Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El jefe del gobierno porteño vetó 84 leyes desde 2007

Muchas iniciativas aprobadas por la Legislatura habían sido avaladas por Pro; respuesta oficial

Miércoles 18 de enero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

El viernes último, Mauricio Macri vetó parcialmente una ley que dispone la colocación de semáforos para ciegos y generó el repudio de los legisladores porteños, que acusaron a su gestión de "abusar" de ese recurso. En su primera gestión y en los escasos días que lleva la segunda, el jefe de gobierno porteño frustró otras 84 normas, en su mayoría, habían sido votadas por Pro.

La renovación del mandato llegó con varias publicaciones de este tipo en el Boletín Oficial porteño. En diciembre, el gobierno porteño había despertado polémica cuando vetó la ley 4015, que prohibía la venta de medicamentos fuera de las farmacias en la Capital Federal.

También la maratónica sesión del pasado 24 de noviembre, recordada por el debate de la suba del ABL, recibió varios "no". Desde el Ejecutivo anularon la prórroga de la protección a empresas recuperadas, un proyecto para un centro cultural en Devoto y la creación de un régimen de subsidios a músicos, tres normas sancionadas esa madrugada.

Según un relevamiento realizado por el ex legislador Gonzalo Ruanova, los proyectos que fueron vetados por Macri están vinculados sobre todo a las materias de espacio público, derechos humanos y trabajo. Les siguen las áreas defensa del consumidor, vivienda y salud.

El informe revela que la mayoría de las leyes fueron votadas incluso por legisladores de Pro: en sólo siete de los proyectos desestimados por el gobierno porteño se había opuesto el bloque oficialista y en uno se abstuvo. Es decir, vetó 77 leyes votadas por sus propios legisladores.

Respuesta oficial

Desde el gobierno porteño negaron a LA NACION que se trate de una decisión política de "veto sistemático", como acusa la oposición. "Más allá de que es una facultad constitucional de la ciudad, la mayoría de los vetos obedecen a una discrepancia técnica, por leyes que no son suficientemente claras o que tienen problemas de redacción", señalaron, y recordaron que "la cantidad de vetos hay que observarlos sobre la producción legislativa", que en los últimos meses fue de más de 150 normas sancionadas.

Varias de las leyes frenadas estaban ligadas al otorgamiento de permisos de "uso precario" de inmuebles o terrenos del Estado a asociaciones civiles y cooperativas. En tanto, primaron los vetos vinculados a la utilización de la vía pública y a los convenios laborales.

Desde el kirchnerismo apuntaron a Macri por sus decretos. El senador Daniel Filmus,que intentó disputarle el mando de la ciudad en las últimas elecciones, manifestó: "Haciendo un promedio, Macri vetó una ley cada 15 días. Marca una dirección ideológica contraria a la ampliación de derechos y a la inclusión social". Por su parte, el legislador Juan Cabandié acusó a Macri de cumplir un "récord" de vetos que "se esconden detrás de aparentes discusiones técnicas".

Ruanova evaluó: "Lo que surge es el doble discurso de Macri. Habla de institucionalidad y utiliza de manera sistemática el veto".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas