Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Con 4700 personas a bordo

Trágico accidente de un crucero en la costa de Italia

Exterior

Medios locales informaron que hubo por lo menos dos muertos

ROMA.- Dos personas murieron anoche cuando un crucero italiano con unos 4700 pasajeros y tripulantes a bordo encalló en un bajo de Punta Gabbianara, frente a la isla de Giglio (de la región Toscana), según informaron medios locales. Debido al incidente, el barco se inclinó unos 20 grados hacia un lado, lo que generó escenas de pánico.

Según el alcalde de la isla, Sergio Ortelli, que se encontraba anoche en el lugar, la cantidad de muertos podía aumentar.

 
 
Al cierre de esta edición, aún se hallaban en el crucero entre 200 y 300 personas a la espera de ser evacuadas, informó el prefecto de Grosseto, Giuseppe Linardi, quien coordina la Protección Civil del lugar. Las tareas de evacuación eran dirigidas por la Guardia Costera de Livorno.

Al parecer, el crucero Costa Concordia -de la compañía genovesa Costa Corciere, de 290 metros de eslora- chocó con un banco frente a la costa toscana, cerca de la isla Giglio, informaron medios italianos.

A bordo viajaban alrededor de 1000 pasajeros de nacionalidad italiana, otros 500 alemanes y cerca de 160 franceses -entre otros-, además de unos 1000 miembros de la tripulación.

El barco -con capacidad para 3780 pasajeros y 1100 tripulantes- había partido ayer de Civitavecchia a un viaje por el Mediterráneo, según una nota de la compañía naviera. Dos horas después (a las 21.30 hora local) reportó problemas técnicos a las autoridades portuarias.

En ese momento, cuando la mayoría de los pasajeros cenaban, se sintió un golpe y un gran estruendo, y de inmediato se cortó la luz en el barco, relataron pasajeros que fueron rescatados.

Aunque fueron advertidos por el capitán de que se trataba de un problema eléctrico, muchos pasajeros se percataron de que la nave se estaba inclinando y, poco después, se les ordenó que se colocaran el chaleco salvavidas y que tomaran posición para abordar las lanchas de emergencia.

Cuando los pasajeros se dieron cuenta de que no se trataba de un problema eléctrico y que estaba entrando agua en el buque, se vivieron escenas de pánico y empujones para subir a las lanchas salvavidas y a las patrullas de los bomberos de Civitavecchia y de Livorno, que los trasladarían a la isla de Giglio.

El párroco de Giglio tuvo que abrir las puertas de la iglesia de San Lorenzo y Massimiliano, en ausencia de otros albergues disponibles.

Agencias ANSA, EFE y AFP .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP