Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Garzón será juzgado hoy por investigar los crímenes cometidos por el franquismo

ONG que defienden los derechos humanos afirman que es la primera vez en la UE que se sienta en el banquillo a un juez "por perseguir crímenes internacionales"

Martes 24 de enero de 2012 • 20:50
0

Juristas internacionales y organizaciones de defensa de derechos humanos expresaron este lunes en Madrid su rechazo al juicio, que comienza este martes contra el juez español Baltasar Garzón por haberse declarado competente para investigar los crímenes del franquismo, un proceso al que asistirán como observadores.

En una rueda de prensa en Madrid, los observadores destacaron que es la primera vez en la Unión Europea (UE) que se sienta en el banquillo a un juez "por defender derechos humanos y perseguir crímenes internacionales".

"Garzón es el juez español más conocido internacionalmente después de que en 1998 ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet"
Compartilo
Foto: EFE

Representantes de la Comisión Internacional de Juristas, Amnistía Internacional y Human Rights Watch vigilarán el desarrollo del segundo juicio abierto a Garzón, quién ya se sentó la semana pasada en el banquillo de los acusados por haber ordenado escuchas a los imputados en un caso de corrupción.

Garzón, el juez español más conocido internacionalmente después de que en 1998 ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet, se enfrenta hasta a 20 años de inhabilitación por un presunto delito de prevaricación.

El juicio a Garzón es, en opinión del presidente de la Comisión Internacional de Juristas, Pedro Nikken, un acto que "destruye la independencia judicial de un país, afecta a la democracia y afecta a toda la sociedad en su conjunto, porque están en juego valores universales".

"Abandonar a un juez que aplica la justicia universal en favor de las víctimas significa atentar y quebrantar uno de los pilares del Estado de Derecho", añadió.

Nikken defendió la obligación de Garzón de investigar hechos en los que se podrían haber producido "violaciones gravísimas de los derechos humanos, crímenes de guerra o de lesa humanidad", porque estimó que no están prescritos.

Por su parte, el jurista estadounidense Redd Brody, representante de Human Right Watch, destacó que "es la primera vez que se procesa a un juez por defender los derechos humanos; la primera vez en la UE que un juez es sometido al derecho penal por defender derechos humanos y perseguir crímenes internacionales".

"Los abogados y jueces de otros países del mundo tienen los ojos puestos en las represalias a Garzón", dijo Brody, quien se mostró sorprendido por el escaso rechazo que han suscitado en España.

En su opinión, "es paradójico que sea juzgado por intentar aplicar los mismos principios que llegó él a promover en el ámbito judicial mundial", con las investigaciones de las dictaduras de Chile y Argentina.

Para el consejero jurídico de Amnistía Internacional Hugo Relva, "la obligación de España y de cualquier Estado es perseguir cualquier violación de derechos humanos y no se puede juzgar a ningún juez por hacerlo".

Por ello, reclamó que se desestimen las acusaciones contra Garzón, suspendido en sus funciones de la Audiencia Nacional desde mayo de 2010, y que se cierre "un proceso de naturaleza escandalosa".

"Representantes de la Comisión Internacional de Juristas, Amnistía Internacional y Human Rights Watch vigilarán el desarrollo del segundo juicio abierto a Garzón"
Compartilo

"Los crímenes de guerra o de lesa humanidad no pueden ser amnistiados", dijo el jurista argentino.

Los hechos por los que el juez está encausado se remontan a octubre de 2008, cuando se declaró competente para investigar las denuncias de 22 asociaciones de familiares de desaparecidos durante el franquismo y autorizó la apertura de 19 fosas en toda España, entre ellas la que se suponía albergaba los restos del poeta Federico García Lorca.

La investigación no avanzó mucho, porque el 28 de noviembre de ese mismo año la sala de lo penal de la Audiencia Nacional estimó el recurso de la Fiscalía y consideró que Garzón carecía de competencia para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.

El Tribunal Supremo español, posteriormente, admitió a trámite varias querellas por prevaricación presentadas por organizaciones derechistas contra Garzón alegando que cuando se declaró competente ya sabía que no lo era.

El encausamiento de Garzón desató una gran polémica en España entre sus partidarios y detractores y se espera, como ya ocurriera la semana pasada con el primer juicio al magistrado, que se produzcan manifestaciones ante la sede del Tribunal Supremo, donde se celebra el juicio.

Agencia EFE

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas