Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En 2011 asesinaron a 282 mujeres por motivos personales

Hubo 22 casos más que el año anterior; casi un tercio de los hechos sucedió en Buenos Aires

Jueves 12 de enero de 2012
0

A horas de iniciado 2011, la vida de María Laura Córdoba encontraría un final atroz. En Villa Hipólita, en el interior de Santiago del Estero, un hombre de 32 años con antecedentes por violencia y robo con el que mantenía una relación sentimental, la ató a un árbol, la quemó con un hierro caliente y la mató a golpes. Ella, con 20 años, sería solamente la primera de las 282 mujeres que morirían en la Argentina a causa de la violencia de género en el último año, que volvió a marcar un pico en la línea ascendente del reciente cuatrienio.

Desde 2008, cuando la ONG La Casa del Encuentro comenzó a realizar un relevamiento sobre los casos a los que ha dado el nombre político de femicidios, sobre la base de los hechos publicados en dos agencias de noticias y 120 diarios de todo el país, el número de casos aumentó el 36%. Pasó de 207 a 213, luego a 260 y, ahora, a 282.

El año pasado hubo una mujer asesinada por motivos personales cada 31 horas. En más del 60% de las veces, fueron agredidas por parejas, ex parejas, familiares o allegados. Hubo otras 29 víctimas (hombres y niños) vinculadas a las mujeres cuyos asesinatos fueron relevados.

Buenos Aires lideró el ranking de femicidios, con 92 casos; la siguieron Santa Fe, con 27; Córdoba, con 20; Salta, con 19, y la Capital, con 14.

Casos conmocionantes

Uno de los casos más recordados de 2011 ocurrió en Mar del Plata; es el de Marcela Noemí Barraza, de 35 años, que, luego de 17 de estar en pareja había decidido separarse de su cónyuge, Eduardo Alfredo Orbes un filetero con el que tenía dos hijos. La mujer había desaparecido el 8 de septiembre, cuando Orbes la secuestró mientras esperaba un colectivo. La descuartizó y parte del cuerpo fue encontrado tres días después a medio enterrar en un predio del club Urquiza. En el mismo lugar, él se colgó de un árbol.

Entre los últimos, quizás el más conmocionante sea el cuádruple crimen de La Plata. En la madrugada del domingo 27 de noviembre, Susana de Bártoli, de 63 años; su hija Bárbara Santos, de 29; la hija de ésta, Micaela, de 11, y una amiga de Bárbara, Marisol Pereyra, de 30, fueron asesinadas de varias cuchilladas en el PH de Bártoli en el barrio Las Lomas.

Por el brutal crimen fue inicialmente detenido y procesado Osvaldo Martínez, de 27 años, novio de Bárbara. En una primera instancia, la Justicia acusaba al hombre de ser el autor de la masacre. Los peritajes de ADN lo excluyeron y la Cámara de Apelaciones le dictó la falta de mérito. No obstante, y aun cuando ahora no hay detenidos por el caso, otras pruebas genéticas demuestran que el asesino tomó mate y fumó en la casa de las víctimas pocas horas antes del cuádruple homicidio, indicio de que el asesino las conocía.

Entre los últimos casos del año está el doble homicidio de Antonia Teresa Medina, de 70 años, y su hija, Luciana Gómez, de 32. Sus cuerpos fueron encontrados en la casa que habitaban en Perón 90, San Fernando, la mañana del 27 de diciembre, por un obrero que estaba arreglando la casa. Medina fue asesinada a golpes en el rostro, tenía una bolsa que le tapaba la cabeza, estaba maniatada y presentaba una herida de arma blanca. Luciana fue hallada en una de las habitaciones; estaba en la cama, semidesnuda, tenía golpes y signos de estrangulamiento. Los peritajes determinaron que fue violada. La Justicia investiga si se trató de una venganza por cuestiones sentimentales o un ataque sexual que terminó en homicidio.

El último caso ocurrió en la antevíspera de Año Nuevo. Flavia Intruvini, de 34 años, fue baleada en Remedios de Escalada, Lanús. Por el hecho fue detenido el hombre con el que estaba en pareja.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas