Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Levantan más de 10.000 puestos de La Saladita

Serán ubicados en un predio de La Salada, cedido por sus administradores

Martes 10 de enero de 2012
0

Personal de la municipalidad de Lomas de Zamora, junto con unos 420 efectivos de la Gendarmería Nacional y unos 580 policías bonaerenses comenzaron ayer por la mañana un operativo para levantar unos 10.000 puestos clandestinos de la feria conocida como La Saladita, predio situado junto al Riachuelo, y lindante al complejo ferial La Salada.

El operativo se inscribe dentro del Plan de Saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo, dispuesto por la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar), y persigue liberar la calle para concluir la construcción de la vía rápida que conectará Camino Negro con la ruta 4.

Según indicó Acumar, el operativo no se trató de "un desalojo, sino de un traslado, consensuado en su mayoría con los propios feriantes" de ese predio, lindante al complejo ferial La Salada, y el mismo se cumplimentó "sin inconvenientes y de forma pacífica", por orden del juez federal Luis Armella.

"Cada una de las personas que están trabajando ilegalmente en esta feria fueron, previamente, asistidas legal y socialmente", indicó el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien recorrió el lugar junto con el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina; al secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan José Mussi, y el ministro de Justicia y Seguridad de la provincia, Ricardo Casal.

En tanto, Enrique "Quique" Antequera, administrador de Urkupiña SA, una de las ferias de La Salada, señaló a través de un comunicado que, conociendo la situación de las miles de personas que trabajan en La Ribera, y ante su inminente desalojo, aceptaron la propuesta por parte del intendente Insaurralde de ceder una fracción del predio de cinco hectáreas para generar allí un lugar alternativo para los puesteros "desarmadores" (los que tienen estructuras desmontables) que se encontraban violando el fallo judicial.

Según indicó Antequera, esa propuesta fue consensuada con la intendencia, hasta la conformación de una nueva feria formal, en el predio conocido por su cercanía al Puente La Colorada, a pocos metros del lugar desalojado.

"Nosotros apostamos al trabajo digno y luchamos incansablemente por la inclusión y la generación de trabajo. Además, vale la pena aclarar que en Urkupiña no se evade, ya que se cumple con el pago de todos los cánones, ya sean provinciales como municipales", sostuvo.

Por su parte, el presidente de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires, Dr. Raúl Lamacchia, calificó de "sumamente positiva" la medida dispuesta por el juez Armella. "Es sano que se haya ordenado este operativo porque estos puestos carentes de infraestructura y orden han significado una perturbación al medio ambiente", sostuvo, mientras que pidió que se extiendan las clausuras a los otros puestos no lindantes al Riachuelo. "Recordemos que a nivel provincial FEBA ha elaborado junto con el Ejecutivo una ley para regular la instalación de "saladitas" en el suelo bonaerense, y que recibiría sanción tras la apertura de las sesiones legislativas", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas