Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Espacio público / El primer paso hacia la peatonalización de toda la zona

El microcentro, con 60% menos de autos

Información general

En el comienzo de las restricciones, la circulación cayó de 15.000 a 6000 vehículos; apoyo de peatones y ciclistas, críticas de dueños de garajes

Por   | LA NACION

El proyecto para peatonalizar el microcentro porteño, que ayer debutó con la restricción al ingreso de vehículos particulares entre las 11 y las 16, no encuentra matices entre quienes conviven diariamente en esa zona de la ciudad. Están quienes se oponen tajantemente, sobre todo los dueños de estacionamientos, taxistas y algunos comercios, y quienes lo apoyan sin reparos, como los peatones y ciclistas. Por lo pronto, ayer la circulación en ese horario cayó un 60% al pasar de 15.000 a 6000 vehículos.

"Las cosas así como están no sirven", se quejó Luis Fernández, presidente de la Asociación de Taxistas de la Capital, entidad que ayer difundió durísimas críticas a la política de tránsito y transporte del gobierno porteño. "A nosotros nos parece bien que el centro se transforme en peatonal, pero creemos que falta un plan estratégico claro. Cuando la gente vuelva de las vacaciones, las calles van a colapsar", pronosticó Fernández.

Para Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara de Garajes y Estacionamientos, "hay que esperar unos días para ver qué ocurre, pero seguramente disminuirá la clientela, habrá despidos y ahí comenzarán los problemas". En cuanto a la peatonalización del centro , Sánchez manifestó: "Probablemente sea perjudicial para el gremio, pero habría que evaluarlo desde el lado urbanístico".

Ayer, en el primer día de las restricciones , unos 40 agentes de control de tránsito que participaron de un operativo espacial labraron unas 100 actas de infracción -los conductores deberán pagar $ 180 cada uno-. Las restricciones alcanzan a la zona comprendida por las arterias Leandro N. Alem, Córdoba, Carlos Pellegrini y Avenida de Mayo.

 
 

Calles vacías

"¡Están las calles vacías, esto es espectacular!", dijo eufórico Víctor Acosta, de 40 años, subido a su bicicleta. "Si estoy estacionado acá es porque no andan los autos, de otra forma, sería imposible", agregó, apoyado sobre el cordón de la vereda en Maipú al 600. En esa zona, a partir de las 11, los autos particulares empezaron a disminuir hasta prácticamente desaparecer. Sólo quedaron taxis, motos y bicicletas.

La alegría de Víctor no fue la única. Muchos taxistas, peatones y colectiveros se mostraron felices ante la puesta en práctica de la normativa que regula el acceso de vehículos particulares al microcentro. "Hoy está todo mucho más tranquilo, otros días el microcentro era un desastre", aseguró Martín Vagó, de 33 años, quien trabaja en una oficina de la zona. "Habrá que ver si la disminución de coches se sostiene después de las vacaciones."

Gabriel Martínez, chofer de la línea 146, dijo que manejar con tan pocos autos era un placer. "¡El cambio es más que notorio!", gritó a LA NACION desde la ventanilla mientras transitaba por la calle Sarmiento.

Verde fluorescente

Vestidos de un verde fluorescente, que brillaba bajo el sol del mediodía, los agentes de tránsito, parados en distintas esquinas del microcentro porteño, se ocuparon de despejar la zona de autos y de repartir volantes que informaban sobre la nueva reglamentación. "¿Yo puedo pasar?", les preguntó un motoquero que al escuchar la aprobación de los agentes dobló rápido antes de que la luz del semáforo cambiara a verde.

"Hay un gran vacío en las calles", aseguró Orlando Centurión, que desde hace 20 años es taxista. "Andan muy pocos autos y me parece bárbaro esto que se decidió hacer. No sé si es porque estamos en febrero o porque efectivamente andan menos coches, pero la situación no es la misma que antes."

Las restricciones al tránsito de vehículos particulares en el microcentro tienen algunas excepciones: las calles Viamonte y San Martín, entre Corrientes y Córdoba; Bartolomé Mitre, entre Carlos Pellegrini y Diagonal Norte, y Piedras, entre Avenida de Mayo y Rivadavia. También las avenidas Corrientes y Diagonal Norte.

"Después de las 11, sólo entró un auto", aseguró preocupado Diego Fleitas, a cargo de una cochera sobre la calle Sarmiento. "Lo habitual era que a esa hora ingresaran entre 15 y 20, pero parece que las cosas van a cambiar." Y la polémica recién empieza.

UNA RESTRICCIÓN QUE DATA DE 1976
La medida que restringe la circulación vehicular en el microcentro porteño no corresponde a una nueva normativa sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri, sino que corresponde a una antigua norma (la ordenanza 32876/76 y los decretos 2268/76 y 399/97) que datan de 1976. Pero en la actualidad, no se cumplían. Por entonces, la municipalidad porteña había sancionado dicha medida por la gran confluencia de personas a la zona céntrica, donde proliferaban las oficinas, los organismos públicos y las entidades bancarias. Después de un tiempo, los controles cayeron y la norma quedó en desuso..

TEMAS DE HOYLa muerte de China ZorrillaLey de abastecimientoEducaciónTata Martino, DT de la selección