Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Guerra en la Web por el cierre de un sitio

La clausura de Megaupload por parte del FBI provocó un masivo ataque hacker contra páginas del gobierno de los EE.UU. y empresas

SEGUIR
LA NACION
Viernes 20 de enero de 2012
0

Internet anoche era un campo de batalla. El FBI norteamericano clausuró el más importante archivo y banco de intercambio de datos digital del mundo, Megaupload, y detuvo a sus directivos bajo la acusación de "fomentar la piratería". El cierre del sitio provocó una masiva e inmediata reacción del grupo de piratas informáticos Anonymous, que hackeó las páginas web del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, de la productora Universal Music y las de las asociaciones norteamericanas de registros de autor, entre otras.

En medio de una guerra informática sin precedente, anoche intentaban hackear también la web de la Casa Blanca, entre otras. En su cuenta en Twitter, donde Anonymous se atribuyó la Operación Represalia, se indicó que "se trata del mayor ataque jamás perpetrado por Anonymous, en el que participan al menos 5635 personas".

El operativo del FBI contra Megaupload se dio en el marco del debate por la ley SOPA, que busca defender el derecho de propiedad intelectual y que debe ser tratada en el Congreso norteamericano. Un día después de que se concretaran distintas medidas de protesta en la Web contra la ley SOPA, el FBI tomó su sorpresiva medida e inmediatamente provocó una gigantesca polémica sobre los derechos de autor dentro la Web.

Megaupload desaparece
Megaupload desaparece.

Las redes sociales, como Twitter y Facebook, ardieron de "indignados" que interpretaban el cierre del sitio como un avance contra la libertad en la red de redes.

En detalle, Megaupload es un servidor de Internet que, a cambio de una cantidad de dinero o gratuitamente a cambio de ver publicidad, permite guardar archivos de gran tamaño para que otros usuarios puedan descargarlos. En Megaupload se archivan millones de películas, series de TV, fotos, textos, filmaciones caseras y familiares, por lo que el golpe recibido para la comunidad en Internet es durísimo.

Además de Megaupload, el FBI también clausuró empresas subsidiarias, como Megaporn.com y Megavideo, por el que se podían ver series de TV, películas convencionales y material porno de todo tipo. En la Argentina significa un golpe directo al sitio Cuevana, que utilizaba este sistema para que los usuarios pudieran ver películas online. De todos modos existen otros a los que seguramente migrará el tráfico mientras se mantengan abiertos.

El sitio, que tenía unos 50 millones de visitas diarias, era muy utilizado en los foros musicales, de cine y estudiantiles por su amplia capacidad, lo que, además, permitía acceder a gran cantidad de usuarios simultáneamente. Se llama descarga directa a dejar un archivo en un servidor para que otros lo puedan bajar, en oposición al uso de programas P2P que requieren que aquellas personas que quieren traspasarse archivos estén conectados al mismo tiempo.

Derechos de autor

"Esta acción es una de las mayores vinculadas con derechos de autor en los Estados Unidos y se dirige directamente a la utilización indebida del almacenamiento de contenido y distribución para cometer y facilitar crímenes contra la propiedad intelectual", indicó el Departamento de Justicia en un comunicado.

La medida afecta a 18 sitios afiliados, que también están ahora inaccesibles a causa de la acción del FBI. La acusación contra Megaupload es por "mantener una organización criminal internacional responsable por piratería masiva alrededor del mundo en contra de numerosos trabajos protegidos por propiedad intelectual a través de megaupload.com y otros sitios afiliados".

Según el comunicado, esa actividad generó ingresos "ilegales" por más de 175 millones de dólares y causó pérdidas por más de 500 millones de dólares. El Departamento de Justicia y el FBI iniciaron cargos contra Kim Dotcom, fundador de Megaupload; Finn Batato, jefe de marketing; Julius Bencko, diseñador gráfico; Sven Echternach, jefe de desarrollo de negocio; Mathias Ortmann, jefe técnico, cofundador y director, Andrus Nomm, programador y jefe de desarrollo de software, y Bram van der Kolk, programador.

Dotcom, Batato, Ortmann y Van der Kolk fueron arrestados en Nueva Zelanda por la policía local a pedido de los Estados Unidos, mientras que Bencko, Echternach y Nomm están prófugos. Estos directivos enfrentan penas de hasta 20 años en prisión por crimen organizado; cinco por conspiración al cometer supuestamente infracciones de copyright y 20 años por lavado de dinero.

NO ERA UN SITE MAS

Cae un gigante. Para darse una dimensión de Megaupload, el sitio acaparaba el 4 por ciento del tráfico total de Internet en el mundo. Tenía 50 millones de usuarios por día y unos 150 millones de internautas registrados.

Popularidad. El sistema de descarga de archivos de Megaupload es el más popular en otros sitios donde se pueden ver películas (Cuevana) o bajar música. El servicio de Megaupload podía ser gratis o pagar para que fuera más rápido (Premium).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas