Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estricto silencio en el entorno de Scioli

El gobernador ordenó no opinar sobre el tema

Sábado 28 de enero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

Dejaron pasar la ola. El sciolismo guardó un cauteloso silencio frente al debate por la re-reelección presidencial, lanzado anteayer por La Cámpora y el vicepresidente Amado Boudou.

De hecho, con su jefe político de licencia en Francia, el equipo del gobernador Daniel Scioli esperó a que el propio Boudou relativizara la posibilidad de una reforma constitucional. Y una vez que lo hizo, salieron a apoyarlo: "Es momento de gobernar", sostuvieron desde La Plata.

Replicaron al milímetro las palabras de Boudou, bajo las órdenes de Scioli.

"Ya lo dijeron los compañeros del gobierno nacional. Es el momento de gobernar y no de hablar de ingenierías electorales", indicó el vocero de la gobernación, Juan Courel, ante la consulta de LA NACION. "Ya habló el vicepresidente y dejó en claro la postura del kirchnerismo: es tiempo de gobernar", insistió el funcionario.

A lo largo del día de ayer, Boudou se encargó de restarle asidero a la posibilidad de que la Casa Rosada esté preparando el camino para lograr una reforma constitucional que habilite la re-reelección de Cristina Kirchner.

Ese debate se había abierto un día antes, cuando trascendió que el propio Boudou había avalado la posibilidad, lanzada por una diputada de La Cámpora, durante un almuerzo con legisladores e intendentes bonaerenses, en Mar del Plata.

Por esa reunión tuvo un paso fugaz el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, que también abrió un paréntesis en el debate, aunque sin descartarlo.

El resto del gabinete de Scioli mantuvo un estricto silencio. Razones no le faltan: la re-reelección de Cristina Kirchner troncharía la proyección política de Scioli, que no puede buscar un tercer mandato en la provincia sin reformar, a su vez, la Constitución bonaerense. Desde La Plata descartaron enfáticamente esa posibilidad.

"No estamos pensando en esas cosas", subrayó un funcionario cercano al gobernador, quien descansa por estos días en Francia, donde recibiría tratamiento por su brazo ortopédico. Sin embargo, las llamadas desde Europa son constantes, comentan en la Gobernación.

En el conurbano, la posibilidad de la re-reelección sumó el respaldo del intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, pese a los intentos de la Casa Rosada por enfriar el debate, que se tradujeron en llamadas a varios jefes comunales, según pudo saber LA NACION. "Si el país sigue creciendo, no tengo duda de que el pueblo va a salir a pedir que la Presidenta no se vaya", sostuvo Curto, otro de los asistentes al almuerzo de Boudou.

AÚN NO ES TIEMPO, ADVIRTIÓ MARIOTTO

En ejercicio de la gobernación bonaerense por la licencia de Daniel Scioli, Gabriel Mariotto minimizó también el debate sobre la re-reelección presidencial. Sin descartarlo. "No es tiempo de hablar de reformas constitucionales, sino de gobernar", sostuvo ayer, durante un acto en Miramar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas