Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Datos de la OIT

Las dos caras del desempleo mundial

Economía

La "gran recesión" de 2008 y 2009 agudizó dramáticamente los problemas mundiales en el empleo y la pobreza. Sólo como referencia, a la fecha -y de acuerdo con el reciente informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)-, la desocupación global aumentó en 30 millones, lo que la llevó a un total de 225 millones (7% de la población activa). Además, los niveles de pobreza -ingresos diarios menores a dos dólares diarios- alcanzaron a casi 1000 millones de personas.

La recuperación de la economía mundial en 2010 permitió atenuar la tendencia negativa, pero la crisis de la zona del euro y la desaceleración mundial volvieron a complicar el panorama en 2011. Los últimos datos publicados a diciembre del año pasado son bien demostrativos de la gravedad de la situación. La zona del euro, por caso, alcanzó una tasa de desempleo del 10,3% (16,4 millones), mientras que en Estados Unidos el registro fue del 8,5% (13,1 millones). Las dos mayores economías del mundo conviven con la friolera de casi 40 millones de desocupados.

Sin embargo, se trata de escenarios diferentes. Tomando como inicio la recesión global de enero 2008, se advierte que, a esa fecha, el ratio de desempleo en la zona del euro era del 7,2%, mientras que en Estados Unidos era de 5,1%. A partir de allí, los comportamientos han sido disímiles. En Europa, el total de desocupados mostró una sostenida tendencia creciente. Por el contrario, en la tierra de Obama, el desempleo tuvo una primera y fuerte etapa creciente; que finalizó con un máximo del 10,2% (octubre de 2009). A partir de allí, la situación se revirtió y hubo una continua creación de empleo.

Desde el inicio de la recesión, la Unión Europea (UE) no dejó de destruir empleos (5 millones), mientras que en Estados Unidos se generaron 9 millones de desocupados adicionales. Pero, desde esa fecha, Obama recuperó casi 3 millones de trabajos.

Las diferencias se encuentran en las distintas políticas macroeconómicas seguidas por las economías. La zona del euro siguió al pie de la letra el fundamentalismo alemán: "ajustar las cuentas públicas, luego crecer". En medio de un franco y general deterioro de sus economías, las autoridades comunitarias exigieron a sus países miembros -especialmente a los más comprometidos- salvajes ajustes fiscales, que, como lo indica la teoría y la experiencia, lo único que han logrado es más recesión y mayor desempleo. A este respecto, para 2012 se estima una caída de su PBI del orden del 1% y un agravamiento de su desempleo a un ratio no menor al 11 por ciento. Por el contrario, Estados Unidos siguió el camino inverso: "crecer, luego ajustar." En consecuencia, en vez de implementar ajustes, puso en práctica políticas de estímulo -monetarias como fiscales-, las cuales le han permitido no sólo evitar una doble recesión, sino también entrar en 2012 con claros síntomas de recuperación. En efecto, para el corriente año, el consenso pronostica una expansión del orden del 2,5% y una disminución de su ratio de desempleo al 8 por ciento.

La recesión global impactó de lleno en el mercado laboral de las dos primeras economías del mundo. Sin embargo, Estados Unidos ya comenzó su recuperación, mientras que la zona del euro se encamina a una nueva recesión y a mayores niveles de desocupación.

El autor es economista y director de la consultora Fimades.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProtesta policialPobrezaEugenio ZaffaroniTelefonía 4GLa pelea con los holdouts