Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

¿Quedará la Argentina a salvo de la crisis financiera?

Enfoques

En un mundo globalizado resulta evidente que ningún país estará "blindado" ante la crisis que, al menos por ahora, se halla concentrada en la eurozona (EU). En el caso particular de la Argentina, el famoso empujón de cola que acompañó en años anteriores al "modelo", a partir de 2012 se transformará en un viento en contra, cuya intensidad dependerá de la magnitud final de la recesión vigente en la EU. Cualquiera que fuera el caso, los principales impactos negativos sobre nuestra economía serán: caída del volumen y precio de las exportaciones, baja de ingresos fiscales por disminución de retenciones y, consecuentemente, menores niveles de actividad. A este escenario, se le suman las disparatadas políticas internas seguidas en materia de control de cambios y de importaciones. En síntesis, el inevitable impacto negativo de la crisis internacional se verá exacerbado por los errores domésticos. ¿El resultado? En el mejor de los casos, un crecimiento anémico para 2012.

Para el corriente año, los vencimientos perentorios de capital e intereses ascienden a una cifra del orden de los 12.000 millones de dólares. Con un déficit fiscal estimado en una ratio no menor al 2.5% del PBI, resulta claro que se debería recurrir al financiamiento externo. Sin embargo, el problema es que su costo -debido a los defaults con el Club de París, los holdouts y el Ciadi- sería tan elevado que no haría más que agravar el problema. En consecuencia, finalmente, la solución para el financiamiento de la deuda pública quedará bajo la responsabilidad de las creativas mentes del BCRA y del Ministerio de Economía.

El autor es economista.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba