Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri revisa su política de vetos para evitar críticas

Busca cerrar flancos con la mente puesta en su proyecto presidencial; tensiones internas

Domingo 05 de febrero de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

En el futuro de Mauricio Macri habrá menos vetos y más cuidado hacia su imagen institucional.

No es la predicción de un adivino, sino la decisión que tomó su círculo aúlico pensando en su candidatura presidencial para 2015.

Su "sí fácil" para vetar 106 leyes durante su gestión (sobre un total de 1504 aprobadas) le abrió un flanco que los suyos consideran innecesario.

Esta semana la presidenta Cristina Kirchner lo llamó "vetador serial" por cadena nacional y su vice, Amado Boudou, hizo suyo un apelativo ya usado en medios afines al Gobierno y lo bautizó "Capitán Veto" , en alusión a la canción de Spinetta "El anillo del Capitán Beto". El tema encendió a los opositores en la ciudad y puso al gobierno porteño a la defensiva.

Puertas adentro una misma pregunta fue surgiendo en todos los espacios del macrismo. ¿Era necesario tragarse este sapo? Y todos creen que no.

Nunca lo dirán en público, pero ministros y legisladores de Pro admitieron a LA NACION que hubo vetos socialmente antipáticos, que hubieran ocasionado menos problemas si se dejaban pasar, desde la cancelación del congreso pedagógico que había impulsado el propio Pro hasta la negativa a darle un subsidio de apenas 50.000 pesos a la Asociación Síndrome de Down.

Mientras todos buscan culpables, dos altas fuentes del macrismo confirmaron que la nueva orden para este año será que los proyectos inviables se frenen en la Legislatura, para dejar a Macri y su proyecto presidencial a salvo de dedos acusadores.

Para eso el Pro contará con dos legisladores más de los que tenía: pasará de 24 a 26, más tres aliados frecuentes, que llegan a seis en algunos proyectos (sobre un total de 60) y con eso le deberá alcanzar.

"Vamos a tratar de hacer un trabajo más minucioso en las comisiones para que los proyectos lleguen sin errores técnicos. Va a haber mejor trabajo previo, mayores consensos y menos proyectos aprobados sobre tablas", explicó a LA NACION Alejandro García, legislador de Pro y mano derecha del nuevo presidente del bloque, Fernando De Andreis.

En reserva, en Pro admiten errores políticos: por un lado el bloque dejó pasar proyectos contando con el veto de Macri y por otro negoció con la oposición el apoyo a leyes propias a cambio de otorgarles otras, pero Macri las vetó y así rompió esos acuerdos parlamentarios. "Este año vamos a pagar eso en la Legislatura, porque la oposición ya no nos va a creer", se quejó un macrista.

Amargados, en la Ciudad también deslizan que la Secretaría Legal y Técnica no se tomó el trabajo de hacer algunas cuentas, porque los montos que implicaban varias leyes no justificaban su veto.

Hacia afuera, sin embargo, siguen defendiendo los vetos en forma monolítica: desde la Secretaría de Medios circuló un paper con argumentos para que ministros y legisladores tuvieran en cuenta.

La explicación oficial es que hubo sólo dos vetos políticos: la ley que regulaba el trabajo de los trapitos (porque Pro no avalará la actividad de los cuidacoches) y la que establecía que los medicamentos sólo pueden venderse en farmacias (porque defienden la comercialización amplia de los medicamentos de venta libre).

Financiamiento

En el resto de los casos aducen razones técnicas o presupuestarias. Por ejemplo, Macri vetó las leyes que implicaban subsidios (porque sostiene que el tema lo maneja cada ministerio y no la Legislatura) y también las que no proponían sus propias fuentes de financiamiento.

Entre los problemas técnicos, dan como ejemplo la ley que proponía poner semáforos sonoros para ciegos en calles con demasiada contaminación sonora, o la que establecía abrir una nueva sede del SAME en un predio con una sola salida y una calle repleta de tráfico y semáforos.

Para la oposición esas explicaciones no alcanzan. "Cuando no están en el Gobierno hablan del control republicano y la división de poderes, pero cuando están en el Ejecutivo se olvidan de todo", apuntó Maximiliano Ferraro, legislador de la Coalición Cívica.

Macri también recibió la reprimenda de constitucionalistas y de organizaciones civiles, que aunque admitieron que tiene la facultad constitucional de vetar leyes, le recordaron que eso debería ser una medida "excepcional" (ver aparte). Desde el gobierno porteño respondieron que Macri vetó menos de un 6% de las leyes que se aprobaron y (seguros de que no hay mejor defensa que un buen ataque), criticaron la baja productividad y la obediencia del Congreso Nacional.

"En el kirchnerismo no hay vetos porque no aprueban leyes, y cuando hay una ley importante como el 82% móvil a los jubilados, la Presidenta la veta, con un impacto mayor a todos los vetos de Macri juntos", dijo a LA NACION el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

"La Legislatura no es una escribanía como el Congreso. Nosotros damos la discusión aunque vayamos a perder", se sumó García. No dijo que después de las críticas, seguramente cambiarán de táctica.

El top 5

1. Mauricio Macri. Lidera el ranking con 106 vetos. Son más de 2 leyes bloqueadas por cada uno de sus 50 meses de gestión.

2. Aníbal Ibarra. Tampoco se quedó atrás. Bloqueó 93 leyes en 68 meses: una cada 20 días.

3. Fernando de la Rúa Vetó 40 leyes como jefe de gobierno porteño. En 39 meses de gestión, vetó una ley cada 35 días.

4. Jorge Telerman El sucesor de Aníbal Ibarra anticipó el boom de Macri: vetó 37 leyes en 19 meses, una cada 15 días.

5. Enrique Olivera Reemplazó a De la Rúa y vetó poco: 4 leyes en 8 meses.

Michetti y Del Sel, de campaña para 2015

La diputada Gabriela Michetti y el referente de Pro santafecino, Miguel del Sel, iniciaron su desembarco bonaerense con una visita a la localidad de Lincoln, donde se reunieron con dirigentes. "Seguiremos trabajando para ser una alternativa electoral en 2013 y en 2015 y llevar a la presidencia a Mauricio Macri, porque estamos convencidos de que es la mejor opción para que la Argentina aproveche todos sus recursos y saque de la pobreza a millones de compatriotas", sostuvo Michetti. La ex vicejefa porteña podría ser la carta macrista para pelearle al kirchnerismo en las elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas