Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Díez Torres: "El tema de las Malvinas no entra en la política exterior europea"

Política

El embajador de la Unión Europea en la Argentina, Alfonso Díez Torres, expresó que "el tema de las islas Malvinas no entra en la agenda de la política exterior de la Unión Europea (UE)", y se mostró reacio a que los países de ese bloque reformulen el Tratado de Lisboa, como quiere la Casa Rosada. Es que en ese tratado fundacional de la UE, Gran Bretaña incorporó las islas del Atlántico Sur como parte de su territorio.

Para el diplomático europeo no quedan dudas de que el tema Malvinas no será llevado al debate de la Unión Europea. A la vez, Díez Torres se mostró pesimista respecto de los efectos negativos que traerá la crisis del Viejo Continente para el país y las consecuencias que le generará a la administración de Cristina Kirchner no pagar en lo inmediato la deuda con el Club de París. "Es obvio que habrá menos exportaciones e importaciones entre la Argentina y Europa por la crisis", aseguró el embajador de la UE en diálogo con LA NACION.

-¿Qué papel jugará Europa en la resolución del conflicto entre Londres y Buenos Aires por las Malvinas?

-El tema de Malvinas no entra en el ámbito de la política exterior de la Unión Europea. Tenemos una política exterior que no lo abarca todo. Además, el criterio que rige en la UE es el sentido de consenso pleno.

-Pero el gobierno argentino reclama a la UE que revise el Tratado de Lisboa para instar a Londres a sacar a las Malvinas de la lista de sus territorios incluidos en ese tratado.

-Hay cierta confusión en este tema porque el hecho de que en el Tratado de Lisboa se contemple a las Malvinas como parte del territorio británico es puramente descriptivo. Los Estados enumeran sus territorios. Es un artículo que venía de antes, de tratados anteriores. Ello no implica un reconocimiento de la soberanía de Gran Bretaña en Malvinas por parte de los países europeos. Esto se debe definir de manera bilateral entre el Reino Unido y la Argentina. Hoy las Malvinas están bajo jurisdicción del Reino Unido y es un hecho. Esto se debe discutir con la Argentina. No tiene sentido revisar el Tratado de Lisboa en este caso. Si no, España no podría haber firmado con Gran Bretaña ese tratado de la UE por la disputa que hay por el Peñón de Gibraltar. Ese es un tema bilateral de esos países. Por lo tanto, no tiene sentido revisar el Tratado de Lisboa por el tema de Malvinas. Además, para ello se requeriría unanimidad de todos los Parlamentos y de todas las instancias del bloque.

-¿Cree que las trabas a la importación de la Argentina a algunos productos europeos significará un freno para las inversiones?

-Está claro que esas medidas no ayudan y podrían significar dudas y dificultades por parte de uno de los socios de abrir sus mercados. Esa política de protección está allí y es legítima para la defensa de lo nacional. Hay indicios claros de que la Argentina quiere una industria competitiva y no sólo sobre la base de protección. Por eso creo que el acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur sería muy importante porque permitiría un flujo de inversiones mayor.

-¿No tiene prevista la Unión Europea realizar quejas formales ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las licencias no automáticas?

-Eso podría ocurrir, pero no hay que dramatizar una acción de ese tipo porque ello significa que cuando hay dudas en cuanto a la pertinencia de la medida se realizan ese tipo de procedimientos ante la OMC. En la OMC hay preocupación por el tema y el caso está bajo análisis, pero no hay de momento una decisión de ir a una etapa de reclamo de sanciones.

-¿En qué medida el pago al Club de París de parte de la Argentina despejará las dudas de los inversores europeos?

-Sin duda, es un tema central para el flujo de inversiones. Es una de las fojas pendientes para normalizar las relaciones económicas. Va más allá del restablecimiento del vínculo financiero. Sería un signo para asignar mayor confianza en el país.

-¿Hoy es un freno para las inversiones este tema?

-Si uno mira la situación macroeconómica del crecimiento de la Argentina y la compara con índices de confianza de inversión es evidente que hay un desajuste que se explica por situaciones de este tipo.

-Un informe del Parlamento de España de 2011 mencionó aspectos de inseguridad jurídica en la Argentina...

-La Unión Europea es el principal inversor en la Argentina y en sectores que tienen una visión a largo plazo. De modo que ese juicio no creo que sea del todo exacto. Pero un acuerdo de la UE y el Mercosur sería un certificado de calidad que va más allá de los propios acuerdos.

-La crisis europea ya afectó a la Argentina con el recorte de fondos de ayuda social para 2014. ¿Cuáles son los otros efectos negativos de la crisis europea?

-La estrategia de ayuda social se redefinió y ahora sólo apuntará a países emergentes. Eso no significa que no habrá apoyo financiero y de inversiones a la Argentina. Habrá otro tipo de enfoque en la ayuda. La Unión Europea no va a dejar su política de desarrollo y de inversiones en la región a pesar de la crisis.

-¿Entonces, no habrá un impacto negativo por la crisis?

-Obviamente que al haber una menor actividad económica en Europa es muy probable que pueda haber menos exportaciones. Pero a la vez habrá necesidad de buscar nuevos mercados emergentes y ése es el efecto positivo que siempre puede tener toda crisis.

En voz alta

"Hoy, las Malvinas están bajo jurisdicción del Reino Unido y es un hecho y se debe discutir con la Argentina. No tiene sentido revisar el Tratado de Lisboa en este caso"

"La incorporación de las islas Malvinas en el Tratado de Lisboa es descriptivo. No implica que haya un reconocimiento de la soberanía de Gran Bretaña por parte de Europa"
ALFONSO DIEZ TORRES. Embajador de la Unión Europea .

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP