Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica por el caso de una niña de 11 años embarazada

La Justicia deberá resolver si autoriza o no que se realice un aborto

Martes 17 de enero de 2012
0

La Justicia deberá decidir en las próximas horas si autoriza o no un aborto inducido a una niña de 11 años que lleva un período de gestación de dos meses y medio, dado que de tener el bebe "puede correr riesgo la salud tanto de la niña como del niño por nacer", informaron fuentes médicas.

El embarazo de la niña se conoció en el pequeño pueblo entrerriano de General Campos, de unos 3000 habitantes, cuando la madre y una tía de la menor la llevaron al Hospital de San Salvador, cabecera de departamento, para recibir atención de lo que aparentaba a primera vista ser una apendicitis.

Los médicos descubrieron que llevaba un niño de dos meses y medio de gestación, por lo que, pese a los requerimientos de la madre para que le realizaran inmediatamente un aborto a la niña, el director del Hospital de San Salvador, Juan Arletaz, le aconsejó que hiciera una denuncia policial y judicial.

La madre fue a los tribunales de Colón y luego a los de Concordia, donde el juzgado solicitó informes médicos al Hospital de Concordia y al de San Salvador para conocer los riesgos que implicaría un eventual aborto inducido en un caso de esta naturaleza. En los Tribunales de Concordia escucharon tanto a la familia como a la niña, quien manifestó que deseaba tener el cuerpo que tenía antes del embarazo.

Fuentes del Hospital de San Salvador dijeron que la niña "aún no tiene la evolución necesaria, ni física ni psicológica, para tener un hijo, con escaso desarrollo de sus mamas y de sus huesos pélvicos, por lo que la Justicia debe tomar una decisión cuanto antes, ya que hasta la misma operación de aborto puede llegar a tener riesgos para la salud de la niña".

La menor proviene de una familia numerosa y según aseguraron medios locales "habría quedado embarazada de un adolescente de 16 años que pertenece al entorno familiar, pero que vivía en la misma casa que la niña".

"El director del Hospital San Salvador asegura que el caso lo debe resolver la Justicia", dijo Rodríguez, quien precisó que "los mismos médicos del hospital aconsejaron a la madre efectuar la denuncia, ya que ella pretendía que le practicaran el aborto ahí mismo e incluso que pasara como si la habían violado, pero los profesionales se negaron a eso". El juzgado de Concordia espera los resultados de los informes médicos para el lunes o martes de la semana próxima, para resolver si autoriza un aborto inducido, informó la agencia Télam.

Sin embargo, el ministro de Salud de Entre Ríos, Hugo Cettour, aseguró en declaraciones radiales que "el viernes, luego de la primera presentación, el equipo médico que revisó a la niña dijo que no corresponde el aborto en este caso". "El caso no entra dentro de las pautas legales en las que debe permitirse interrumpir el embarazo", consideró el médico especialista en cirugía. "Una vez que la niña tuvo su primera ovulación, tiene las condiciones físicas para sostener un embarazo. La naturaleza es sabia, habrá que tener cuidados al momento del parto y programar una cesárea", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas