en la agenda agropecuaria, ante una situación desesperada y los bajos rindes que no cubren los costos. Con un panorama así, cobrar 35 por ciento del gravamen a un productor equivale a empujarlo al quebranto", destacó Larrañaga.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas