Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Entre Rolls-Royce y el lujo asiático, la vida de Dotcom

Revelan detalles de la opulencia del fundador de Megaupload

Domingo 22 de enero de 2012
0

La policía de Nueva Zelanda reveló ayer inusuales detalles del arresto del fundador del sitio de Internet Megaupload, acusado por el FBI de piratería digital , con sucesos al mejor estilo de la saga de James Bond, que incluyen una mansión con claves electrónicas, cámaras de seguridad y un Cadillac rosado.

El alemán Kim Schmitz, más conocido como Kim Dotcom , fue uno de los cuatro hombres arrestados el jueves pasado, en medio de una investigación contra el robo de propiedad intelectual en la Web, en la que también está involucrado el portal argentino Taringa .

Las autoridades norteamericanas acusan a los detenidos de organizar un esquema que robó más de 500 millones de dólares en derechos de autor y de generar más de 175 millones de dólares en ganancias por suscriptores y publicidad.

Un oficial de la policía dijo que decenas de oficiales, apoyados con helicópteros, ingresaron en la mansión por la fuerza, luego de que Dotcom les negara la entrada.

"Pese a que nuestros oficiales se identificaron claramente, el señor Dotcom se encerró en la casa y activó una serie de mecanismos electrónicos", dijo el detective Grant Wormald, de la Agencia contra Crímenes Organizados y Financieros de Nueva Zelanda, citado por Reuters.

Entrada a la mansión. Foto: Reuters
Una foto aérea de la deslumbrante mansión. Foto: AP
La mansión de Dotcom. Foto: Reuters
Camiones esperando para llevarse los autos de lujo en la mansión de Dotcom, uno de los dueños de Megaupload. Foto: AP
Estatuas de jirafas en el patio de la mansión. Foto: Reuters
La mansión de Kim Schmitz. Foto: Reuters
Vista de la mansión de Kim Schmitz. Foto: Reuters
La elegante mansión de Dotcom. Foto: Reuters
La mansión de Dotcom. Foto: AFP
Intercomunicador roto de la mansión. Foto: Reuters

Tras sortear las "defensas" electrónicas instaladas por toda la mansión, los efectivos requisaron dos armas y retiraron computadores y documentos, además de incautar más de ocho millones de dólares de instituciones financieras.

A medida que la policía avanzaba por la enorme residencia, se topaba con diferentes vehículos, entre ellos un Cadillac rosado y un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe, que fueron retirados de la mansión, una de las más grandes y caras del país con un valor de 24 millones de dólares.

Además, en Hong Kong, donde tiene su sede Megaupload, los funcionarios de aduanas decomisaron más de 42,5 millones de dólares en activos de la empresa. Añadieron que la firma operaba desde un hotel de lujo, por lo que Megaupload pagaba más de 12.000 dólares diarios.

Dotcom está registrado como el director de diez compañías en Hong Kong y se cree que vivía entre esa ciudad y Auckland. Cuando estaba en Hong Kong, vivía en el lujoso ático del Gran Hyatt de cinco estrellas junto con su mujer, una ex modelo filipina, y sus tres hijos. El diario South China Morning Post señaló que celebraba importantes fiestas para sus hijos. Su personal incluía choferes, guardaespaldas, cocineros las 24 horas disponibles y cuatro niñeras.

Dotcom tiene condenas previas por tráfico de influencia y desfalco en Alemania y Tailandia, según información de autoridades de inmigración. Según el FBI, habría ganado personalmente 42 millones de dólares con Megaupload sólo durante el año 2010.

Ayer también se conoció que Dotcom será defendido por el abogado utilizado por el ex presidente estadounidense Bill Clinton durante el caso Lewinsky, Robert Bennett.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas