Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Otros fallecidos en los campos de concentración

Información general

La "ficha" es, más bien, un formulario. Tan burocrático como el que más. Con los ítems escritos a máquina y los del interpelado a mano. Pero con una salvedad: por el tamaño y mayor sombreado de sus letras, los ojos se centran en el encabezado y el pie de la página. Uno dice "Konzentrationslager", es decir, "Campo de Concentración", y a su derecha aparece el número de registro: 69.976. Y el otro dice "Der Lagerkommandant", que no requiere traducción, pero cuyo nombre quedó ausente. A su izquierda, sin embargo, sí aparece la firma del detenido: Joseph Quaranta. Y el argentino de 33 años no vivió para contarlo.

El formulario es de Buchenwald y ofrece una ventana a aquella vida que quedó trunca. Porque Quaranta nació en Coronel Moldes el 15 de marzo de 1912, pero optó por radicarse en Capendu, una villa de 1000 habitantes al sudeste de Toulouse, junto a su esposa, Eugenie, y su hijo de 5 años. De ella y del pequeño, nada se sabe. De él, que lo arrestaron el 29 de junio de 1944 y que, tras pasar por Buchenwald, terminó en Leau, donde murió el 28 de marzo de 1945, mientras Alemania caía entre las pinzas de las tropas norteamericanas y rusas.

Apenas legible, en su legajo quedan trazos de lo que Quaranta fue: "Nacionalidad: Argentiner"; "Religión: Kat" (por "Katholisch); "Profesión: carnicero"; "Nombre del padre: Juan"; "Nombre de la madre: Margarita"; "Altura: 1,74 mts". "Contextura: fuerte"; "Cabello: rubio espeso"; "Ojos: verdosos"; "Idioma: francés, español e italiano". "Enfermedades contagiosas y otras: - ". "Antecedentes penales: no"; "Antecedentes políticos: no". Luego, y como irónica advertencia para Quaranta y millones más de víctimas que firmaron fichas similares en las puertas de los campos de concentración donde morirían, el formulario incluía una amenaza en alemán: "Se me ha informado mi castigo por la falsificación intelectual, si las afirmaciones anteriores son incorrectas".

En la ficha del porteño Vincent Mazan, sin embargo, no aparece esa advertencia. Acaso porque corresponde a otro campo, el de Lublin, por donde pasó el 15 de enero de 1944, antes de ser enviado a Buchenwald y Auschwitz, donde murió dos semanas después. Como tantos otros, Mazan era hijo de inmigrantes europeos que, tras nacer en Buenos Aires, el 16 de enero de 1905, optó por probar suerte en la tierra de sus padres. Se instaló en Nantes, formó una familia con 3 hijos y trabajaba de mecánico, hasta su arresto en enero de 1943. Como Quaranta, Mazan figura en su ficha como "católico".

De otros, en cambio, sobrevivieron pocos datos. Carlos o Charles Maas, nacido en Buenos Aires, en 1877, fue el argentino de más edad al morir en Buchenwald, un mes antes de cumplir los 68 años; mientras que Roberto Curtet, de Alberti, provincia de Buenos Aires, fue el más joven, con 19 años y 10 meses. Murió en Bergen-Belsen, el mismo campo donde pereció Ana Frank.

Inquieto por esa carencia de datos, el escritor tucumano Carlos Alvarado Larroucau busca información sobre su comprovinciano Pierre Louis Piotet, del que sabe que nació en Los Villagras, en mayo de 1895, que lo registraron con el número 65.293 y que murió durante su deportación o ya en el campo de exterminio de Sachsenhausen, después del 10 de mayo de 1943. Los nazis lo deportaron, detalló a LA NACION, por integrar la Resistencia.

Algunos de ellos figuran, hoy, en memoriales levantados en Francia o Israel. En Capendu fueron más allá: le pusieron "Joseph Quaranta" a una de sus calles, según confirmaron desde la villa francesa a LA NACION, tras reconocerlo como uno de sus personajes representativos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerInflación y preciosNarcotráfico